VVC – Capítulo 1136

0

Capítulo 1136: Enfermedad inconfesable 3


Gu Xijiu asintió. Su rostro se iluminó con una hermosa sonrisa mientras respondía, «delicioso». La expresión pura en sus ojos parecía tan inocente como la de un niño de siete u ocho años.

Mo Zhao suspiró antes de continuar, «nos casaremos pasado mañana. ¿Estás emocionada?»

Los ojos de Gu Xijiu brillaban. «¿Casarse significa que estaremos juntos para siempre?»

«Sí, serás mi esposa después de casarnos y estarás a mi lado, por siempre».

«¡Entonces, estoy emocionada!» Gu Xijiu contestó sin la menor vacilación.

Después de la comida, se levantó rápidamente para limpiar los platos de la mesa como una esposa recién casada. Mo Zhao la detuvo. “Eres la futura esposa del Gran Señor. No necesitas hacer este trabajo servil, deja que los sirvientes lo hagan». Tocó la campana de plata sobre la mesa y un sirviente entró y rápidamente limpió los platos. Cuando terminó, se marchó con la cabeza agachada.

«Mi querido Zhao, ¿quieres un poco de té?» Gu Xijiu estaba ansiosamente atenta.

Mo Zhao vaciló poco y después sacudió su cabeza. “No es necesario No tengo sed».

«¿Tus hombros se sienten incómodos? ¿Quieres que te dé un masaje?»

Mo Zhao quedó sin palabras. No pudo evitar sentirse indefenso. “No hay necesidad de eso. ¡Ya has masajeado mis hombros ocho veces hoy!»

«Oh,» respondió Gu Xijiu brevemente. Dejó de hablar y se sentó tranquilamente con su cabeza agachada.

Mo Zhao la miró y comenzó a darle palabras reconfortantes. “Xijiu, hay muchas formas en que puedes complacerme, aparte de hacer té y darme masajes. ¿Se te ocurre algo?»

Perpleja, Gu Xijiu lo miró fijamente y repitió sus palabras. «¿Se me ocurre algo?» Pensó por un momento y luego puso sus manos alrededor de su cabeza y descansó sobre la mesa, «¡Dolor de cabeza! ¡Dolor de cabeza!»

Mo Zhao quedó sin palabras.

Cuando entró Long Fan, Gu Xijiu sufría de un dolor en su cabeza. Sudor frío salía de su frente.

Long Fan frunció su ceño. “¿Por qué se activó?” Rápidamente tomó una pastilla y caminó hacia ella. Quería levantarla y darle de comer la pastilla.

Cuando él la tocó, ella inmediatamente dio unos pasos hacia atrás. «¡No te acerques a mí! ¡Apestas!»

Long Fan no sabía qué decir. Poco impresionado, le entregó la píldora a Mo Zhao. “Mi Gran Señor, por favor dale la píldora”.

Mo Zhao suspiró mientras llevaba la píldora a sus labios y la alimentaba. Poco después, Gu Xijiu estaba un poco aturdida y adormilada.

Mo Zhao la llevó a la cama y la puso a dormir.

Ella se quedó dormida casi inmediatamente y no le respondió en absoluto, incluso después de que la llamara varias veces.

«Long Fan, sólo quería que se borrara su memoria, no que se convirtiera en una tonta. Mírala, ahora es como una tonta que sólo sabe hacer té y dar masajes». Mo Zhao estaba molesto. «Incluso tiene un dolor de cabeza terrible cuando se requiere que piense. ¿Estará así para siempre?»

Preferiría tener a la vieja Gu Xijiu que era como una hermosa rosa con espinas y no a esa chica tonta. Era intelectualmente inferior, como una niña de ocho o nueve años.

La expresión de Long Fan estaba en blanco. «Mi Gran Señor, la medicina que borra su memoria tiene algunos efectos secundarios. Te lo había dicho antes. Además, eras quien deseaba que fuera obediente y te gusta el té que prepara. Esperabas que algún día te masajeara los hombros y que te amara de todo corazón. Ahora, todos tus deseos se han cumplido completamente. Mi Gran Señor, si aún no está satisfecho, entonces yo…»

Frunciendo su ceño, Mo Zhao chasqueó su lengua en desaprobación. «Sin embargo, ahora parece una estatua sin ninguna alegría o curiosidad. ¿Es posible mejorar su inteligencia?»

Long Fan le dio un vistazo a Gu Xijiu, quien ahora estaba acostada en la cama.