USAW – Cap. 75

1

Capítulo 75: Llega la ayuda
______________________________________________________

Una ráfaga de viento vino por detrás de su cuello. Apretando sus dientes, Bai Yunfei vertió toda su fuerza alma en sus piernas y las empujó ferozmente en contra del suelo. Las losas de piedra de la calle bajo sus pies inmediatamente se hicieron añicos y su cuerpo también se enterró varias pulgadas en un abrir y cerrar de ojos gracias a ese estallido de fuerza alma.

Viendo que su agarre estaba a punto de fallar, Liu Cheng soltó un helado resoplido y convirtió la garra en una palma. Su brazo derecho de pronto se extendió un poco más, permitiendo que la palma golpeara a Bai Yunfei en medio de su espalda. ¡Esta no era otra que la Palma Brazo Largo!

¡Pu!

Bai Yunfei escupió otra bocanada de sangre. Su velocidad aumentó nuevamente, pero eso sucedió porque ese golpe con la palma lo golpeó enviándolo a volar diez metros antes de dejarlo tendido en el suelo.

Una expresión fría se mostró en los ojos de Liu Cheng. Sin disminuir su velocidad, él corrió hacia arriba, esperando agarrar al oponente.

Sin embargo, cuando estaba a solo tres o cuatro metros de Bai Yunfei, su expresión cambió de repentinamente. ¡Dejó de moverse inesperadamente y se retiró apresuradamente de inmediato!

Zumbido… ¡Clang!

En el momento en que él se retiró, un sonido de un zumbido provino de la distancia a través de la oscuridad. Un rayo de luz fría entonces se acercó a él y en un abrir y cerrar de ojos aterrizó en el lugar donde él acababa de estar.

Una espada de aproximadamente un metro de largo había atravesado esa losa de piedra. Su empuñadura estaba sacudiéndose ligeramente, creando ligeros sonidos de zumbidos.

Liu Cheng se quedó quieto mirando hacia adelante con cautela con una expresión solemne.

“¿Quién se atreve a correr salvajemente por el territorio de mi Escuela Sauce Verde?”. Una pregunta fue gritada y luego aparecieron varias siluetas en su campo de visión. Juzgando por sus apariencias, todas estas deberían ser mujeres. Estaban vestidas completamente con ropas blancas adornadas con varias manchas verdes que lucían como hojas de sauce. Mientras ellas caminaban, las esquinas de sus faldas se balanceaban ligeramente, haciendo que esas manchas parecieran ser hojas de sauce ondeando en el viento, lo que se sentía bastante etéreo bajo la tenue luz de la noche.

“¡Escuela Sauce Verde!” Las pupilas de Liu Cheng se contrajeron. Su expresión se volvió aún más solemne.

Ese grupo de personas tampoco era lento. Para el tiempo en que Liu Cheng pudo verlos claramente, ya casi le habían llegado a su rostro. Ellas se detuvieron al lado de Bai Yunfei. Dos bellas figuras salieron corriendo y lo ayudaron a levantarse del suelo.

“Ustedes finalmente están aquí…” Bai Yunfei se limpió la sangre de las comisuras de sus labios y miró a Qiu Luliu y Chu Yuhe, quienes lo ayudaban. Él dio una débil sonrisa, pero un pensamiento extraño surgió en su mente, “¿Por qué los ayudantes siempre aparecen en escena en los momentos más críticos? ¿Por qué no pueden aparecer un poco antes? De esa forma no habría necesitado tomar ese último golpe de palma…”

Chu Yuhe miró a Bai Yunfei, quien tenía una expresión algo extraña en su rostro, con un par de ojos abiertos llenos de lágrimas, casi a punto de llorar, y preguntó ansiosamente, “¿Estás bien, hermano Yunfei? ¿Estás herido en algún sitio? ¿Estás herido de gravedad? Por favor, no me hagas que me preocupe…”

Sorprendido, Bai Yunfei miró a esa pequeña niña ansiosa y después se rio entre dientes y dijo consolándola, “Estoy bien. No te preocupes. Solo estoy levemente herido. No hay nada serio sobre mis lesiones”.

Después de decir eso, se giró hacia Qiu Luliu, quien también lo miraba con una expresión profundamente preocupada, le sonrió como respuesta y dijo, “Te he molestado, Luliu…”

“No tienes que caer en ceremonias, Yunfei. Tú eres el hermano jurado de Yuhe. Mi maestra también dijo que nosotras deberíamos ayudarte”. Qiu Luliu sonrió y luego miró a una mujer de mediana edad de unos treinta años que estaba parada frente a Bai Yunfei, diciendo, “Esta es mi tía menor Mu Feng, la anciana de la Escuela Sauce Verde. Mi maestra específicamente le dijo que viniera conmigo para ayudarte”.

Mu Feng inclinó la cabeza un poco para mirar a Bai Yunfei, asintió ligeramente y después alzo su cabeza mirando a Liu Cheng frente a ella, diciendo con una risa fría, “Me preguntaba quién eras. Resulta que tú eres el anciano Liu de la Escuela Glacial. ¿Por qué entraste a mi Ciudad Sauce de Jade sin razón en lugar de vigilar tu Escuela Glacial? Tú incluso estás intentando dañar a un invitado de mi escuela. ¿Cuál es el significado de esto?”

Liu Cheng frunció el ceño levemente, miró a Bai Yunfei y luego se giró para mirar a Mu Feng nuevamente. Dando un suave suspiro, cruzó las manos en saludo, diciendo, “Tú te lo estás tomando demasiado en serio, anciana Mu. Yo definitivamente no tengo intención de ofender a tu escuela. Esto es simplemente una disputa personal entre ese hombre y yo. Además, yo no sabía que él estuviera relacionado con tu escuela en absoluto, así que…”

“¿Hay una disputa entre tú y él? ¿Qué es lo que puede hacer que un cultivador en la etapa media del Icono Alma como tú personalmente se ponga en acción para lidiar con un menor de la etapa Guerrero Alma?” Mu Feng lo interrumpió y le preguntó en un tono ligeramente satírico.

“Él…“ Liu Cheng quedo sin palabras temporalmente. Después de hacer una pausa por un momento, él continuó, “asesino al hijo de Zhang, el anciano de mi escuela, así que quiero capturarlo…”

“¿Oh? Él mató al hijo de Zhang Zhenshan? ¿Tienes alguna evidencia?” Mu Feng alzó sus hermosas cejas. “Además, ¿por qué quieres vengar la muerte del hijo del anciano Zhang? ¿Por qué te tomas la molestia de ponerte en acción tú mismo, anciano Liu?”

Liu Cheng guardó silencio por un momento y después dijo con una voz profunda, “¿Entonces esto significa que tu Escuela Sauce Verde quiere salvar su vida?”

“Ya lo dije, ese hombre es un invitado de la Escuela Sauce Verde. Mientras esté en esta Ciudad Sauce de Jade, mi escuela definitivamente no se sentará y lo verá ser lastimado por su enemigo. Si realmente hay una disputa entre él y Zhang Zhenshan, por favor dile al anciano Zhang que venga aquí para enfrentarse a él en persona”. El tono de Mu Feng era resuelto e inquebrantable. Ella era la única anciana de la Escuela Sauce Verde y una Icono Alma en etapa avanzada, por lo que era incluso más poderosa que Liu Cheng. Además, ellos estaban en la puerta de su escuela en ese momento, así que naturalmente, ella no querría parecer débil.

Después de decir esas palabras, sacudió sus manos hacia la gente detrás de ella. Estas entonces rodearon a Bai Yunfei para protegerlo. Con Qiu Luliu y Chu Yuhe apoyándolo con sus manos, estas salieron lentamente de la puerta de la ciudad.

Viendo que se llevaban a Bai Yunfei, los ojos de Liu Cheng destellaron con un rastro de severidad. Pero al darse cuenta de que Mu Feng lo estaba mirando llena de alerta, al final él no tomó ninguna medida y los observó alejarse con una expresión antiestética.

Mu Feng sacó suavemente su espada del suelo, la volvió a colocar en su funda y miró a los subordinados que ya habían alcanzado ese lugar detrás de Liu Cheng, diciendo indiferente, “Anciano Liu, si quieres andar en Ciudad Sauce de Jade para ser nuestro invitado, mi Escuela Sauce Verde definitivamente te dará la bienvenida. Si tienes tiempo, por favor haz el honor de venir a mi escuela para una visita, mi escuela definitivamente te tratará con cortesía también… Sin embargo, si quieres causar problemas en secreto en esta ciudad, mirando hacia abajo a mi escuela, ¡entonces mi Escuela Sauce Verde no será tan fácil de intimidar! ¡Este lugar, no es un territorio de tu Escuela Glacial como Ciudad Pico Nevado!”

Después de decir esas palabras, Mu Feng dio media vuelta y se retiró sin preocuparse por lo que pensaba el oponente.

El color del rostro de Liu Cheng alternaba entre el azul y el blanco. Estaba extremadamente furioso internamente, pero no había nada que él pudiera hacer, en efecto, ese lugar no era la Ciudad Pico Nevado. Por el momento, simplemente no se atrevió a entrar en conflicto con la Escuela Sauce Verde. Él solo había llevado a dos discípulos de su escuela con él a esa ciudad. A pesar de que su plan se había llevado a cabo, eso se había hecho tomando prestadas las fuerzas de la familia Long, que tenía una conexión bastante estrecha con la Escuela Glacial.

“Anciano, ¿qué deberíamos hacer nosotros ahora?”

Liu Cheng no dijo nada y un hombre a su lado no pudo evitar preguntar cuándo vio eso.

Al ver que Mu Feng y su grupo habían desaparecido fuera de la puerta de la ciudad, Liu Cheng suspiró con frustración y agitó su mano, diciendo, “envíen hombres para vigilar de cerca el entorno de la Escuela Sauce Verde. ¡Si Bai Yunfei se va, háblame de eso inmediatamente! Ya está herido. Dentro de los próximos días, debe permanecer en la Escuela Sauce Verde todo el tiempo para tratar sus heridas. Informa al director sobre la situación aquí de inmediato para que él decida. ¡Antes de eso, no tomaremos ninguna medida y no entraremos en conflicto con la Escuela Sauce Verde!”

Mientras Liu Cheng guiaba a los hombres a su espalda, todavía fruncía el ceño con fuerza, bastante irritado por dentro. ¿Quién habría pensado que una cosa inesperada tras otra le pasaría a la trampa que meticulosamente había establecido para que al final no ganara nada de eso?

“El día en que Bai Yunfei apareció en esta ciudad, yo ya había enviado a alguien para informar a la escuela sobre esto. ¿Por qué no ha llegado el director todavía? Es imposible que él no tenga interés en Bai Yunfei. Podría ser… ¿Qué algo sucedió en la escuela? ¿Y él fue retrasado por eso?”

“En la situación actual, yo solo puedo esperar. ¿Tendremos que entrar en un conflicto directo con la Escuela Sauce Verde…?”

Mientras ese grupo de hombres se alejaba lentamente, la calle volvió a quedar en calma. Desde la entrada de un callejón cercano, una silueta entonces salió lentamente. El cuerpo entero de esa persona se había estado escondiendo en la oscuridad. Él había estado prestando mucha atención a ese lugar todo el tiempo sin ser detectado por nadie. Este no era otro que Hong Yin.

Él reflexionó un momento, luego se dio la vuelta y salió de la puerta oeste de la ciudad…

… … … … …

Frente a la puerta de la Escuela Sauce Verde, Bai Yunfei volvió a ver Mu Wanqing y a You Qingfeng. ¿Quién habría pensado que esos dos estarían esperando a todo el mundo en la puerta de la mansión? Bai Yunfei apartó suavemente las manos de las dos chicas, que lo estaban ayudando, se puso de pie con dificultad y cruzó sus manos ligeramente hacia todos, diciendo con sinceridad: “Todos, en esta ocasión realmente tengo que agradecerles muchísimo por su ayuda. Si no fuera por ustedes, habría caído en manos de esa Escuela Glacial, y no sé si hubiera sido capaz de sobrevivir a eso”.

Mu Wanqing dijo con una débil sonrisa, “Tú no tienes hacer una ceremonia así, Yunfei. Tú ya te convertiste en el hermano jurado de Yuhe, por lo que ayudarte es lo que mi escuela debería hacer. Además, cuando la Escuela Glacial mira hacia abajo a mi Escuela Sauce Verde de esta manera, si no hubiéramos hecho nada después de saber que estaban llevando a cabo un plan en secreto en la ciudad, mi escuela habría perdido cara”.

Las cosas habían sido tan fáciles de acuerdo con ella, pero Bai Yunfei sabía que en esa ocasión, debido a solamente a él, se habían enfrentado a otra escuela sin dudarlo. Eso era realmente un gran favor.

“Entonces muchas gracias, directora. Nunca olvidaré el favor de tu escuela en esta ocasión, no importa qué. ¡Después, si tengo la oportunidad, definitivamente lo pagaré!” Después de decir eso, parecía haber afectado sus heridas, tosió un par de veces y la sangre salió de las comisuras de su boca una vez más.

Chu Yuhe estaba muy ansiosa nuevamente. Ella se apresuró a levantarlo y sujetarlo, diciendo sollozando, “Hermano Yunfei, por favor deja de hablar. Date prisa y trata tus heridas”.

La expresión de Mu Wanqing también cambió ligeramente. Ella no había esperado que él fuera herido tan severamente. Frunciendo su ceño un poco, miró a Mu Feng.

Después de que sus ojos se encontraron, antes de que ella pudiera preguntar, Mu Feng respondió, “Directora, debido a que estábamos esperando fuera de la puerta oeste de la ciudad antes de recibir la noticia, cuando vimos al joven héroe Bai aparecer mientras era perseguido y atacado por Liu Cheng, él ya estaba…”

“Por favor no culpes a la mayor Mu, directora. Yo no lo pensé cuidadosamente y ya había sido herido antes de que ella llegara”. Bai Yunfei dijo apresuradamente. Entonces se limpió la sangre de las comisuras de su boca y continuó de una manera un tanto avergonzada, “Er, directora Mu, creo que deberíamos entrar primero. Yo necesito tratar mis heridas rápidamente. Mañana vendré y agradeceré a todos de manera apropiada”.

“Oh, me olvidé de esto. Luliu, Yuhe, ustedes dos llevan a Yunfei a una habitación de invitados para que descanse y luego preparen algunas vulnerabias”. Mu Wanqing le dio una sonrisa amable y guio a todo el mundo hacia la mansión.

Después de que Bai Yunfei fue llevado a una habitación de invitados, Mu Wanqing y You Qingfeng caminaron hacia la otra dirección lentamente. You Qingfeng no había dicho nada en todo ese tiempo, pero ahora él preguntó, “Wanqing, ¿es digno de que lo ayudes así?”

“¿Oh?” Mu Wanqing se sobresaltó y luego dijo riendo, “¿Por qué haces esa pregunta nuevamente? ¿No dije antes que mientras ese hombre logre algo en el futuro, mi escuela también se beneficiará de eso?”

“Pero ahora tú te has convertido en enemigo de una escuela comparable a la Escuela Sauce Verde por su culpa”.

“¿La Escuela Glacial? Las dos somos las dos escuelas más grandes en el norte de la Provincia Nube Azur, así que originalmente no había mucha amistad entre nosotros. Además, yo tampoco dije que tendríamos que convertirnos en enemigos. Por el momento, solo estoy asegurando la seguridad de Bai Yunfei un poco dentro de un límite aceptable. Si algo imprevisto sucede más tarde, yo haré otros planes…”

Mientras Mu Wanqing estaba hablando, un discípulo de pronto fue a informar que había alguien afuera de la entrada que quería hacerle una visita, y esa no era otra que la persona que había ido allí por la tarde y les informó de la situación de Bai Yunfei para ayudarlo.