VVC – Capítulo 1047

0

Capítulo 1047: Batalla


Long Siye arrojó el buey en el arroyo y esperó sigilosamente a un lado.

El buey de dos patas era el plato favorito que la Bestia del Hada Plata no podía resistir. Así, hubo una enorme salpicadura en la superficie del agua y una brillante cabeza plateada apareció tan pronto como el buey fue arrojado en el arroyo.

El Buey de dos patas estaba aterrado y nadó rápidamente hacia la orilla.

La bestia abrió su boca que estaba llena de colmillos y se formó un torbellino en el agua. ¡El buey cayó impotente en el remolino!

Justo en el momento en que la Bestia del Hada Plata casi se traga el buey, Long Siye apareció y lanzó un ataque. Una brillante cuerda verde se enganchó inmediatamente en el buey y después fue sacado del remolino.

¡La Bestia del Hada Plata estaba extremadamente enfurecida porque alguien le había robado su comida! Saltó inmediatamente a la orilla.

Gu Xijiu estaba de pie sobre un árbol que estaba ligeramente más lejos. Aunque estaba a una distancia, finalmente pudo ver la apariencia real de la bestia ya que tenía un par de ojos agudos.

¡Parecía la combinación de una vaca y un dragón, pero su cuerpo tenía forma de elefante! En realidad era significativamente más grande que un elefante. Su cola parecía un bastón largo y todo su cuerpo era plateado. La bestia estaba brillando mientras la luz del sol caía sobre su cuerpo.

La bestia era feroz y la temperatura de los alrededores bajó inmediatamente tan pronto como salió del agua. Mientras tanto, las partículas de agua en el aire inmediatamente se condensaron y de pronto el área en los alrededores se nubló. En un parpadeo, la niebla se había vuelto tan espesa como la seda. Aunque Gu Xijiu estaba más lejos, podía sentir la tensión que se acumulaba en ella y se encontró con dificultades para respirar.

Inconscientemente, Gu Xijiu miró a Ye Hongfeng quien estaba de pie en un árbol no muy lejos de ella. Como se esperaba, el rostro de Ye Hongfeng se había puesto rojo y bastante pálido y ya no podía sostenerse apropiadamente.

Aparentemente, su poder espiritual era demasiado débil y no pudo soportar la intensa presión. Parecía que estaba planeando moverse más lejos usando su Qing Gong pero fue incapaz de hacerlo. En un corto período, casi vomita sangre.

Ye Hongfeng era alguien que le importaba a Long Siye, así que no podía dejarla morir. Por ello, la cargó y se teletransportó a unos dos kilómetros.

El aire allí era menos intenso. Ye Hongfeng finalmente pudo jadear por aire y fue capaz de pararse apropiadamente en el gran árbol. Afortunadamente, la niebla no se extendió hacia ellas, sino que se movió en otra dirección.

Aparentemente, Long Siye había usado el buey como carnada para atraer a la Bestia del Hada Plata lejos de la corriente profunda antes de atacarla para prevenir que llamara a sus amigos.

Ya era bastante difícil manejar a una bestia. Todo el mundo debía correr y escapar si había dos o más de ellas.

La Bestia del Hada Plata era tan feroz como un dragón y no tenía enemigos naturales. No conocían lo que era el miedo. Por tanto, a menudo perseguían comida deliciosa. Por eso, Long Siye pudo atraerla fácilmente a un gran espacio.

Gu Xijiu se sintió aliviada. Hasta ahora su plan iba tranquilamente. La razón por la que habían preparado dos bueyes era en caso de que alguna vez necesitaran un segundo intento si repentinamente dos bestias aparecían. Primero escaparían y luego regresarían a intentarlo más tarde.

Fueron lo suficientemente afortunados en esa ocasión, ya que era lo que querían desde el inicio, ya que sólo una bestia salió del agua.

El lugar donde Long Siye luchaba con la bestia estaba un poco más lejos de donde estaba Gu Xijiu. Ella le dijo a Ye Hongfeng que esperara mientras regresaba para ver si podía ayudarlo de alguna manera. Ye Hongfeng era bastante obediente y asintió.

Gu Xijiu inmediatamente se teletransportó a un lugar más cercano al campo de batalla y se dio cuenta de que la niebla era como una olla de agua hirviendo mientras rodaba en el aire mientras una serie de sonidos de lucha podían ser escuchados.