Capítulo 57: Una vez más


Había un pequeño bosque al este de la ciudad que era tranquilo y sereno bajo la luz de la luna.

Gu Tianqing estaba corriendo rápidamente y en sólo un momento había entrado en el bosque. Estaba muy familiarizada con esa área y con sólo unos pocos giros aquí y allá había llegado al centro del bosque.

Había un hombre vestido con ropa verde bajo un gran árbol. Era alto y guapo y estaba mirando alrededor del área.

“Hermano Rong Yan”. Gu Tianqing lo llamó suavemente e inmediatamente corrió hacia él.

Era el duodécimo príncipe, Rong Yan. Abrió su brazo y abrazó a Gu Tianqing, luego bajó la cabeza y besó sus labios.

Fue un beso largo.

Mientras besaba a Gu Tianqing, sus manos examinaban de forma activa su cuerpo. Puso su mano en su vestido y sensualmente acaricio gentilmente los alrededores…

Después de un tiempo, estaban medio desnudos. Rong Yan aún era un hombre joven y fuerte. Podía resistir y empujar a Gu Tianqing al suelo para desvestirla…

Obviamente, ella también estaba emocionada. Tenía el rostro sonrojado, pero alzo su mano y detuvo a Rong Yan, “Hermano Rong Yan, no puedo…”

Rong Yan jadeó pesadamente y la miró diciendo desesperadamente, “Tianqing, entrégate una vez más. Te he deseado por tanto tiempo…”

Gu Tianqing abrazó su cintura y dijo “yo… yo también quiero, pero… ahora estoy embarazada. Hermano Rong, ten paciencia. Todavía tenemos muchas posibilidades para el futuro”.

Rong Yan se negó a rendirse. La presionó y no le permitió ponerse de pie, “Sólo una vez más. Le he preguntado a una partera y me dijo que está bien tener sexo de vez en cuando, incluso si tú estás embarazada. No lo hemos hecho por un largo tiempo”.

Gu Tianqing tomó su mano con firmeza para evitar que se metiera en su falda. “Está bien hacerlo una vez más, pero no en este lugar. Le hará daño a nuestro bebé…”

Ella inmediatamente se sentó para detener a Rong Yan.

Rong Yan apretó sus dientes y dijo, “Argh, siento que estoy sufriendo…”

Gu Tianqing lo sujeto del brazo y dijo, “Hermano Rong Yan, si realmente estás ansioso, ¿por qué no te casas conmigo lo antes posible? Después de eso, puedes hacer lo que quieras…”

Ella estaba hablando en voz muy baja, pero Rong Yan repentinamente se volvió silencioso. Él estaba abrazando a Gu Tianqing pero de repente la soltó.

Ella lo abrazó y le dijo, “Hermano Rong, he estado embarazada por dos meses. No puedo esperar más. Tienes que pensar en la forma de deshacerte de ese obstáculo…”

Rong Yan suspiró y no habló.

Gu Tianqing esperó por un momento y no obtuvo una respuesta de él. Estaba un poco insegura y preguntó, “Hermano Rong Yan, ¿realmente quieres casarte con esa chica…?”

Rong Yan suspiró nuevamente, “Es el matrimonio asignado por mi padre, quien es el emperador. No creo que pueda ser cancelado…”

Gu Tianqing estaba aturdida… Esa ocasión preguntó con voz aguda y clara, “¿Qué quieres decir? ¿No puede ser cancelado? ¿En verdad quieres casarte con esa chica fea? ¿Qué hay de mí? ¿Es qué ya no me quieres?”

No parecía feliz por lo que Rong Yan la abrazó rápidamente y dijo, “No, yo te quiero. Sin embargo, debes permitirme pensar en una forma. La trampa que colocamos hace unos días supuestamente podía ser capaz de removerla, sin embargo, nunca esperamos que resultara así. No sólo está viva, sino que Rong Yi ahora está muerto. Nuestro plan fracasó”.