VVC – Capítulo 1112

0

Capítulo 1112: Mi amado nieto me servirá


Ese restaurante tenía una gran variedad de personajes y era frecuentemente visitado por toda clase de clientes. Por tanto, su grupo no atrajo ninguna atención particular.

Un empleado parlanchín del restaurante les dijo, «si es un inconveniente para el joven noble estar con el venerable anciano aquí arriba, siempre puedo encontrar un asiento para ti abajo».

Long Fan sacudió su cabeza. “Eso no será necesario. El venerable anciano tiene un comportamiento excéntrico y no le gusta el ruido».

El empleado todavía quería decir más, pero Gu Xijiu interrumpió lánguidamente, «mi querido nieto es filialmente piadoso. Haz lo que dice».

Como Long Fan tenía miedo de sus trucos, le había hecho ingerir una especie de pastilla. No sólo era incapaz de moverse, sino que tampoco tenía fuerzas para hablar. Sólo pudo pronunciar un par de palabras con una voz ronca y débil, la cual apenas era más fuerte que el zumbido de un mosquito.

Gu Xijiu fue colocada en una posición que según Long Fan, era un buen lugar y era adecuada para ella.

Ella miraba hacia afuera de vez en cuando, mirando a la gente que pasaba por las calles y a los comerciantes que vendían y comerciaban aquí y allá. Era una escena floreciente para contemplarse.

Ella apenas podía sentarse doblando su espalda, pero levantar los brazos era imposible. Por tanto, aunque tenía hambre hasta el punto de que su estómago retumbaba, no podía probar la abundancia de manjares que tenía ante ella.

Long Fan obviamente se estaba vengando de ella por llamarlo antes, «nieto cariñoso». Aunque había llenado su plato con comida, aún no le había dado nada.

Como los comensales en ese piso eran los clientes más valiosos, los camareros entraban para servirles de vez en cuando así como para servirles vino o agua.

Gu Xijiu soportó el dolor durante un tiempo, pero cuando el empleado del restaurante finalmente apareció para llenar su bebida, le dijo, «quédate aquí y sírveme. Cuando termines de servirme, mi amado nieto te recompensará», aunque su voz era suave, todavía era audible.

Naturalmente, el empleado estaba contento y acepto sus demandas y atentamente se puso de pie a su lado. Después de un tiempo, cambió su atención a su plato antes de preguntar amablemente, sabiendo que tenía dificultades para moverse. «Venerable anciano, ¿debería alimentarte?»

Sin embargo, Gu Xijiu era un anciano remilgoso. «Eso no sería necesario, mi querido nieto me servirá», giró su cabeza vacilante e instruyó a Long Fan, «nieto cariñoso, tú eres mi nieto más filialmente piadoso. Ven y dale a tu abuelo una albóndiga».

Long Fan quedó sin palabras. Se dio cuenta de que el empleado lo estaba mirando y por eso se vio obligado a contener su ira y poner una albóndiga en su boca. Gu Xijiu comió lentamente la albóndiga y le dijo nuevamente, «querido nieto, ven y dale a tu abuelo una cucharada de sopa».

¡Long Fan sintió que quería estamparla en contra del plato de sopa! Sin embargo, no quería hacer un espectáculo de sí mismo antes de que comenzara el espectáculo. Como anteriormente se había hecho pasar por un nieto filialmente piadoso, se vio obligado a seguir con el acto y la alimentó.

Mientras tanto, ella tenía muchos trucos bajo su manga. Por ejemplo, se quejó de que los platos eran demasiado dulces o muy insípidos. También quería comer gambas y le pidió que pelara las cáscaras para ella… Sus instrucciones le daban dolor de cabeza y eventualmente, dejó de comer porque no lo dejaba comer en paz.

Enfurecido, Long Fan dijo, «¡más vale que conozcas tus límites! ¡No te daré el antídoto si me atormentas nuevamente y te dejaré sufrir en agonía!»

Gu Xijiu alzó su cabeza y lo miró en respuesta. “Amoroso nieto, gracias por tu duro trabajo. Para servir a un anciano como yo que ya tiene un pie en la tumba, ni siquiera puedes conseguir algo para comer. ‘Suspiro’, está bien, dame unas cucharadas más de sopa y el abuelo estará lleno».

Viendo que estaba a punto de detener sus tormentos, Long Fan controló su ira y la alimento con sopa. Sin embargo, abruptamente dejó salir una tos y roció sopa y saliva en el rostro de Long Fan…

Él nuevamente quedó sin palabras.

«¡Golpe!» El tazón de sopa inmediatamente fue aplastado con su mano, asustando al empleado del restaurante.

Gu Xijiu frunció su ceño con una expresión apesarada. «Mi querido nieto, el abuelo no quiso hacer eso. ‘Tos, tos’, «¿estás enfadado…?” ‘Tos tos’, “¿estás Ignorando a tu abuelo?»