VVC – Capítulo 1139

0

Capítulo 1139: Enfermedad inconfesable 6


Mo Zhao apretó sus dientes de acuerdo. Long Fan secretamente llamó a cinco de sus seguidoras. Esas mujeres eran hermosas y cada una era atractiva a su manera. Eran consideradas como las mujeres más atractivas en el palacio. Sin embargo, el resultado fue abismal. Aunque el tamaño de su… era bastante grande, no era más que una mera decoración. No se elevó en absoluto, ni siquiera una vez.

Él era impotente y era incurable. El hermoso rostro de Mo Zhao se oscureció. La temperatura helada en su habitación hacía que los demás se sintieran como si estuvieran congelados. Lanzó una mirada helada a las cinco mujeres, luego se giró para mirar a Long Fan. Le habló a través del audio dirigido, «¡no quiero que nadie se entere!» Después de eso, inmediatamente salió de la habitación.

Long Fan quedó sin palabras. Sabía que lo que el Gran Señor quería decir y era que quería que las matara. Sin embargo, el palacio estaba en un estado de ansiedad. Sería difícil matar a las cinco sin causar una conmoción.

Una luz parpadeó en sus ojos. Mantuvo la compostura y les dio consejos para que mantuvieran sus bocas cerradas. Las cinco mujeres no eran personas comunes. Algunas ya se habían dado cuenta de que serían asesinadas y cayeron en un estado de terror. Sin embargo, se sintieron más aliviadas después de escuchar sus palabras. Rápidamente le prometieron guardar el secreto.

Long Fan suspiró. «Conocen un gran secreto. El Gran Señor me ha ordenado que las mate a todas, pero no tengo el corazón para hacerlo como ustedes han estado conmigo todos estos años. Lo haremos así; las enviaré a una misión, manténganse con un perfil bajo hasta que el problema desaparezca y regresen después».

Tenían una deuda de gratitud por su amable oferta y accedieron inmediatamente. A la mañana siguiente, Long Fan las embarcó en una nave y las envió personalmente. Sabía muy bien que nunca regresarían.

Había alterado la estructura de la nave, haciendo que se desintegrara mientras navegaba a través de la lava. Los pasajeros perecerían bajo el calor extremo sin dejar rastro.

Después lidiar con el asunto, Long Fan estaba completamente agotado. Regresó a su habitación con la esperanza de tener un buen descanso. De alguna manera, miró uno de los videos de vigilancia en la esquina y vio a una persona corriendo hacia la prisión.

¡Era Gu Xijiu!

Long Fan le había dado una dosis considerable la última vez… ¿era totalmente inútil para ella? ¿No había perdido la memoria?

El deseo de Long Fan dormir volvió a desaparecer. Se sentó y observó la pantalla, tratando de mantener la calma y compostura. En esa ocasión él había mejorado su vigilancia para también incluir sonido.

Cuando Gu Xijiu entró en la celda, Di Fuyi estaba durmiendo.

Ella se alejó un poco de él y lo miró. Parecía de cierta manera distraída. Unos momentos después, comenzó a hablar, «¡hey!»

Di Fuyi abrió lentamente sus ojos y la vio. Quedó en blanco y suspiró. “¿Qué estás haciendo aquí? Se supone que no debes venir aquí».

Gu Xijiu pellizcó su boca hasta una delgada línea. «¿Te llamas Di Fuyi?»

Había una señal de dolor en sus ojos, pero mantuvo su sonrisa. “Sí”.

«Mi querido Zhao me dijo que eres un tipo malo. ¿Realmente eres un tipo malo?»

La pregunta era tan tonta que Long Fan se sintió impotente.

Di Fuyi también suspiró. «Xijiu, un tipo malo real nunca admitirá que es un tipo malo. Hay algo malo con tu pregunta. ¿Te parezco a ti un tipo malo?»

Gu Xijiu lo miró con la cabeza inclinada hacia un lado. «No pareces uno…»

Di Fuyi se sintió encantado por su comentario. La miró con ligeros brillos en sus ojos. “Xijiu, debes confiar en tus propios ojos”.