Capítulo 92: ¿Por qué estás aquí? ¿Estás practicando?


Si la princesa posee un talento insoldable, no habría dejado que Gu Xijiu la atara tan fácilmente.

“Quizás la hemos confundido con otra persona, ya que tiene un físico pésimo”. Después de una larga pausa, Gu Xijiu finalmente llegó a una conclusión.

“Maestro, en este mundo, la mayoría de la gente común tiene al menos algo de ‘poder espiritual’… Por tanto, es raro ver genios talentosos con físicos pobres como el tuyo…”

Gu Xijiu no tenía nada más que agregar, sólo ahora se dio cuenta de que era una especie tan rara en ese mundo. Ya era tarde por la noche. Por tanto, Gu Xijiu no quería permanecer demasiado tiempo en ese lugar. Se limpió y planeó regresar a su casa. Sólo necesitaba teletransportarse para regresar a su habitación. Pero…

“Xixi, ¿por qué estás aquí? ¿Estás practicando?” Repentinamente, se pudo escuchar una voz desde la cercanía.

La voz era suave, sin embargo, era como el cristal claro en una noche tranquila. Esa voz venia de Rong Chu. Algo lo llevo fuera de ese palacio abandonado.

“Es una rara noche de luna llena. Estoy aquí para absorber algo de la esencia de la luna”. Gu Xijiu podía decir que esa era la voz de la Santa Tianwen. Gu Xixi era tan fría como de costumbre, pero su respuesta era bastante apropiada.

Ambos charlaron durante un rato antes de que Gu Xixi preguntara, “¿tienes alguna noticia sobre el Señor Ren?”

“Todavía no. Asignaré a más personas para que lo busquen y así yo pueda obtener la Hierba Ilusión para ti”.

“Tal vez haya dejado la ciudad”. Gu Xixi suspiró.

“No es posible porque cuando me descubrí que había desaparecido, le ordené a mis hombres que cerraran todas las puertas. Todos los guardianes son mis hombres. Tienen ojos tan agudos que incluso si estuviera vestido de mujer, serían capaz de reconocerlo”.

“Quizás ese tipo tiene su propia forma para escapar de la ciudad. El otro tipo que te provoco problemas tampoco no se encuentra. Quizás ellos sean socios”.

Rong Chu sonaba frustrado y respondió ferozmente, “¡no podrían escapar de mí! Mañana le daré una orden a todo el país para atraparlos. ¡Te traeré buenas noticias!”

“Cuarto Príncipe, usted es demasiado serio. Yo no tengo ningún interés en ese joven. Sólo quiero buscar al Señor Ren para solicitar esa Hierba Ilusión. Es algo que mi maestro ha estado tratando de obtener durante muchos años, así que no puedo dejarlo ir tan fácilmente. Le envié una carta a mi maestro, así que creo que llegará pronto”.

Rong Chu estaba emocionado, “entonces ¿podré conocer a Señor Supremo Long pronto?”

“A mi maestro no le gustan los lugares abarrotados. Sospecho que sólo irá a buscar la hierba ilusión. Por tanto, es posible que ni siquiera entre en la ciudad”.

Parecía que tenían mucho de qué hablar esa noche. Habían estado susurrando entre sí durante mucho tiempo. Cuando Gu Xijiu escuchó que se acercaban, rápidamente empacó sus cosas y borró todos sus rastros en ese lugar.

El brazalete de Piedra del Firmamento se preguntó por qué y le preguntó, “¿estás tratando de escapar? Dudo que ellos entren en este lugar. Además, hemos estado hablando a través de nuestras mentes, así que no creo que puedan escuchar nada. No tendrían sospechas sobre este lugar…”

Gu Xijiu ignoró al brazalete. Se hizo evidente que ella había estado haciendo ese tipo de cosas en el pasado. En sólo un momento, todo fue restaurado a su estado y condición original. Incluso la Cama de Jade Helado había estado sido cubierta nuevamente de polvo.

“¿Dónde se encuentra este lugar? ¡El ambiente aquí parece un poco extraño!” La voz de Gu Xixi llego desde afuera de la puerta.

“Ese lugar se usa para castigar a los sirvientes desobedientes. Es bastante viejo…”

“Hmm… parece que hay una poderosa fuerza o aura dentro”.

Ella empujó la puerta con fuerza y se escuchó un fuerte “estallido”.