VVC – Capítulo 045

0

Capítulo 45: Debes venderla


Rong Chu le guiñó un ojo a Rong Yan quien estaba a su lado. Cuando Rong Yan lo notó inmediatamente dijo, “señor, a pesar de que fue usted quien compró la hierba, ¿cree que es seguro para usted el sostenerla?”

Una persona sin ningún poder absoluto o habilidades estaría en una gran desventaja, especialmente si otros sabían que poseían un objeto tan valioso. Una vez que se supieran que alguien tenía algo precioso, no le reportarían beneficios a su dueño, sino que, debido a los celos de los demás, le traerían un desastre.

Rong Yan obviamente estaba amenazando al chiquillo.

El niño abrió ampliamente los ojos y preguntó, “¿eso significa que si no la vendo ahora, los dos me robarán tan pronto como salga por la puerta?”

Rong Chu respondió con frialdad, “¿por qué iba a hacer algo así? Sin embargo, un objeto tan precioso llamara la atención de otros y estoy seguro de que habrá gente que conspirará contra ti…”

El niño parecía convencido y suspiró, “tienes razón, parece que debería pasarlo a otra persona… ¿verdad?”

Rong Chu rio con satisfacción, “eso me temo, hermano pequeño. Un hombre sabio se somete al destino. Debes vender esa cosa”.

El chiquillo se puso de pie lentamente, “lo que has dicho es bastante cierto, pero todavía siento que me estás amenazando. Desde que nací tengo un temperamento extraño y detesto a las personas que me amenazan”. Dijo mientras sacaba la caja de su manga…

La expresión facial de Rong Chu cambió ligeramente mientras preguntaba, “¿qué piensas hacer?”

El chiquillo sonrió levemente y dijo, “dado que es algo sagrado, debe ser propiedad de alguien que este destinado a ser su legítimo dueño…”

Miró a su alrededor y repentinamente se detuvo cuando vio a Gu Xijiu. Después, la saludó con la mano y preguntó: “Hermanita, ¿te interesa esta hierba?”

Gu Xijiu se sorprendió, pero lo miró con calma y dijo, “¿qué pasa si lo estoy?”

“¡Si estás interesada, te venderé esta hierba milagrosa!”

Gu Xijiu guardó silencio por un momento antes de responder con dos palabras: “¡Sin dinero!”

El chiquillo rio y preguntó con una voz inesperadamente gentil, “¿tienes 50,000 onzas de plata?”

“Sí…” De hecho, sólo tenía 50,000.

“¡Grandioso! Ya que te encuentro muy agradable, ¡te venderé esta hierba por 50,000 onzas de plata!” Sus palabras conmocionaron a muchas de las otras personas que estaban presentes en el salón.

Una hierba sagrada, que costaba millones de onzas de plata, se vendió por sólo 50,000. ¡Ese chiquillo estaba fuera de sus cabales!

Todos se giraron hacia la dirección de Gu Xijiu porque querían saber quién era esa afortunada persona. Sin embargo, sólo podían ver su silueta ya que estaba escondida detrás de las cortinas de perlas.

Gu Xijiu no sintió que fuera afortunada. Miró al chiquillo y preguntó dudosa, “señor, ¿realmente me está vendiendo esa hierba por sólo 50,000?”

“Sí, estoy seguro.” El chiquillo tenía un par de ojos que era tan claros como un río en otoño. La miraba con una leve sonrisa, “eres más agradable para los ojos que cualquiera que haya visto alguna vez y por eso, estoy dispuesto a vendértela a bajo precio. Pero tengo una condición…”

Al ver que ya era lo suficientemente afortunada de que él estuviera dispuesto a vendérsela, Gu Xijiu preguntó de una manera calmada, “¿cuál es la condición?”