VVC – Capítulo 023

0

Capítulo 23: ¿De qué hay que preocuparse?


Gu Tianqing asintió y sonrió.

Aunque Rong Yan parecía inicialmente molesto, su estado de ánimo mejoró después de que la vio asentir y sonreír.

El incidente fue en realidad planeado por ambos, Rong Yan y Gu Tianqing. Ella había escondido algo debajo de la cama de Gu Xijiu y el motivo de su asentimiento era darle una pista de que había colocado el objeto allí, diciéndole que no se preocupara.

Sin embargo, Gu Xijiu había notado todas sus acciones y expresiones.

Después los dejó solos un poco más, esperando ver si podrían arreglárselas para sonreír más tarde.

“Señorita Gu, ¿está preocupada?” Gu Xijiu escuchó a alguien hablando.

Se giró y era el príncipe, Rong Che, quien se paró a su lado, mirándola con una sonrisa. ¡¿Desde cuándo se había acercado tanto a ella?! ¡Ella ni siquiera se había dado cuenta! ¡El Principe parecía ser bastante bueno en artes marciales!

Gu Xijiu retrocedió intencionalmente para mantener su distancia y dijo fríamente, “¿De qué hay que preocuparse? Estoy bien”.

“¿No hay de qué preocuparse? ¡Me gusta esa frase!” Rong Che se refresco con su abanico plegable y dijo, “aunque no hayas hecho nada malo, eso no significa que otros no hagan semejantes cosas. Por ejemplo, si alguien fuera a colocar algo en tu residencia y tú fallaras en notarlo, estarías en una profunda mierda si ellos realmente encontraran algo”.

Parecería que la mayoría de las personas en la escena eran todos oficiales con experiencia, excepto las jóvenes. Estos sabían qué mensaje quería enviarles.

La expresión facial de Rong Yan y Gu Tianqing cambió inmediatamente.

Rong Yan sonrió a regañadientes y dijo, “Mira, mi hermano. Aunque la residencia de Xijiu es muy tranquila, la residencia del General también es muy estricta. No creo que la gente pueda ser capaz de simplemente entrar y salir de ese lugar. Es extremadamente difícil para cualquiera entrar, plantar algo y culparla a ella”.

Rong Che toco el hombro de Rong Yan con su abanico y dijo, “todavía eres joven, hermano. En ocasiones, ¡incluso los miembros de la familia pueden asesinarse entre ellos!”

Rong Yan permaneció en silencio y tosió. Más tarde dijo, “eso suena muy mal hermano. Podría arruinar la reputación de la familia del General. ¿Cuál podría ser el objetivo de semejantes acciones?”

Rong Che sonrió y dijo, “es difícil de decir. ¿Qué no son las dos personas que dijeron la verdad de la residencia del General? La personas irán hasta cierta medida para lograr sus objetivos”.

Rong Yang tenía sólo 16 años y no era tan experimentado como su hermano mayor. Su expresión cambió instantáneamente cuando Rong Che dio su opinión. Rong Yan sonrió con algo de renuencia y dijo, “¡Qué extraño! ¿Qué beneficio obtendría esa persona al plantar tal trampa? Realmente yo no tengo ni idea”.

Rong Che siguió mirando a Rong Yan, haciéndolo sentirse incómodo. Cuando Rong Yan estaba a punto de hablar, Rong Che dijo lentamente, “mi joven hermano, luces genial recientemente, ¿eh? He escuchado que muchas chicas te persiguen pero ahora estás comprometido con la sexta hija de la familia Gu. Apuesto a que están molestas y quieren tomar su lugar…”