VVC – Capítulo 1002

0

Capítulo 1002: Señorita Gu, por favor de lo mejor.


Rong Che estaba deprimido, “Incluso el Señor Supremo Long no tiene una solución”.

“Lo siento”. Long Siye agregó, “es difícil para ti enterrarlo apropiadamente de esta manera. Quizás deberías considerar romper su cuello para que no lastime a nadie más”.

Rong Che apretó sus puños, “mi hermano ha pasado por mucho dolor. ¿Cómo podría romper… romper su cuello?”

Long Siye dijo casualmente, “te lo he dicho, de hecho, ya está muerto. Sin embargo, actualmente está siendo controlado por el veneno y puede propagarse a otros si no tienes cuidado. Si eso ocurre, sería un desastre para todos. Lo haré por ti si no puedes hacerlo tú mismo”. Él era médico, por lo que no les permitiría mantener una bomba de tiempo y prefería matarlo para asegurar la paz.

¡Hei Hu estaba aturdido!

Después de quedar aturdido por un momento, saltó y naturalmente corrió delante de la cama para bloquearlos. Gritó airadamente, “¡nadie puede herir al Príncipe Heredero!”

Long Siye permaneció en silencio, pero le dio un vistazo a Rong Che.

Después de todo, él era una persona racional. Él dejó salir un largo suspiro, “Hei Hu, abre paso. Ya no es el Príncipe Heredero, sino un zombi venenoso. Creo que mi hermano no querría que su cuerpo fuera controlado por el veneno y causará que hiriera a más personas. Deja que el Señor Supremo Long se encargue del resto”.

Hei Hu comenzó a llorar. Estaba indefenso dado el hecho de que era muy leal a su maestro. Se quedó estático por un tiempo sin hacer nada antes de dar un paso al costado de la cama.

Long Siye dio un paso adelante y miró a Rong Jialuo, quien estaba acostado en la cama. Suspiró, “Alteza, yo te ayudaré”. Cuando estaba a punto de romper su cuello, Gu Xijiu gritó inmediatamente, “¡espera!”

Long Siye se detuvo y se giró. Gu Xijiu tomo una respiración profunda y se adelantó, “hay lágrimas en el borde de sus ojos. Tal vez su cerebro no esté muerto todavía. Déjame darle un vistazo”.

Long Siye rápidamente dio un vistazo. En efecto, había una mancha de lágrimas… él frunció su ceño, “eso no significa nada…”

Gu Xijiu añadió, “creo que lloró no hace mucho porque sus patillas aún están húmedas. Quizás, todavía está parcialmente consciente y tal vez podamos salvarlo”.

Long Siye dijo en voz baja, “Xijiu, ambos sabemos que no hay solución para este veneno… No tenemos un antídoto para esta enfermedad y puede que ni siquiera tengamos una solución para salvarlo aunque estuviera completamente consciente. Además, su cerebro está casi muerto y sus lágrimas pueden ser los efectos secundarios del veneno”.

Gu Xijiu tomo una respiración profunda, “podría salvarlo si aún está consciente. Tengo una solución para este veneno”.

Long Siye quedo sin palabras. Rong Che, que estaba de pie en una esquina, repentinamente frunció su ceño. ¡Di Fuyi sonrió un poco porque sabía que su pequeña Xijiu siempre sorprendía a la gente!

¡Hei Hu, quien casi se había desmayado, se recuperó inmediatamente y sus ojos brillaban! Rápidamente se apresuró y se inclinó ante Long Siye y Rong Che, “Señor Supremo Long y Octavo Príncipe, dejen que la Señorita Gu pruebe su método, por favor. ¡Por favor, dejen que lo intente!”

Luego miró a Gu Xijiu con una mirada esperanzada, “¡Señorita Gu, por favor, hazlo lo mejor que puedas!”

Luego se postró nuevamente. Su frente estaba sangrando y su voz temblaba. En ese momento, Long Siye y Rong Che no pudieron rechazarlo, pero Ye Hongfeng se molestó y dijo airadamente, “Señorita Gu, ¿estás tratando de desafiar a mi maestro? Mi maestro es el experto médico número uno en el mundo. ¡¿Cómo puedes estar segura de que tienes una solución cuando incluso mi maestro se ha quedado sin soluciones?! ¿Estás tratando de decirnos que eres más capaz que él? ¿O sólo estás tratando de atraer nuestra atención?”