Capítulo 110: ¡Siendo descarado!


“¡Choque!” Ambos chocaron y cayeron en el suelo.

Desafortunadamente, Gu Xijiu se convirtió en un colchón humano. Afortunadamente, el príncipe heredero reaccionó rápidamente y utilizo una de sus manos para sostener su cabeza cuando ambos cayeron.

Ambos estaban apilados el uno encima del otro. El alto y enorme príncipe heredero estaba encima de la pequeña Gu Xijiu, está casi se asfixia.

Nadie esperaba que eso sucediera y quedaron atónitos durante tres segundos.

Rong Jialuo parecía estar conmocionado y permaneció en esa posición por un tiempo.

Gu Xijiu rápidamente lo apartó y gritó, “¡Su Alteza!”

Rong Jialuo se recuperó de la sorpresa y la miró a los ojos por un momento. Fue entonces cuando estuvo dispuesto a levantarse y susurrarle una disculpa. La levantó y le preguntó con gran preocupación, “¿Estás bien?”

Fue rápido, pero Gu Xijiu sintió que ese príncipe heredero era extraño. Los latidos de su corazón aumentaron cuando la miro a los ojos.

Afortunadamente, ella se recuperó muy pronto y alejo su mano. Se peinó su flequillo con sus dedos y suspiró, “Justo ahora casi muero. Afortunadamente…”

Incluso antes de que pudiera terminar de hablar, el dedo de Rong Jialuo fue colocado en su vena.

Los artistas marciales no solían permitir que otras personas tocasen sus pulsos. Gu Xijiu intentó luchar y escapar con su técnica de teletransportación. Sin embargo, logró controlar su mente y dijo, “¿qué está haciendo, Su Alteza?”

¿¡De nuevo!?

Estaba actuando débil ya que no podía exponer sus conocimientos en las artes marciales, pero el bastardo seguía tratando de tomar ventaja de ella.

Rong Jialuo la soltó y dijo, “Afortunadamente estás bien. Me sentiría culpable si te hubiera lastimado”.

¡No temas! ¡Él lo hizo intencionalmente para confirmar si ella podía o no teletransportarse!

Incluso revisó su pulso para verificar si existía algún poder espiritual.

Sin embargo, ¡a él se le ocurrieron tantas excusas!

El príncipe heredero no era un hombre simple.

Extrañamente, fue tan tímido cuando lo ayudó a tratarlo, entonces ¿qué lo hizo transformarse en una persona totalmente diferente?

¡Se volvió más descarado que nunca!

¡Y la fragancia en su cuerpo incluso olía diferente!

Era la fragancia del Ámbar Gris, que sólo estaba disponible para la familia real. Sin embargo, aquella vez la fragancia no era tan fuerte como esa. Sintió una sensación de familiaridad…

Frunció su ceño y reflexionó. Repentinamente, ¡recordó que la bella princesa tenía la misma fragancia!

¿Eso era una fragancia especial para la familia real?

Todos regresaron a su asiento. Rong Yan parecía extremadamente enojado, como si su esposa lo hubiera engañado.

Gu Xietian estaba enredado dentro de un nudo de confusión. De acuerdo a las reglas y la cultura del Reino Feixing, las mujeres que tuvieran contacto físico con hombres no era diferente de perder su virginidad, en caso de que no estuvieran peleando. La mejor solución para detener los rumores, era casarse con ese hombre.

Sin embargo, estaba comprometida con el duodécimo príncipe y por lo tanto, ya no podía estar casada con otro hombre.

Además, ¿cómo se atrevería ella a pedirle al príncipe heredero que se responsabilizara de eso?

La concubina oficial del príncipe heredero sería la reina del reino y el proceso de selección era una ceremonia muy detallada y complicada.

El príncipe heredero no debía casarse con una plebeya, especialmente alguien con rasgos faciales imperfectos y cuyo poder espiritual era menor del nivel cuatro…

Sin embargo, Gu Xijiu era exactamente la chica con quien el príncipe heredero no se casaría.

Todos tenían un plan en mente excepto por Gu Xijiu. Ella se preguntaba si el príncipe heredero había descubierto su falla.

Estaba viviendo la mentira a la perfección, pero ¿cómo la reconoció el príncipe heredero?

Repentinamente recordó algo y quedó atónita.

¡El traje que arrojó al foso!

Era fácil para las personas predecir la altura según el tamaño del traje y la longitud de los zancos.

Ese traje le quedaba perfecto en aquel momento y con eso, él sería capaz de predecir su estatura basado en el traje.

El príncipe heredero tenía muchas conexiones y medios, por lo que probablemente era consciente del caso del traje