USAW – Cap. 99

0

Capítulo 99: Tía, yo realmente no se nada

Bai Yunfei quedó estupefacto por un momento. Mirando a su izquierda y luego a su derecha, se dio cuenta de que los ojos de todos a su alrededor lo miraban. Mirando hacia atrás a las dos mujeres frente a él, preguntó confundido

«¿Que esta pasando?»

Tía Zhao miró la reacción de Bai Yunfei y luego al objeto que sostenía en su mano izquierda. Comenzando a temblar por todos lados, parecía como si estuviera a punto de perder el control absoluto sobre sí misma como la noche anterior. Con un dedo apuntando a Bai Yunfei, ella gruñó, «¡Eres un desvergonzado bribón! ¡Ni siquiera pienses en jugar al idiota! Anoche abusaste sexualmente de la joven señorita de mi familia. Y… y… ¿qué es lo que tienes en la mano entonces?»

«¿Eh? ¿Qué pasa?» Bai Yunfei se sobresaltó, pero levantando su mano izquierda para mirar, inmediatamente comenzó a temblar…

Una gota de sudor cayó por la cabeza de Bai Yunfei, ¡¿Era ropa interior de una mujer?!

«Oh…»

Hubo un silbido proveniente de todo su alrededor, causando que Bai Yunfei mirara a su entorno. Todos en la calle se habían alejado más de diez metros y lo miraban con ojos desdeñosos…

«Esto… ese no fui yo…» Bai Yunfei sostuvo la ropa interior con su temblorosa mano izquierda, e incluso su voz temblaba.

«¡Oh por supuesto! ¡Por supuesto que no eras tú, era yo entonces!» La tía Zhao ya estaba a punto de explotar en enojo.

«¡¡Booo!!» La audiencia a su alrededor comenzó a explotar en un ataque de silbidos mientras seguían mirándolo.

Bai Yunfei sintió como si estuviera a punto de expulsar sangre de esta situación y se apresuró a explicarse. «¡No, no! Estoy diciendo que alguien simplemente metió esto en mi mano. Estoy…»

A mitad de su discurso, Bai Yunfei cerró la boca. Era inútil explicarse ante esas dos. Incluso la audiencia que los rodeaba no estaba dispuesta a escuchar a Bai Yunfei; si hubo alguna reacción, sería la mirada desdeñosa en sus ojos…

Los labios de Bai Yunfei comenzaron a temblar como si estuviera a punto de llorar. Levantando su mano izquierda, dio un paso tras otro hacia las dos y tartamudeó, «Tí-tía… estoy diciendo la verdad. Si esto es tuyo, entonces… aquí, tómalo…»

Con eso, le devolvió la pieza de ropa interior a la tía. En su ansiedad, inconscientemente había dado el pájaro de madera que acababa de comprar a la niña al lado de la tía.

La tía retiró el sujetador, pero cuando entró en contacto con su mano, se detuvo. Sintiéndose como si algo estuviera mal, tomó la prenda de vestir y luego la levantó …

Alguien la había cortado con unas tijeras. Dos agujeros fueron cortados con precisión para mostrar dos puntos específicos en el sujetador…

Los ojos de Bai Yunfei vieron los agujeros, haciendo que su alma prácticamente se alejara volando de su boca. Esta vez, recuperó su ingenio rápidamente, y sin ninguna explicación, se tambaleó hacia atrás varios pasos en retirada.

«¡Pervertido, te mataré!»

En el mismo momento en que Bai Yunfei se había retirado, la tía ya no podía controlar su furia. Apartando el sujetador, su puño inmediatamente persiguió a Bai Yunfei para golpearlo.

Sin embargo, Bai Yunfei podía verlo venir y esquivó fácilmente el ataque. Todavía retrocediendo, gritó: «¡Tía, no malinterpretes! Esto realmente no tiene nada que ver conmigo, ¡nunca antes te había visto en mi vida!»

«¡Todavía te atreves a negarlo! ¿Tu apellido no es Bai?»

«Sí, sí, mi apellido es Bai… ¿cómo lo supiste?»

«¡Entonces qué más se necesita decir! Tu figura es la misma, tu cara es la misma, ¡e incluso tu voz es la misma! ¿O es que quieres decirme que quien se atrevió a manosearme y molestarme junto a la joven señorita es tu hermano gemelo?» La tía gritó con indignación mientras lo perseguía. Con un movimiento de su mano, se podía ver una espada que aún no tenía dos metros de largo. Con una circulación de su soulforce, se podía ver un halo de luz naranja envolviendo la espada antes de que apuñalara a Bai Yunfei.

«¡Estás bromeando! Yo…» Bai Yunfei se deslizó hacia la izquierda para esquivar la puñalada de espada una vez más. Luego, tomando prestado el poder del puño entrante, voló otros dos pasos. Gritando de frustración, habló, «¡Tía, yo realmente no sé nada!»

La furiosa tía no desperdició palabras sobre él. Una tremenda cantidad de Qi se podía ver rodando hacia Bai Yunfei con el giro de su espada.

Sobresaltado, Bai Yunfei ya no podía decir nada. Comenzó a usar las Pisadas Superpuestas para moverse a la izquierda y a la derecha alrededor de las imágenes residuales dejadas por la espada. Aunque parecía bastante peligroso, no se infligió daño a Bai Yunfei.

«¡Poof! ¡Poof! ¡Poof!…» Se escucharon varios sonidos mientras Bai Yunfei daba vueltas por la calle. El suelo donde solía estar de pie se había dividido en varias grietas pequeñas debido a los golpes de Qi de la espada. Algunos de los ataques incluso impactaron contra el suelo no muy lejos de la audiencia.

«Waaa!» Toda la audiencia había estado emocionada de ver esta batalla. Todos se dispersaron con miedo en áreas más lejanas cuando progresó más allá de lo que esperaban. Era como si tuvieran miedo de ser golpeados inadvertidamente.

No mucho tiempo después, los cerca de cien metros de la calle habían quedado completamente desiertos, a excepción de los dos combatientes y la joven no muy lejos. Incluso los edificios cercanos habían cerrado herméticamente sus ventanas.

La tía Zhao era una cultivadora con la propiedad de alma de tierra cuyas características distintivas eran infinitas. Sus capacidades ofensivas y defensivas eran fuertes por derecho propio, pero carecía de velocidad. Dado que carecía de una habilidad alma para ayudar a su velocidad, no pudo atacar a Bai Yunfei incluso después de varias rondas a pesar de su enojo. Ella no pudo ponerse al día con él debido a sus Pisadas Superpuestas.

Bai Yunfei finalmente decidió recordar. Deprimido, Bai Yunfei no sabía cómo le había sucedido esta absurda calamidad. Solo podía esquivar impotente golpe tras golpe tratando de encontrar la mejor manera de resolver este asunto problemático.

Esta mujer de mediana edad frente a él estaba claramente en un estado furioso donde las palabras no servirían de nada. Después de pensarlo un momento, Bai Yunfei esquivó un ataque, y miró a la mujer joven que observaban la pelea a varias docenas de metros de distancia.

«¡Yo digo, señorita! ¿Eres la «joven señorita» de la que esta tía habla? ¿Puedes hacer que esta tía se calme por un momento? ¡Realmente tienen a la persona equivocada!» Bai Yunfei esquivó un explosivo golpe de puño antes de esquivar otro golpe de espada al mismo tiempo que le gritaba a la joven.

«Ayer por la noche a las nueve, estaba descansando en la ‘Posada Felicidad’ en las calles del este. Aunque di un paseo más temprano ese día, nunca las había visto. ¡Esto es todo un malentendido!»

La joven miró a su tía tratando de atacar a Bai Yunfei una y otra vez. Cuando escuchó esa explicación aparentemente inocente, frunció el ceño junto con cierta confusión.

Después de varios intercambios más con la joven que no respondía, Bai Yunfei comenzaba a ponerse un poco impaciente. Su pierna se movió y corrió a toda velocidad hacia la izquierda después de separarse de la tía. Planeó correr cerca de la joven. De esa manera, si la tía lo persiguiera, dudaría en atacar. En ese momento, él tendría un momento para poder descubrir qué estaba pasando.

Bajo su bombardeo iracundo, la tía casi no había encontrado resistencia por parte de Bai Yunfei, causando que su furia creciera cada vez más. Cuando vio a Bai Yunfei dirigirse hacia la joven, sus ojos se abrieron al instante y comenzaron a fluir con un asesino intento de matar.

«¡Sinvergüenza! ¡¿Quieres maltratar a la joven señorita de nuevo?»

Siguiendo este destello de intención asesina, la tía comenzó a explotar con una rica cantidad de energía elemental anaranjada. La espada en su brazo derecho hizo una cuchillada hacia el suelo para que la punta lo tocara. ¡El elemento terrestre que lo rodeaba comenzó a congregarse alrededor de la punta de su espada antes de que el sonido metálico de la espada se escuchara al clavarse en el suelo en su persecución de Bai Yunfei!

La espada había apuñalado en las losas de piedra del suelo sin ningún problema. Una luz anaranjada comenzó a llenar las grietas cuando apareció un crujido. Varias grietas más se podían ver originadas desde donde la espada había clavado en el suelo. ¡En un instante, se habían extendido en «persecución» de Bai Yunfei!

Al ver a Bai Yunfei correr hacia ella, la joven instintivamente retrocedió. Adoptando una postura defensiva, tomó una expresión calamda antes de gritar una advertencia a Bai Yunfei, «¡Cuidado!»

Tan pronto como Bai Yunfei estaba a una distancia de veinte metros de la tía, la advertencia de la joven inmediatamente le hizo darse cuenta que el pulso entrante de energía elemental se acercaba a su cuerpo. Sorprendido, volteó su mirada, solo para ver que las grietas ya habían alcanzado sus pies.

«¡No!» Bai Yunfei se sobresaltó en ese instante. Abruptamente pisoteó con fuerza suficiente para lanzarlo al aire. En ese momento, las grietas debajo de sus pies explotaron, disparando fragmentos de piedras junto con los hilos retorcidos del elemento tierra. ¡En un movimiento que cubrió todo el cielo, esta tormenta de escombros y fuerza de tierra envolvió a Bai Yunfei!

Los ojos de Bai Yunfei brillaron peligrosamente. Con un bufido, estrechó su mano y sacó la Lanza con Punta de Fuego. Sin disminuir la velocidad en sus pies, la Lanza con Punta de Fuego comenzó a dar vueltas en un patrón hermético que lo protegió por completo del aluvión de fragmentos de piedra.

La primera ola de fragmentos de piedra estaba demasiado concentrada, por lo que varios fragmentos golpearon el cuerpo de Bai Yunfei. Incluso con la Armadura Alma Goldsilk protegiéndolo, todavía dolía bastante.

Después de romper el último fragmento de piedra en pedazos, Bai Yunfei se volvió para mirar a la relativamente distante tía con una mirada helada. Hasta este punto, Bai Yunfei no había sentido ninguna ira en su corazón.

«Ya he dicho que esto fue un malentendido, pero si todavía quieres arrastrarme a este lío, ¡comenzaré a luchar!»