Capítulo 14: Comienza el drama


Gu Xijiu recordó que la madrastra de la propietaria original, quien era la actual esposa del General, tenía un pasatiempo especial. Le gustaba usar el carbón que cortaba personalmente Gu Xijiu durante el invierno. Sus demandas eran tomadas estrictamente para que la vida diaria de Gu Xijiu fuera, limpiarse antes de dirigirse al campo de leña para cortar la leña para su señora.

Gu Xijiu frotó el área entre sus cejas. Ese cuerpo delgado era fácil de transformar si lo cuidaba un poco más. Sin embargo, la gran marca de nacimiento en su frente era un poco difícil de eliminar.

Escuchó unas pisadas ruidosas afuera en el patio y segundos después, alguien golpeó pesadamente la puerta.

Gu Xijiu se levantó lentamente. Por fin había llegado el momento y el drama ahora estaba por comenzar.

Lentamente ató su cabello y lavó su rostro antes de proceder tranquilamente a salir de la casa al patio.

Algunas personas paradas fuera del patio estaban en una intensa discusión.

“¿Ella realmente salió para verse con otro hombre? ¿No está en casa?”

“Definitivamente. Ayer por la noche la vieron fuera del muro. ¡Yo nunca pensé que esta joven fuera tan indecente!”

“Suspiro, parece que no debería haberle dado la oportunidad de ejercer su independencia permitiéndole permanecer sola. ¡Ahora ella ha cometido un acto vergonzoso y ha puesto a la familia en vergüenza!” Había una amarga voz femenina suave. Esa era la actual, Señora Gu.

“Mamá, séptima hermana, quinta hermana, todavía no hay evidencias. Nosotros no deberíamos simplemente adivinar. Vamos al patio y descubrámoslo”. Esa amable voz pertenecía a su segunda hermana, Gu Tianqing.

“¡No creo que Xijiu sea una persona así! Ella es muy respetuosa de las normas”. Ese sonido era genial y brillante y gracias a los recuerdos de la dueña original, Gu Xijiu pudo reconocer que esa era la voz de su prometido.

“Mi Alteza Real puede que no lo sepa, pero algunas personas nacen con el talento para disfrazar su verdadera naturaleza. Mi sexta hermana generalmente luce linda pero ¿quién sabe lo que realmente hay en su mente? No olvide que su madre fue alguien que abandonó a su propio marido y escapó…”

“¡Cállate! ¡Ven y patea la puerta!” Dijo una fuerte voz. Era el General Gu, el padre de corazón helado de Gu Xijiu, quien rara vez la buscaba.

Bien, todos estaban allí ese día. Parecía que la persona que la engaño la quería matar.

El pequeño patio sólo tenía dos puertas comunes que eran fáciles de abrir. En un momento ya había más de 10 personas que se habían apresurado a entrar y el patio estaba congestionado…

Esa gente entró agresivamente pero se quedaron atónitos por un momento cuando vieron a la niña que estaba parada y recargada en la puerta. La expresión de todos cambió – especialmente la de la Señora Gu y el duodécimo príncipe, Rong Jun, quien era el prometido de Gu Xijiu. Incluso la expresión facial de Gu Tianqing cambió levemente.

El General Gu fue el primero en reaccionar. Miró a Gu Xijiu con un par de ojos feroces y preguntó enojado, “¿Qué ocurre contigo? ¿Por qué no abriste la puerta a pesar de que estabas en tu casa?”

Gu Xijiu de pie allí, sosteniendo sus brazos. Miró rápidamente a todos y finalmente miró al General Gu y habló: “General Gu, soy su primera hija preciosa. ¿Alguna vez ha visto a una hija preciosa abrir ella misma la puerta?”

Aunque Gu Xijiu se veía fea, tenía una voz agradable. Incluso ahora cuando hablo, el tono era tan frío como si una campana de hielo hubiera hecho eco en este pequeño patio.