VVC – Capítulo 021

0

Capítulo 21: ¡Al parecer, él ha caído debido a la chica!


“Señor, puede hacer que sus oficiales busquen en el patio de Xijiu. Sin embargo, antes de seguir, debemos asignar a alguien para buscar en los cuerpos de sus oficiales. ¿Qué pasa si uno de ellos está conectado con las personas que planearon manchar el nombre de Xijiu e intencionalmente plantan un objeto durante la búsqueda? Si semejante cosa fuera a pasar – un objeto extraño plantado en algún lugar del patio y alguien descubriéndolo, ¡cualquier cosa que Xijiu dijera en su defensa sería inútil!”

El Maestro Hu permaneció en silencio.

Dijo enojado, “¡no hay tal gente entre mis subordinados!”

Rong Che agitó su abanico plegable y comentó, “Maestro Hu, aunque la preocupación de la Señorita Gu implicaría un paso adicional, tiene mucho sentido. Para tranquilizar su mente, ¿por qué no accede a su pedido?”

El Maestro Hu gruñó, “¡Bien! Jugaré a ello, ¡pero este será el único momento!” Luego movió su mano hacia el subordinado detrás de él y ordenó, “realiza una búsqueda entre ustedes mismos. ¡Vean si hay algún objeto sospechoso en su posesión!”

Había un total de diez subordinados bajo él que estaban a su espalda. Nada parecía extraño sobre la forma en que lucían, salvo por un tipo con un rostro redondo y regordete con las cejas arrugadas. Su expresión empezó a cambiar justo cuando su cuerpo comenzó a mostrar signos de resistencia.

Gu Xijiu, un asesino de clase dorada, tenía la vista tan aguda como la de un águila y ella apuntó con su dedo meñique hacia el subordinado ofendido y dijo, “¡Busca primero en él!”

El hombre dio un paso atrás mientras su rostro se ruborizaba con un rojo carmesí, “Mi… Mi cuerpo, ¿qué hay que buscar?” Gu Xijiu sonrió y comentó, “si no eres culpable, ¿por qué estarías asustado de una búsqueda?”

Rong Che cerró su abanico plegable, “tienes razón, su renuencia al cooperar para la búsqueda en efecto se siente un poco sospechosa”.

El encantador príncipe continuó la defensa de ella mientras Gu Xijiu le lanzaba una mirada. Rong Che hizo girar el abanico plegable y sonrió en su dirección, sus ojos se parecían a la luna creciente mientras sonreía.

Gu Xijiu permaneció sin emociones mientras se alejaba de su mirada, aparentemente sin ser afectada por su coqueta sonrisa y sus avances.

Rong Che tocó su nariz. En el momento en entro en el cuartel, nueve de cada diez damas en la sala giraron sus miradas en su dirección. Sus elegantes ropas habían atraído la atención de todas las mujeres, pero entre todas ellas, fue la única que lo ignoraba a él y a sus avances. Nunca pensó que se encontraría con semejante dama.

Nunca hubiera pensado que encontraría a alguien tan interesante a pesar de que se metió en esa multitud por aburrimiento.

Se rumoreaba que la hija de la primera esposa de la familia Gu era fea, tonta y poco carismática. Sin embargo, parecía que estos rumores eran infundados.

Mirándola en persona, la marca de nacimiento en su frente lucía un poco fea, pero su pelo negro azabache la cubría, ocultándola bien. Eso realzó sus otras características – sus ojos grandes y redondos, su pequeña boca y la tez blanca como la nieve que tenía sobre su piel. Ella podía ser una verdadera belleza.

Para colmo, estaba en alerta, inteligente, clara en sus pensamientos, lógica y tenía una lengua afilada. La palabra estúpida ni siquiera encajaría en su descripción. La gente que la llamaba basura porque tenía poco o ningún talento espiritual era… probablemente justa. Sin embargo, aquellos que han resultado tener un gran éxito eran generalmente aquellos con ingenio y aquellos que simplemente dependían de la fuerza bruta, terminarían como unos brutos. Incluso si careciera de talento espiritual, su ingenio por sí solo la ayudaría a emerger a la cima…

Las hermosas damas eran algo común, pero una dama inteligente, era realmente una joya rara.

Sí. De hecho, él parecía haber caído por la chica. Rong Che estaba muy interesado.

Para deshacerse de la sospecha, el Maestro Hu naturalmente le ordenó al resto que buscaran en el hombre de rostro redondo y gordo y con poco esfuerzo, lograron encontrar una ropa interior masculina en los bolsillos interiores de su camisa. Fue presentada ante el Maestro Hu.

El Maestro Hu frunció su ceño y dijo, “¿qué estás haciendo con un objeto así?”