VVC – Capítulo 1130

0

Capítulo 1130: Veamos quién es más despiadado


“No me importa decirte que aunque este no es su cuerpo original, el Anciano Long ha instalado un dispositivo en este cuerpo. Sin un método especial, será difícil para su alma abandonar este cuerpo una vez que lo haya poseído. Así que, puedes olvidarte de la idea de matarla y reunir su alma después para transferirla de regreso a su cuerpo original ya que no funcionará. Una vez que sea asesinada, su alma también resultará gravemente herida. No sólo no podrá volver a su cuerpo original, sino que su alma también desaparecerá, ya que tampoco podrá poseer otro cuerpo”.

Mo Zhao había cerrado todas las puertas para que él escapara a menos que no le importara su vida. Todos permanecieron en silencio y esperaron la decisión de Di Fuyi.

El Maestro Celestial Zuo solía vivir una vida despreocupada y nunca favoreció a nadie, así que era imposible que alguien lo amenazara en el pasado. Hubo una vez que, uno de sus mejores ayudantes fue capturado por su oponente y él fue amenazado por este. Sin embargo, no vacilo al matar a su subordinado para poder atrapar a su enemigo. Después torturó a su enemigo hasta el punto de que su alma lloró durante días, ya que Di Fuyi incluso torturó su alma después de matarlo.

Desde entonces, nadie se atrevió a amenazarlo con sus subordinados. ¿Qué tal en esta ocasión? ¿Qué es lo que iba a hacer? ¿Funcionaría la amenaza de Mo Zhao?

Nadie podía ver su expresión cuando la máscara cubría su rostro. Miro hacia abajo por un segundo y sonrió. “Muy bien, eres el ganador. ¿Qué quieres ahora?”

Su voz era clara y tranquila, pero todos estaban aturdidos y pensaron que lo habían escuchado mal. Incluso aunque Gu Canmo se preocupaba mucho por Gu Xijiu y no quería verla lastimada, no estaba de acuerdo con la acción de Di Fuyi, especialmente en una situación tan crítica. No pudo evitarlo y decidió enviar un audio dirigido a Di Fuyi. “¡Maestro Celestial Zuo, hará muchas peticiones irrazonables una vez que aceptes su oferta! No sólo hay una oportunidad de que no podamos salvar a Gu Xijiu, también estaremos enviando de nuevo al tigre a su cueva. No fue fácil para nosotros atraparlo… ¡él regresará una vez que lo dejemos ir esta vez! No puedo imaginar cuántas vidas serán sacrificadas para entonces…”

Tian Jiyue también frunció su ceño y dijo fríamente. “¡Di Fuyi, no estoy de acuerdo contigo! ¡Los discípulos celestiales están destinados a defender la justicia y proteger a los inocentes!”

Di Fuyi fingió que no escuchaba lo que acababan de decir. Miró a Mo Zhao, “¿cuáles son tus condiciones?”

Mo Zhao estaba sorprendido y luego sonrió. “Di Fuyi, la amas mucho, ¿no es así?”

“Deja de decir tonterías. ¿Qué es lo que quieres? ¡Ve directo al grano!” Di Fuyi lo interrumpió.

Mo Zhao tomó una respiración profunda y continuó, “¡libera a mi gente y sé mi sirviente!”

“¡Tonterías! ¿Estás soñando?” ¡Gu Canmo siseó!

Tian Jiyue preguntó fríamente. “¿Todavía no has despertado de tu sueño?”

Di Fuyi sonrió suavemente. “Mo Zhao, siempre es bueno conocer tu lugar. Ninguno de ellos estaría de acuerdo incluso si dijera que sí. ¿Estás seguro de que puedes manejarlos?”

Su voz era fría y añadió, “debes saber que haré gritar a tus antepasados si te atreves a lastimarla. ¡Tu alma será destrozada en pedazos y me rogaras que te deje unirte con todos tus ancestros!”