VVC – Capítulo 074

0

Capítulo 74: Me estoy molestando


Gu Xijiu sonrió, giró el brazalete en la yema de su dedo y preguntó: “¡Oh! ¿Por qué no estás brillando? ¿Estás roto? ¿O tu color se está desvaneciendo porque caíste al agua?”

El brazalete quedo sin palabras.

Respondió con un tono molesto, “Hey chica, ¿pensé que querías que tuviera un perfil bajo? ¿Qué quieres decir con roto? ¿Crees que soy algún jade falso en tu siglo?”

Gu Xijiu lo giró nuevamente y dijo, “al menos ahora sé cómo te ves cuando estás manteniendo un perfil bajo. Pensé que podrías hacer magia y transformarte en otra cosa”.

La pulsera dibujó el signo de ‘…’ en su mente.

Gu Xijiu no lo molestó y después lo guardó en su manga.

“Joven héroe, tienes lo que querías… ¿Y qué hay con la enfermedad de nuestro Príncipe?”, expresó Zorro Negro.

Gu Xijiu miró a Rong Jialuo y dijo, “¡Difícil!”

Zorro Negro permaneció en silencio con sus puños apretados y dijo: “¿No tienes ni una pista de eso? ¡Entonces debes haber estado jugando con el Príncipe Heredero!”

Gu Xijiu lo interrumpió y dijo, “Yo quise decir que es difícil, no dije que no tenía solución. Su enfermedad te ha preocupado por bastante tiempo y supongo que deberían haber pasado casi dos años, por tanto, puede tomar un tratamiento más largo”.

“¿Eso significa que puedes ayudar al Príncipe?” Zorro Negro pregunto mientras estaba encantado de escuchar lo que ella acababa de decir.

Gu Xijiu movió su mirada hacia Rong Jialuo y dijo, “Su Alteza, ¿lo va a dejar hacer preguntas en su nombre?”

Rong Jialuo tomo una respiración profunda y contuvo su emoción, “Sal, Zorro Negro”.

“Su Alteza…” él todavía estaba preocupado ya que Gu Xijiu era de alguna manera un extraño misterioso. Estaba preocupado de que ese desconocido lastimara al Príncipe Heredero…

“Estoy bien, sólo vete”, Respondió Rong Jialuo.

Finalmente, Zorro Negro estuvo de acuerdo y salió de la habitación. Incluso cerró la puerta detrás de él.

Finalmente había una esperanza para la enfermedad que casi lo había dejado sin esperanza en la vida. Solía ser tranquilo y difícilmente ponía alguna emoción en su rostro. Ahora, con los dedos temblando, dijo, “Señor, ¿cómo quiere comenzar el tratamiento? ¿Necesita que prepare algo? Déjeme saber lo que necesita y lo prepararé todo…” Cambió la forma en que se dirigió a Rong Jialuo.

Gu Xijiu lo miró de los pies a la cabeza y de pronto corrió hacia él.

Al comienzo ella estaba a un metro de él, pero ahora no estaba ni a medio metro frente a él.

Rong Jialuo siempre fue cuidadoso con todos. Nadie había estado tan cerca de él antes, excepto por sus amigos más cercanos. Por ello, inconscientemente dio un paso atrás.

Gu Xijiu de pronto cerró sus brazos y dijo, “¡No te muevas!”

Rong Jialuo era un príncipe heredero que era frío. Otras personas le tenían miedo y se hubieran arrodillado inmediatamente.

Como era fuerte y alto, Gu Xijiu parecía pequeña a su lado.

Sin embargo, estaba de pie frente a él con las manos juntas en sus brazos. Ella descuidó su dignidad.

El Príncipe se dio cuenta de que sus ojos eran tan negros y brillantes como las estrellas. Cuando ella miraba a alguien, esa persona sentía como si estuviera siendo absorbido por sus pupilas.

El corazón de Rong Jialuo latió rápidamente. “Tu…” Esa era la primera vez que expuso su debilidad frente a un extraño.