Capítulo 98: Tienes que tener cuidado


Gu Tianchao frunció su ceño y miró hacia el columpio. Tenía una mirada grave en su rostro.

La chica fea a la que siempre menospreciaba no debería haber llevado un vestido rojo en ese momento. Mientras el columpio se movía hacia adelante y hacia atrás, su impresionante vestido rojo y su cabello negro eran acariciados con gracia por el viento, creando una escena hermosa.

Antes de eso, Gu Tianchao sólo la había visto lucir deprimida. Además, ella sólo usaba vestidos que no le encajaban. Su cabello era tan desordenado que cubría la mitad de su rostro. Todas esas características la hacían parecer tímida e inferior.

Ahora, era una persona diferente. El vestido rojo hacía su piel pálida, clara y brillante. La marca de nacimiento en su frente estaba cubierta por su fleco negro. Ella tenía una nariz hermosa y ojos brillantes. Y, como acababa de ejercitarse, sus mejillas todavía estaban rosadas. Sus labios secos, a menudo agrietados, ahora brillaban con un rosa.

Todavía tenía el mismo rostro, pero parecía una persona diferente. Cuando Gu Tianchao la miró, ya no sentía que ella fuera fea. De hecho, era de alguna manera un poco encantadora.

Mientras Gu Tianchao estaba aturdido por los cambios de Gu Xijiu, Gu Tianyi ya no pudo reprimir sus sentimientos, “Xijiu, pensé que dijiste que estabas enferma. ¿Por qué aún juegas en un columpio?”

Gu Xijiu la ignoró, pero le sonrió a Gu Xietian y dijo, “Padre, por favor empuja más fuerte. Quiero columpiarme más alto”.

Gu Xietian estaba feliz. Era la primera vez que ella lo llamaba padre en los últimos días. Lo había esperado durante mucho tiempo.

Empujó más fuerte esa vez, pero no se olvidó de decir, “Tienes que tener cuidado”.

La multitud permaneció en silencio.

Gu Tianyi estaba avergonzada.

Las otras damas también se miraban una a la otra. Aunque Gu Tianqing había sido buena ocultando sus sentimientos, su rostro estaba un poco pálido. Sus labios fuertemente cerrados revelaron su insatisfacción.

Gu Tianchao tuvo una idea malvada en su mente. Dio unos pasos hacia adelante y sonrió antes de decir, “Xijiu, tu hermano ha regresado y nunca saliste a recibirme,  En su lugar, tú todavía juegas con tu columpio. Baja y déjame ver si has crecido”.

Extendió su mano y agarró la cuerda del columpio para obligar a que se detuviera de golpe. Él actuó con tanta rapidez que Gu Xietian no tuvo tiempo suficiente para detenerlo.

Gu Tianchao detuvo el columpio cuando estaba en su punto más alto. El fuerte impulso hizo que Gu Xijiu cayera repentinamente al suelo.

“¡Ten cuidado!” La expresión facial de Gu Xietian cambió mientras gritaba con cautela. Él no logró atraparla, pero vio cómo su pequeño cuerpo se estrellaba en contra del suelo. Eso era exactamente lo que Gu Tianchao quería ver. Sólo quería que se cayera he hiciera el ridículo. Sería mejor si pudiera romperse la pierna o algo parecido.

Fingió estar preocupado y rápidamente se acercó a su hermana fea, “Xijiu…”, tenía la intención de actuar al principio, pero cuando vio la dirección en que Gu Xijiu se estaba dirigiendo su voz se volvió seria, “¡Ten cuidado!”

“¡Explosión!”

“¡Argh!”

Gu Xijiu se había estrellado en contra de Leng Xiangyu que estaba de pie en algún lugar frente a ella.

Leng Xiangyu no era experta en defenderse, ya que había sido mimada durante tanto tiempo que había olvidado todo lo que ella había aprendido. Cuando fue golpeada por Gu Xijiu en su pecho, gritó y fue forzada a retroceder por el impulso del choque. Cayó en una posición incómoda y su cabeza golpeó el duro suelo hecho de piedra verde. Gu Xijiu también golpeó el suelo duro y fue noqueada.

Todo el mundo estaba aturdido.

“¡Madre!” Finalmente, Gu Tianchao estaba sobrio y corrió hacia ellas. Alzo su mano y quiso alejar a Gu Xijiu. Inesperadamente, antes de que su mano la sujetara, Gu Xijiu continuó rodando sobre el cuerpo de Leng Xiangyu y Gu Tianchao terminó agarrando el pecho de Leng Xiangyu.

Como él usó demasiada fuerza, arrancó un gran pedazo de su blusa y expuso su pecho…

Todos quedaron aturdidos nuevamente.