Capítulo 103: ¿El Príncipe Heredero desea encontrar una esposa?


El Príncipe Heredero y el Duodécimo Príncipe habían llegado y estaban siendo recibidos en la residencia del General.

Rong Yan era un invitado habitual de la familia. Por tanto, no había nada raro para el futuro yerno en visitarlo. Gu Xietian se sorprendió por la llegada del Príncipe Heredero.

¿Por qué iría el Príncipe Heredero?

Eso había confundido y preocupado a Gu Xietian.

Casi todos los oficiales del gobierno sabían que la familia del general era muy cercana al cuarto príncipe, pero el príncipe heredero usualmente no solía hacer visitas.

No importaba qué, Gu Xietian tenía que darle la bienvenida como una cortesía. Inmediatamente consiguió que sus sirvientes les sirvieran…

Rong Jialuo alzo su mano para saludarlos y sonrió, “Gracias, General Gu, estamos bien. Escuchamos que su hijo acaba de regresar a casa y pensamos en visitarlo. Por favor siéntase libre de sentarse con nosotros y relájese”.

Gu Xietian no pudo encontrar ninguna excusa para rechazar la invitación. Después de una rápida conversación, él los invitó a un área diferente. Ambos príncipes eran considerados como forasteros y se suponía que no tenían que cenar en la misma mesa junto con las mujeres de la familia del General. Por ello, Gu Xietian planeaba cenar con ellos junto a su hijo y dejar que las mujeres de la familia cenaran en el patio.

Sin embargo, Rong Jialuo interrumpió su plan y dijo, “General, no hay necesidad de ningún arreglo especial. Sólo haga su cena como usualmente lo hace, me gustaría una cena familiar simple”. Miró a través del salón y dijo, “escuché que tiene bastantes buenas hijas, pero siempre perdí la oportunidad de conocerlas. Como mi duodécimo hermano es el futuro yerno de su familia, somos considerados familiares. Además de eso, no hay ningún extraño aquí, ¿por qué no invitas a todas tus hijas a cenar juntas?”

Gu Xietian permaneció en silencio. Él no tenía idea de qué tenía en mente el príncipe heredero. ¿Había caído por su hija? ¿Él quería elegir una esposa? ¿O planeaba expandir su organización? Todo era plausible…

El gabinete era similar a un campo de batalla y el tabú era ser indeciso.

Gu Xietian apoyaba al Cuarto Príncipe. Por tanto, no quería que su hija tuviera ninguna relación con el Príncipe Heredero. Le dio numerosas excusas al Príncipe Heredero y afirmó que sus hijas eran feas y groseras, lo que no las hacía valer la pena.

Rong Jialuo estaba jugueteando con su dedo en contra de la mesa. Parecía que estaba sonriendo, pero él no lo hacía. “Sólo tengo curiosidad y quiero verlas. ¿Cómo es que el general continua dando tantas excusas? ¿Quieres decir que no estoy calificado para verlas?”

Gu Xietian al instante se puso pálido cuando escuchó semejante acusación tan grande y rápidamente se disculpó. Rápidamente consiguió que los sirvientes invitaran a todas sus hijas al salón.

Aunque Gu Xijiu acaba de llegar a ese mundo no hacía mucho tiempo, sabía muchas cosas, incluido la competencia entre todos los príncipes.

También sabía que su padre apoyaba al Cuarto Príncipe, por tanto, también se preguntaba por qué el Príncipe Heredero visitaba su familia…

“Maestro, ¿crees que ya descubrió que fuiste tú quien salvó su vida?” Preguntó el Brazalete de Piedra del Firmamento.

Gu Xijiu no se preocupó ya que estaba muy confiada del disfraz que utilizo. Incluso sus amigos cercanos no podrían reconocerla cuando se disfrazaba. Por tanto, no creía que el Príncipe Heredero que recién la había visto pudiera reconocerla.