VVC – Capítulo 085

0

Capítulo 85: ¡Eres feroz!


Si alguien pensaba que ella era un hombre castrado, entonces sería un eunuco en sus ojos. Esa belleza era, después de todo una princesa que creció bajo el cuidado de eunucos. Por tanto, debería estar bien siendo tocada y vista por un eunuco.

Gu Xijiu estaba cansada de corregirla. En su lugar, apuntó su cuchillo hacia la belleza y dijo con una voz algo áspera, “¡Sal del agua!”

Estaba experimentando una opresión en su pecho, por lo que todavía no podía usar su técnica de teletransportación. Gu Xijiu sintió que era causada por el agua del manantial, por tanto ella quería salir del agua para tomar un descanso.

Definitivamente no podía dejar que esa princesa se quedara sola en el agua, ya que sería muy problemático si gritara.

Por lo que, Gu Xijiu la obligó a salir del agua sin la menor vacilación.

“¡Eres feroz!” La hermosa princesa se encogió en el agua, “y dijiste que eras una mujer… ¿Cómo podría una mujer ser tan feroz?”

Gu Xijiu se burló, “eso es debido a tú falta de conocimiento. ¿No has escuchado lo que es una tigresa? ¡Una mujer no es menos que un hombre si se vuelve feroz!”

“¿Tigresa?” Esa bella princesa parecía que realmente no entendía su palabra, “¿Eres una tigresa? ¿Un tigre demonio?”

Gu Xijiu simplemente permaneció en silencio e hizo un gesto hacia la orilla con sólo su mandíbula. Después, agitó el cuchillo en su rostro.

El significado era obvio. Si todavía estaba perdiendo un tiempo precioso en lugar de salir del agua, Gu Xijiu cortaría su bello rostro.

Esa hermosa princesa era lo suficientemente obediente. Suspiró y se giró para nadar hacia la orilla.

Gu Xijiu la siguió de cerca para evitar que causara problemas.

Mientras la belleza nadaba, Gu Xijiu se dio cuenta de que la túnica interior de la bella princesa era tan ancha y grande que se extendía como si fuera una bandera. Además, con su cabello negro extremadamente largo deslizándose a través de la superficie del agua, su espalda era tan hermosa que uno quedaría sin aliento al verla.

A todos les encantaba ver cosas hermosas. Gu Xijiu no era una excepción ya que, no pudo evitar echar un vistazo.

¡Qué sorpresa ver semejante belleza tan impresionante en esta tierra!

Incluso ella, una mujer, estaba siendo atraída.

Las características de esa dama no eran un tipo de belleza delicada, sino que en su lugar tenía un encanto seductor.

Además, sus acciones también eran audaces y lánguidas, con un aura y coacción indescriptibles…

Después de que salieron del agua, Gu Xijiu termino por darse cuenta que esa belleza era relativamente alta, ¡de 1,8 metros de altura! Si estuviera en la era moderna, ¡ella podría ser una modelo!

¡Gu Xijiu quien tenía menos de 1,5 metros, parecía ser como su hija cuando estaba de pie detrás de ella!

Debido a la diferencia de alturas, era bastante difícil para Gu Xijiu apuntar su cuchillo en su espalda como lo hacía anteriormente.

El material utilizado para hacer la túnica de esa belleza era desconocido, la bata se secó instantáneamente cuando salió del agua. Estaba ondeando y aleteando sobre su cuerpo.

“¿Qué sigue?” Pregunto la belleza.

“¡Siéntate en esa silla!” Gu Xijiu vio una silla en forma de capullo de flor hecha de jade tallado junto a la orilla.

“¡Oh!” Como se esperaba, la hermosa princesa siguió sus instrucciones y caminó hacia la silla antes de tomar asiento. Después, con sus ojos llorosos miró a Gu Xijiu, “entonces, ¿qué sigue?”

Gu Xijiu extendió su mano para tirar de una bata. Lo puso sobre la mesa y cortó la exquisita bata con el cuchillo en numerosas tiras en cuestión de minutos…

La hermosa princesa suspiró, “eso se teje con seda y vale cien mil onzas de plata. ¿No la estás desperdiciando simplemente destruyéndola?”

Gu Xijiu la miró y le preguntó: “¿Qué es más costoso? ¿Tu vida o esta bata?”

La hermosa princesa respondió inmediatamente, “desde luego que soy más preciosa. Millones de túnicas de seda ni siquiera serían tan valiosas como un mechón de mi cabello”.

“¡Entonces, cállate!” Gu Xijiu era en efecto una asesina – cada tira se cortó de forma tan pareja que el ancho y la longitud de cada una parecían cortados por una máquina. Estaba usando esas tiras de tela para atar a esa belleza…