Capítulo 24: Cero sentido de justicia


La conversación claramente se refería a ambos Rong Yan y Gu Tianqing. Su palma estaba empapada de sudor pero todavía parecía tranquila en el exterior.

Rong Yan se asustó y dijo, “hermano, debes estar bromeando. ¿Cómo podría derrotarte? Eres uno de los cuatro jóvenes más famosos de la capital y tan bien conocido…”

“¡No seas tan humilde, hermano! Desde que el año pasado fuiste descubierto con el raro talento dorado, tú te convertiste en una persona diferente, de cómo solías ser. ¡Eso definitivamente es un gran logro!” Rong Che sonrió.

Gu Xijiu sonrió para sí misma mientras escuchaba la explicación de Rong Yan.

Su prometido era el hijo de la concubina del actual emperador, pero no era la favorita del Emperador. A Rong Yan le fue encontrado un talento oculto cuando tenía tres años cuando se suponía que era inútil. Hizo que el Emperador Xuan se molestara, por lo tanto, la madre y el hijo no disfrutaron de una buena vida en el palacio.

Más tarde, el Emperador Xuan designó a Gu Xijiu para que fuera su nuera, pero no anunció a qué príncipe la había prometido. Sin embargo, cuando Gu Xijiu fue descubierta sin ningún talento en el poder espiritual, ninguna de las concubinas estaban dispuestas a aceptar el compromiso. El Emperador Xuan estaba furioso, ya que él no quería ir en contra de su promesa. La madre de Rong Yan era muy comprensiva e incluso estuvo dispuesta a compartir la carga con el Emperador. Entonces ella decidió ofrecer como voluntario a su hijo y aceptar el compromiso en nombre de Rong Yan.

Desde que ella había ayudado al Emperador a resolver ese asunto, él se sintió culpable con los dos y los trató mucho mejor desde entonces.

Sin embargo, Rong Yan y su madre tenían su propio plan secreto. Ella pensó que era difícil para Rong Yan encontrar un pariente político mientras lo examinaban por ser una persona inútil. Aunque Gu Xijiu era fea e inútil, era la hija de la primera esposa del general. Eso era realmente útil si Rong Yan pudiera casarse con la hija de un gran general. Además, los hombres del Reino Feixing podían casarse con muchas esposas y tener amantes, por lo que su hijo aún podría casarse con algunas bonitas amantes en el futuro.

Lo que superó sus expectativas fue el talento oculto en Rong Yan. Este fue descubierto cuando sólo tenía 15 años. Era un talento raro lo que lo convirtió en un genio que posiblemente podía sobresalir entre todos los demás príncipes.

Rong Yan se había convertido en el centro de atención y muchas chicas jóvenes competían por su atención, incluyendo a Gu Tianqing…

Sobra decir que Rong Yan y su madre no estaban satisfechos con Gu Xijiu, sino que estaban tratando de encontrar la forma de cancelar su compromiso.

Pero por desgracia, el Emperador era alguien que priorizaba las promesas y no les permitió ir contra su propia palabra. Por tanto, probaron muchas maneras sólo para poner en problemas a Gu Xijiu…

Rong Yan había tratado muy bien a Gu Xijiu cuando no recibía la atención del Emperador – le daba una visita y llevaría a Gu Xijiu por los alrededores unas cuantas veces al año. Por lo tanto, la dueña anterior, Gu Xijiu, lo amaba de todo corazón y lo veía como su único rayo de sol. Desafortunadamente, él la engañó y ella estuvo muerta por dentro…

Gu Xijiu estaba mirando a Rong Che mientras se apoyaba en el pilar. Ella se preguntaba ¿por qué él seguía ayudándola? y ¿cuál era su intención?

¿Sentido de la justicia?

No lo era. Había un rumor sobre el Octavo Príncipe que él era una persona malvada y de sangre fría. Lucía muy amable y cortés para todas las chicas, pero en realidad era un mujeriego.

¡Parecía tener cero sentido de justicia!