Capítulo 3: ¡La trágica vida de la maestra del cuerpo!


“La hija mayor de la familia materna del General había desaparecido. Se descubrió que era físicamente débil a los tres años y una marca roja apareció en su rostro cuando tenía tres años y medio. Era fea, inútil y se le vio como un insulto a su familia – siempre fue intimidada por sus hermanos. Esa era la hija mayor que tuvo una vida más miserable comparada con los sirvientes. Era una cobarde y había sido comprometida a casarse con el duodécimo príncipe…”

La maestra de su cuerpo había ido a ese lugar, cuando recibió una carta secreta de su prometido. Sin embargo, ¡ella no sabía que era una trampa!

El tipo que estaba frente a ella era un idiota bien conocido de la familia real del país de Fei Xing – el hijo del Rey Lu que era el hermano mayor de Su Majestad. Fue coronado como el Conde Le Hua y era considerado un genio basado en su actuación. Sin embargo, tenía un desorden crítico de obtener placer destruyendo jovencitas. Se corría el rumor de que era capaz de tener sexo con seis niñas en una noche y la mayoría de ellas perecían debajo de él. Incluso aquellas que sobrevivían terminaron con severos trastornos mentales.

Ninguna de las damas en la capital no le tenían miedo, incluso la verdadera Gu Xijiu estaba horrorizada e intentó suicidarse cuando supo que tenía que servirle al Conde psicópata.

La verdadera Gu Xijiu ya estaba muerta, pero la asesina del mundo moderno por casualidad había poseído su cadáver y la había resucitado.

La gestión de la memoria fue una tarea fácil para Gu Xijiu.

¡Qué vida de sufrimiento había soportado en el pasado!

Como era la nueva maestra de ese cuerpo, decidió vivir una vida maravillosa e incluso ayudar a la verdadera Gu Xijiu a recuperar lo que se merecía.

¿Basura? ¡No había semejante palabra en su diccionario!

Sus rosados labios estaban ligeramente curvados hacia arriba, parecía que estaba sonriendo, pero nadie podía determinar si era sarcástica o no.

¡El Conde Le Hua no dejaba de mirarla al rostro y su cruel corazón latió rápidamente en el mismo momento en que ella sonrió! Se dio cuenta de que la chica fea tenía una sonrisa muy hermosa y en realidad era bastante atractiva para él…

¡Inmediatamente se excitó y la lujuria brilló en sus ojos!

Desenredó el nudo de la delgada manta. La cuerda era un arma mágica y nadie podía escapar si estaba atado con ella.

La cuerda mágica inicialmente se usaba como un arma en el campo de batalla. Sin embargo, ahora se ha convertido en un juguete para las jóvenes en sus manos.

Simplemente arrojó la cuerda mágica a un lado e intentó retirar la manta. Quería abrir la manta para así poder tocar su cuerpo…

La manta fue arrojada con un solo tirón, pero él descubrió su visión borrosa incluso antes de que pudiera poner sus ojos en el cuerpo bajo esta. ¡Su cabeza estaba envuelta con un montón de mantas!

¡Antes de que siquiera pudiera reaccionar, sintió un dolor extremo en su pene!

Inicialmente, estaba a punto de tomar represalias, pero el ataque repentino había hecho que perdiera la oportunidad debido al agudo dolor en su punto sensible. Su cuerpo se curvó subconscientemente, ¡pero de pronto sintió que su corazón era apuñalado por un clavo afilado!

¡Todo sucedió demasiado rápido y fue definitivamente inesperado!

No logró descubrir cómo Gu Xijiu lo atacó incluso a pesar de que luchó hasta su último aliento. Además, no tenía idea de cuál fue el objeto que penetraba su corazón.

El Conde Le Hua se sacudió inconscientemente y dejó de moverse.

Durante toda la prueba, sólo gimió suavemente dos veces y fue amortiguado bajo la manta. Su voz era suave, así que Gu Xijiu supuso que nadie sería capaz de oírla.