Capítulo 65: ¿Ordenaste esto?


El resto de los soldados rápidamente trataron de ver de qué se trataba esa conmoción. Todos se sorprendieron cuando vieron.

Como el cielo todavía estaba oscuro, ninguno vio lo que sucedió después de que el traje cayó al suelo.

Un soldado altamente calificado que era un experto en Kung Fu saltó desde el alto muro para revisar el área. Todos estaban preocupados por él.

Un momento después, el soldado apareció y dio algunos saltos antes de volver a subir al muro. Llevaba una pila de objetos con él.

Estaba el traje negro que había sido apilado junto con un par de zancos y una máscara de fantasma…

“¿Qué es esto?”, Preguntó el líder de los soldados.

Un soldado se arrodilló y le informó, “señor, lo encontramos en la orilla del foso, pero no vimos a nadie allí”.

El líder del equipo preguntó, “¿Lo ordenaste? ¡Esto está muy arreglado!”

“Así estaba apilado y colocado sobre una gran roca”.

El líder del equipo quedó atónito mientras miraba la ropa. Le tomo menos de medio minuto desde el momento en que el traje estuvo flotando en el aire hasta el punto donde el soldado saltó desde el muro. La ropa estaba doblada y apilada tan cuidadosamente que incluso las personas especializadas en planchar la ropa no podrían completarlo en tan poco tiempo…

¡Si el foso no estuviera embrujado, entonces debió haber un tipo de maestro legendario en las cercanías! Por tanto, decidieron reportar la situación…

Gu Xijiu tuvo un buen sueño en su habitación todo el día. Nadie se atrevió a interrumpirla sin su permiso, sin embargo, estaba despierta debido al ruido fuera por la noche.

Era una asesina profesional y solía dejar un ojo abierto mientras dormía para que incluso un suave ruido pudiera llamar su atención. En aquel entonces, ella nunca habría dormido durante tantas horas.

Al despertarse, masajeó sus dos sienes mientras se sentía un poco mareada. Ese cuerpo todavía era muy joven y los niños generalmente necesitaban dormir más ya que se cansaban fácilmente.

Era muy diferente de la época en que estaba en el mundo moderno donde ella solía ser muy enérgica aunque no durmiera durante tres días.

Trató de escuchar la conversación de afuera y aproximadamente tenía una idea de lo que estaba ocurriendo.

Su padre estaba allí junto a su quinta hermana, Gu Tianyi.

Como no le dijo a nadie que la despertara, sus sirvientes no le dieron la bienvenida a su visita.

Gu Xietian estaba enojado ya que era la primera vez que se encontró con un trato tan grosero por parte de su hija. Además, Gu Tianyi estaba tratando de empeorar las cosas agregando combustible a la situación.

Gu Xijiu sabía que sus sirvientes eran muy firmes y no se doblegarían ni se inclinarían ante su padre.

No importa cómo intentara asustarlos o amenazarlos, fueron muy firmes y lo llevaron a la locura. ¡Después de un tiempo, Gu Xietian les ordenó a sus soldados y guardias que arrestaran a las sirvientas para castigarlas!

Gu Tianyi se apartó felizmente, ya que también estaba molesta con los sirvientes. “¡Cómo se atreve esta gente a ofender a padre!”

Gu Xietian era una persona de genio explosivo, ya que siempre apaleaba a los soldados cuando no estaban de acuerdo con sus ideas. Mejoró desde que fue promovido para ser el General Biao Qi, sin embargo, ¡su personalidad permanecía en sus huesos!