Capítulo 29: ¡No puede ser!


Sacó el cuchillo y llevó la carta hacia la vela. ¡Su rostro inmediatamente se volvió negro!

Golpeó el escritorio justo después de que terminó de leer la carta, rompiéndolo bajo su poder. “¡Por favor trae al Maestro Hu y al octavo príncipe para que se reúnan aquí de inmediato!”

Los sirvientes salieron rápidamente a visitarlos.

Gu Xijiu estaba escondida en un lugar dentro de la oscuridad y mostró una sonrisa malvada.

“Rong Yan, ¡¿cómo te atreves?! ¡Debes soportar las consecuencias después de haberme inculpado!”

“¡No hay forma de ocultarlo!”

Ella había hecho todo lo que pudo y lo único que podía hacer a continuación era esperar por el resultado.

Gu Xijiu miró hacia la luna creciente en el cielo y se dio cuenta de que ya era muy tarde en la noche. Era hora de ir a casa, por tanto, desapareció instantáneamente.

Aunque la seguridad de la residencia del Duque era bastante estricta, Gu Xijiu podía teletransportarse dentro y fuera de esta. Nadie la notaría.

Gu Xietian se sintió culpable con Gu Xijiu y prometió cumplir todos los caprichos y fantasías de está.

Por ejemplo, le dio una residencia tranquila y lujosa, con cuatro acompañantes y cuatro sirvientas. Gu Xijiu finalmente era capaz de vivir una buena vida.

Leng Xiangyu había estado manejando la residencia por mucho tiempo. Sin duda debía haber unos pocos espías siendo enviados para inspeccionar a Gu Xijiu.

Por supuesto, Gu Xijiu no era estúpida, sabía que los espías se escondían entre sus sirvientes.

Ella era una asesina. Estaba de más decir que era buena para observar a la gente y cazar espías, para ella era tan fácil como beber agua. Una de las espías fue atrapada con sólo un pequeño truco.

Gu Xijiu la castigó severamente y ni siquiera se molestó cuando está suplicó por perdón. Ella incluso la vendió.

Como Gu Xijiu reunió suficientes pruebas y las llevó a Gu Xietian, Leng Xiangyu sólo pudo ver a la criada expulsada de la residencia.

El espectáculo que Gu Xijiu diseñó había asustado con éxito a los otros espías.

Inicialmente, no estaban contentos con Gu Xijie. Desde el incidente, finalmente sabían que la actual Gu Xijiu no era fácil de tratar.

Incluso Leng Xiangyu no era capaz de protegerlos en ciertos puntos.

Gu Xijiu sabía que el asesinato no era la mejor manera de convertirlos.

Por tanto, los llamo para una reunión con las otras siete personas y estableció una regla en términos de recompensa y castigo.

Les insinuó el cómo descubrió que la espía era alguien a quien habían denunciado y que recompensaría al leal servidor más tarde…

Después de eso, los llamó a la casa por separado y los interrogó. A veces, sólo los mantenía en la habitación y luego los dejaba ir.

Nadie sabía a quién obtuvo la recompensa, así que todos tenían miedo y fueron más cuidadosos.

Gu Xijiu realmente cumplió su promesa. Ella recompensó a la que la trató con lealtad frente a todos.

De hecho, había más de un espía allí. Pero desde la reunión, los otros espías sabían quién era el verdadero maestro. Tomaron el coraje para ir con claridad a Gu Xijiu y expusieron el objetivo principal de Leng Xiangyu.