VVC – Capítulo 1005

0

Capítulo 1005: Ese pequeño era arrogante


El tratamiento duró unas seis horas y tanto Gu Xijiu como Long Siye no habían bebido ni una sola gota de agua ni comido nada en ese tiempo. Sin embargo, Ying Yannuo había estado entrando y saliendo de la casa en varias ocasiones. Aparentemente, salió a orinar o simplemente deambulaba cerca. En ese momento, la atención de todos estaba en Rong Jialuo. Por tanto, nadie se molestó en prestarle atención.

El hotel estaba bajo la protección del clan Tianwen. Por tanto, nadie lo secuestraría aunque él se alejara. Rong Che le dio algunos recordatorios cuando se alejó por primera vez. Eventualmente, él tampoco le prestó mucha atención.

De hecho, Rong Jialuo no estaba completamente muerto, en su lugar estaba siendo controlado por el veneno. Su poder espiritual se recuperó lentamente y los pigmentos oscuros de su rostro se desvanecieron lentamente a medida que el veneno se limpiaba poco a poco de su sistema corporal. Los latidos de su corazón y su respiración, también estaban recuperándose lentamente…

Hei Hu inmediatamente dejó salir sus lágrimas y lloró silenciosamente en el suelo durante un tiempo mientras veía que los ojos de su maestro se abrían lentamente y su pecho comenzaba a moverse nuevamente de arriba y hacia abajo.

¡Sabía que Gu Xijiu y Long Siye habían pasado por una intensa batalla para sacar a su maestro del infierno! Aunque ambos estaban sudando, también se sintieron aliviados.

Gu Xijiu se desplomó directamente sobre una silla cercana y no pudo hablar debido a su cansancio ya que había algunos procedimientos que requerían que lo hiciera sola.

Repentinamente, alguien le llevó una taza de agua a sus labios. Gu Xijiu movió su cabeza y vio que los hermosos ojos de Ying Yannuo estaban mirando, “bebe esto, ahora debes tener mucha sed”.

Gu Xijiu no lo rechazó e inmediatamente vertió el agua en su boca. Había una fragancia ligera en el agua y se sentía mucho mejor y más energizada después de beber el agua. Aparentemente, él había añadido algo al agua.

Gu Xijiu alzó su mano y le dio una palmadita en la cabeza, “¡buen chico!”

Ying Yannuo quedó sin palabras.

Palmeo su pequeña mano y continuó, “buen chico, consigue también una para el Señor Supremo Long”.

Ying Yannuo estaba molesto, pero no habló. La vislumbró y luego huyó después de dejar la taza sobre la mesa. ¡Ese pequeño era muy arrogante!

Afortunadamente, Hei Hu era una persona muy comprensiva. Rápidamente sirvió una taza de agua miel y se la entregó a Long Siye.

La solución de Gu Xijiu fue bastante efectiva ya que Rong Jialuo finalmente se despertó después de dos horas. Él estaba agotado por el cansancio que había acumulado en los últimos días cuando se transformó en zombi. Aunque ya estaba despierto, parecía muy débil y sólo logró pronunciar algunas pocas frases.

Miró a Gu Xijiu cuando se despertó, “Xijiu…”

Aunque no dijo mucho para darle las gracias, su expresión había hablado en su nombre.

Todos se sintieron aliviados mientras él hablaba. Hei Hu se postró en el suelo y agradeció al Señor. Luego se postró ante Gu Xijiu y Long Siye.

Gu Xijiu no pudo evitar frotar su frente, “Hei Hu, te has postrado al menos unos cientos de veces. ¿No te sientes mareado? Por favor, levántate”.

Hei Hu contestó en un tono serio, “definitivamente devolveré el favor, Señorita Gu y Señor Supremo Long. Unos pocos cientos de postraciones no son nada comparados con su amabilidad. No haría ni un solo sonido aunque quisieran mi vida a cambio”.

Ye Hongfeng, que había sido descuidada durante bastante tiempo, repentinamente añadió, “de hecho, fue la contribución de mi maestro. Ha estado tan ocupado ayudando físicamente, pero la Señorita Gu sólo se quedaba allí y lo instruía verbalmente, aunque ocasionalmente ayudaba…”

Gu Xijiu sonrió, pero permaneció en silencio.

Long Siye frunció un poco su ceño mientras miraba a Ye Hongfeng, “¡Ye Hongfeng, nadie pensaría que eres tonta aunque permanecieras en silencio! ¡Fuera de aquí!”