Capítulo 54: Estamos aquí para visitarte…


La mayoría de las hierbas que necesitaba eran muy raras y crecían en lugares muy peligrosos donde vivían la mayoría de las bestias y monstruos. Nadie podía entrar en esos lugares a menos que tuvieran por lo menos un nivel cuatro. Esa era la razón por la cual las hierbas eran vendidas a un precio muy caro. Una hierba podía venderse por decenas de miles de platas.

Por ello, ahora su principal tarea era buscar dinero o ir y recoger las hierbas por ella misma.

Aunque su talento aún no había alcanzado todavia el nivel cuatro, tenía la capacidad de teletransportarse, así que aún podría escapar cuando llegaran los momentos críticos.

Cuando estaba pensando en un plan, escuchó algunos ruidos fuera de su habitación, así que cerró inmediatamente la caja de cristal y la guardó en un lugar seguro. Después de eso, saco un libro y se recostó en su cama para leer.

Después de un tiempo, notó que había algo de movimiento afuera de su habitación. Se escuchó una voz suave que decía, “sexta hermana, ¿estás en la habitación?” Parecía ser Gu Tianqing.

Gu Xijiu les había ordenado a las doncellas que se encontraban fuera que no dejaran entrar a nadie en la casa sin su permiso.

Por tanto, las doncellas impidieron que Gu Tianqing y Gu Tianyi ingresaran a la habitación y les dijeron que su maestra no se sentía bien y que actualmente estaba descansando en la habitación. Las hermanas dudaron de las explicaciones de las sirvientas y fueron a ver cómo estaba.

Dieron algunas razones para entrar en la habitación pero fueron detenidas por la doncella. Las hizo aún más desconfiadas y Gu Tianyi incluso gritó, “¿no está su maestro en la habitación?” e insistió en entrar en la habitación.

Las dos hermanas no eran débiles y la doncella no se atrevió a luchar con ambas, así que en un momento se las arreglaron para entrar a la habitación.

Cuando estas entraron, se sorprendieron al ver la escena.

Gu Xijiu estaba recostada en la cama con su pijama. Su cabello estaba desatado y estaba sosteniendo un libro en su mano. Cuando vio a las dos irrumpir en la habitación, habló en voz suave pero sus ojos eran tan afilados como un cuchillo, “ya es tarde por la noche, ¿cuál es el propósito de que ambas entren en mi habitación? ¿Están planeando robarme o matarme?”

Gu Tianqing nunca esperó que ella estuviera en la habitación. Se quedó atónita por un momento y respondió torpemente, “sexta hermana, los dos estábamos preocupadas por ti. Temíamos que los sirvientes te estuvieran intimidando, así que entramos a la habitación para revisar. ¿Por qué no respondiste?”

Gu Xijiu dejó el libro y dijo, “he estado acostumbrada a la vida pacífica y no quiero ser molestada. ¿Hay algo malo con eso?”

Gu Tianqing no pudo responder nada mientras Gu Tianyi dijo enojada, “somos muy amables al visitarte…”

“Gracias, pero no lo necesito”. Gu Xijiu habló aún más suavemente, “¡Sirvientes, por favor vengan!”

Una de las sirvientas que estaba fuera entró a la habitación y esperó una orden.

“¿Quién fue la que atendió fuera de la sala en este momento? ¡Pídele a esa persona que venga!”

La doncella salió rápidamente y llevo dos doncellas. Gu Xijiu se levantó y miró a las dos doncellas que se arrodillaron frente a ella, “¡¿quién es su maestra?!”

Las dos doncellas se inclinaron y respondieron, “somos las doncellas de la Señorita Xijiu y ella es nuestra maestra”.

La voz de Gu Xijiu fue aún más fría, “Dado que saben que soy su maestra, ¿por qué no bloquearon a estos intrusos?”

Las dos doncellas se disculparon repetidamente: “Lo siento, mi ama. Sabemos que estamos equivocadas”.