USAW – Cap. 94

2

Capítulo 94: Jing Mingfeng actúa, ¿preparándose para tomar represalias?

Bai Yunfei se encogió de hombros sin preocuparse por las «palabras de venganza» de Jing Mingfeng. Dando media vuelta, se preparó para salir del callejón.

Tan pronto como guardó el ladrillo en su anillo espacial, Bai Yunfei se detuvo de repente. Mirando el objeto en su mano, habló con los ojos entornados, «¡Mierda, cuando tomé el anillo espacial, ya lo había usado! Eso significa que ya sabe sobre el efecto especial de este anillo espacial. Si él logra…» (TC: Sigh, ¿cuando dejarás de ser tan ingenuo)

Al pensarlo un poco más, Bai Yunfei negó con la cabeza y murmuró para sí mismo: «Emitió un ambiente similar al de Chengfeng. Además, perdió el control de sí mismo de solo unas pocas palabras. Es muy probable que sea un hombre de destino amargo, con su clan asesinado…agh, ¿eso significa que está solo? Con tanta gente tratando de matarlo por algún tipo de secreto que tiene… ¿¡No es esa situación exactamente la mía!? ¿Es por eso que tuve tan buena impresión de él antes? Pero incluso si conoce la propiedad exclusiva de este anillo espacial, no podrá adivinar el motivo, por lo que debería estar bien. En cualquier caso, si está interesado, podría estar dispuesto a llegar a un acuerdo…».

Bai Yunfei se volvió para mirar hacia la dirección en la que Jing Mingfeng desapareció. Pensando en gran medida, sus cejas se habían suavizado antes de salir de allí.

… … … … …

En la otra dirección, Jing Mingfeng había recorrido dos calles y entrado cuidadosamente en una de las posadas del área. Alquiló una habitación, entró y cerró la puerta con órdenes explícitas a la camarera para que no lo molestaran.

Después de cambiarse de ropa arrugada, sacó un nuevo par nuevo de túnicas azules. Con un movimiento de su mano derecha hacia un espejo, hizo una mueca de dolor al mirar su propio rostro. Luego, giró el espejo para enfocarse en sus ojos y comenzó a prestar atención embelesada como si tratara de controlar algo.

Medio momento después, las arrugas en su rostro habían comenzado a retorcerse de forma extraña antes de desaparecer por completo de la vista. Su nariz comenzó a cambiar en tamaño y forma, su barbilla comenzó a ensancharse, e incluso sus mejillas dieron un estirón. Su boca, sus cejas, su frente… toda su cara aparentemente se había transformado gradualmente.

¡Ni siquiera un minuto después, el anciano en el espejo se había transformado en un joven de 20 años de aspecto amable!

Echando un vistazo a la cara erudita del reflejo en el espejo, Jing Mingfeng asintió con la cabeza antes de hablarse a sí mismo: «Sí, eso servirá. Usaré este por el momento».

Recogiendo el espejo, de repente se sintió un poco cansado. Caminando hacia su cama, se acostó encima y dejó escapar un largo suspiro antes de mirar fijamente al techo.

«Pensé que había encontrado a un niño que estaba solo en el mundo para buscar fortuna, pero ¡Quién hubiera sabido que en realidad era más fuerte y capaz de encontrarme!» Jing MInfeng pensó en su primer encuentro con Bai Yunfei con una mirada pensativa. «Mis técnicas ‘Arte Ocultar el Alma’ y ‘Cambio de Rostro’ son perfectas. Incluso un Alma Ancestro no podría detectarlas, ¿cómo fue capaz de encontrarme tan rápido?»

«Tal vez… no es un problema conmigo, sino… ¿el anillo espacial?» Los ojos de Jing Minfeng comenzaron a brillar. «Tiene que ser eso. Después de que me encontró, inmediatamente agarró mi mano izquierda donde estaba. Claramente él estaba muy consciente de la ubicación exacta del anillo. Qué mala suerte que no tuve tiempo de mirar dentro para ver qué tenía. Pero aún así, ese anillo…»

Las cejas de Jing Minfeng se arrugaron juntas como si estuviera pensando en alguna clase de pregunta sin solución. «Cuando usé el anillo, hubo una sensación extraña, una especie de fuerte sensación de poder. Si tan solo tuviera algo de tiempo para verlo, de esa manera sabría si estaba equivocado o no…»

«También está ese ridículo ladrillo. Es la primera vez que veo a un cultivador almas usa un ladrillo como arma. Y claramente, ese ladrillo no ordinario en absoluto. No es un arrículo alma de ninguna manera, ¡Pero tiene al menos la mitad de poder de uno! Me enviaron volando tan fácilmente e incluso hubo una sensación vertiginosa en un punto… ¿Tal vez usó algún tipo de técnica alma que solo se puede usar con un ladrillo? Eso es ridículo. He oído de todo antes, pero ¿realmente me falta conocimiento?»

«Bai Yunfei… ¡hmph! ¡Recordaré esto! ¡Jugaste conmigo como si fuese un mono, pero tarde o temprano sabrás lo serio que es enojarme!»

Jing Mingfeng gruñó enojado. No había pensado en cómo fue él quien primero provocó a Bai Yunfei y terminó teniendo el anillo espacial retirado y golpeado con un ladrillo…

Después de descansar durante una respiraciones, Jing Mingfeng salió de la habitación y dejó la posada para mezclarse con la multitud de gente. Incluso si cruzara Bai Yunfei en este momento, ni siquiera él podría decir que esta persona era la misma que le había robado su anillo espacial.

… … … … …

Jing Mingfeng había fingido caminar por la calle como si estuviera buscando en las ventanas un libro para leer. Ahora era un erudito en el camino para encontrarse a sí mismo. En realidad, sus ojos miraban intensamente por todas las calles para buscar a su próxima ‘presa’.

«Agh, aunque esta es la ciudad más próspera en la Provincia Acantilado Norte con muchos cultivadores alma, ¿por qué no puedo encontrar uno que lleve un anillo espacial y pueda ser robado?», Se quejó Jing Minfeng mientras miraba a la multitud. «Si me encuentro con otra segunda generación mostrando sus tesoros, sería genial. El anillo espacial que obtuve del cuarto maestro de la familia Chen de ninguna manera carecía de riquezas. Podría intercambiarlos por dinero y cristales alma más tarde».

Jing Mingfeng se dio cuenta de dos arrogantes cultivadores alma que miraban desde el costado con un desdén enroscado en sus labios, «Solo los idiotas se exhiben frente al público. Con lo arrogante que es el mundo de los cultivadores alma, es una maravilla que aún no haya desaparecido».

«Señorita, se está haciendo tarde. ¿Por qué no vamos a la posada y volvemos mañana para comprar el resto de los artículos que se necesitan?»

Jing Mingfeng acababa de pasar frente a una tienda de ropa cuando sus oídos escucharon a una mujer de mediana edad hablar. Había escuchado a alguien hablar antes de que sus cejas se enroscaran maravilladas, «¡Cultivador almas! ¡Y uno fuerte!»

Dentro del interior extremadamente espacioso de la tienda, se veían dos figuras de pie junto al mostrador. En el exterior había una mujer de mediana edad, fuerte y de estatura alta, a la misma altura que el propio Jing Mingfeng. Probablemente era una esposa que se había acostumbrado a hacer el trabajo pesado en su pueblo, pero Jing Mingfeng no se atrevió a subestimarla. Cuando él había estado buscando cultivadores alma antes, ella tenía al menos al nivel de un Alma Sprite. En ese momento estaba guardando todas sus bolsas en el anillo espacial de su mano y, al mismo tiempo, hablaba con la mujer que estaba a su lado.

Después de haber visto lo suficiente, Jing Mingfeng no pudo evitar sentir que sus ojos se iluminaban: Túnicas blancas y cabello hermoso que era como una cascada. Una cara blanca como la nieve que había reflejada las luces de las velas para crear un color rojo tenue. Aunque era solo por un lado, Jing Mingfeng ya podía determinar que esta era una mujer deslumbrante.

Aturdido por un momento, Jing Mingfeng sacudió la cabeza violentamente antes de fingir ser un transeúnte caminando. Cuando se acercó, la mujer de mediana edad pareció haberse girado para mirarlo atentamente con la guardia alta. Pero afortunadamente no se dio cuenta y dejó a Jing Mingfeng sin ser detectado.

«Los hombres de la familia Jing no roban a ancianos, pobres, mujeres o niños. Encontraré otra manera.» Jing Mingfeng pensó para sí mismo. Se dirigió a otra área antes de detenerse repentinamente, como si hubiera visto algo que hiciera que sus ojos centellearan sin parar.

Varios segundos después, una sonrisa maliciosa se apoderó de su rostro cuando comenzó a gruñir enojado, «Bai Yunfei, no pensé que sería tan buen momento para vengarme tan pronto. Te dejaré saber entonces, ¡qué significa ‘llegar inesperadamente y llorar sin lágrimas!’

… … … … …

Después de que se cruzaron varias calles, Bai Yunfei encontró una posada de aspecto ordinario donde se sentó en su cama de manera preocupada.

«¿Por qué me siento nervioso? ¿Por qué siento que algo malo está por suceder?»

Pensando por un momento, Bai Yunfei negó con la cabeza y pensó para sí mismo: «Es solo mi imaginación, todavía no he provocado a nadie…».

«Creo que Jing Mingfeng no debería ser considerado como un enemigo mío».