VVC – Capítulo 1050

0

Capítulo 1050: ¿Por qué no te ayudo a envolverla?


Gu Xijiu quedo sin palabras. Ye Hongfeng la miró y le preguntó, «mi maestro estaba peleando con la bestia en el área abandonada antes. ¿Por qué soltaste un buey para atraerla hasta aquí?»

Gu Xijiu respondió con indiferencia, «¡habría llamado a sus amigos si no lo hubiera hecho!» No quería hablar más con Ye Hongfeng. Por tanto, se dio la vuelta y fue a ayudar a Long Siye.

Había encontrado la debilidad de la bestia, por lo que probablemente podrían matarla más rápido si lo ayudaba.

«Por favor, no te vayas».

Ye Hongfeng se agarró rápidamente de su manga. «Tengo miedo».

Gu Xijiu era impaciente. «¿De qué tienes miedo, jovencita?»

«Tengo miedo de que haya otras bestias feroces… ¡Hay tantas en la jungla!»

Gu Xijiu se sintió como si le fuera a dar un dolor de cabeza. “¿Pensé que tenías un poder espiritual de nivel cinco y medio? Las bestias normales no son capaces de lastimarte.

«Yo… yo nunca antes he cazado o luchado. Estoy aterrorizada de estar aquí sola. ¿Podrías quedarte aquí conmigo? Mi maestro te dijo que te quedaras conmigo y me protegieras si algo sucedía…» Ye Hongfeng se negó a soltar la manga de Gu Xijiu.

Gu Xijiu estaba molesta. Aunque no le gustaba Ye Hongfeng, era una discípula de Long Siye y él priorizaba a sus discípulos. De lo contrario, él no la habría resucitado y reclutado como su discípula. Incluso la trataba bien.

Aunque tuvo sexo con ella cuando estaba borracho, no habría sucedido a menos que alguna parte de él estuviera dispuesta a hacerlo. Además de eso, incluso llevó a Ye Hongfeng en esa ocasión. En primer lugar, intentaba evitar estar solo con Gu Xijiu. En segundo lugar, Ye Hongfeng quería un tipo de piedra de la Montaña del Hada Plata que se veía parecida al Ágata. Por tanto, Long Siye la llevó con él.

Independientemente de si él y Ye Hongfeng serían una pareja en el futuro, él se preocupaba por ella. Desde que se preocupaba por aquí, Gu Xijiu decidió protegerla de cualquier daño por su maestro. Por tanto, eligió quedarse con ella en el árbol.

«¡Ah! Tu brazo está sangrando». Ye Hongfeng repentinamente gritó.

«No te preocupes, es sólo una pequeña herida». A Gu Xijiu no le importaba y también era perezosa mirar.

«¿Por qué no te ayudo a envolverla?»

Gu Xijiu sacudió su cabeza. «Está bien, no moriré debido a la hemorragia. Además, más tarde necesitaremos mi sangre para sacar los músculos de la Bestia del Hada Plata, así no tendré que cortar mi dedo».

Ye Hongfeng se quedó en silencio.

Gu Xijiu continuó mirando hacia la dirección en la que luchaban Long Siye y la bestia. Se sintió aliviada al ver que él había ganado una ventaja sobre la bestia.

Después de unos 15 minutos, la bestia finalmente cayó al suelo. Gu Xijiu exhaló un suspiro de alivio. ¡Finalmente, se acabó!

Miró la herida de su brazo y vio que ya se estaba formando una capa de costra en la superficie. Planeaba romperla con su poder espiritual mientras se dirigía hacia la bestia. Así, para cuando llegara, la sangre debería ser suficiente para arrancar el músculo de la bestia.

Estaba tan feliz y estaba a punto de teletransportarse cuando de pronto Ye Hongfeng tiró de ella detrás.  «Xijiu, llévame contigo».

Gu Xijiu estaba más relajada en ese momento. Por tanto, inmediatamente tomó a Ye Hongfeng y se teletransportó.

¡Sólo se las arregló para teletransportarse la mitad del camino cuando repentinamente sintió un dolor crónico en su espalda! ¡Ye Hongfeng, que estaba siendo transportada, le apuñalado con un cuchillo corto! Su distancia era demasiado cercana y no se dio cuenta. Por tanto, Ye Hongfeng tuvo éxito.