USAW – Cap. 72

1

Capítulo 72: Ver a través de ello

_______________________________________________________________

Bai Yunfei regresó a la taberna en un trance. Después de que él entró a su habitación y cerró la puerta de golpe, no hubo ningún sonido de movimiento.

Dos horas más tarde, salió de la habitación nuevamente. No había felicidad en su rostro. Él solo caminaba por las calles con sus cejas ligeramente arrugadas. Después de caminar aparentemente sin rumbo por las calles durante media hora, él se lanzó a un callejón y desapareció.

Más o menos una hora más tarde, regresó a la taberna y se encerró en su habitación.

Alrededor de las seis de la tarde, golpes en la puerta despertaron a Bai Yunfei, quien estaba sentado en la cama practicando su respiración. La voz interrogante de Xiao Ning entonces vino del frente de la puerta.

Bai Yunfei abrió la puerta, tuvo algunas palabras con ella y luego salió de la taberna junto a ella.

… … … … …

Debido a que ese día era un día nublado, ya estaba algo oscuro por el momento y también había mucha menos gente caminando en las calles. Bai Yunfei pudo sentir un ligero escalofrío en el viento claro que soplaba en su rostro.

En poco tiempo, él había seguido a Xiao Ning hasta un restaurante en la calle del oeste. Después de subir al segundo piso y abrir la puerta de una habitación, vio a Liu Meng sentada dentro y a un hombre rechoncho y de mediana edad de unos cuarenta años junto a ella.

Al ver a Bai Yunfei entrar a la habitación, Liu Meng tuvo una expresión muy alegre. Ella se puso de pie, se acercó a su lado y le dijo al hombre de mediana edad, “Padre, este es Yunfei. ¡Él es un cultivador alma en la etapa media de nivel Guerrero Alma!”

Después de decir eso, ella tomó su mano gentilmente, guiándolo a la mesa y lo hizo sentarse, después dijo, “Yunfei, este es mi padre, Liu Yan”.

Bai Yunfei miró al hombre de mediana edad, quien lo estaba evaluando, y asintió ligeramente, diciendo de forma respetuosa, “Tío Liu”.

Liu Yan retiró sus ojos y dijo con un leve asentimiento, “Mm, no está mal, aunque no pareces ser sobresaliente, pareces ser una persona calmada y cuidadosa. Esto es algo muy difícil de conseguir”.

Después de decir esas palabras superficiales, se detuvo, le dio a Liu Meng a su lado una mirada y le dijo a Xiao Ning a un lado, “Traigan todos los platos juntos. He estado corriendo todo el camino hasta aquí, así que estoy un poco hambriento”.

Xiao Ning dio un sonido de acuerdo. La habitación cayó en un silencio incómodo.

Bai Yunfei bajó su cabeza, pareciendo no saber qué decir. Liu Yan también bajó su cabeza, parecía estar descansando debido a que realmente estaba cansado, como él había dicho.

Por un lado, Liu Meng parecía estar bastante ansiosa. Con el fin de calmar la atmósfera, ella no tuvo más remedio que preguntarle a Liu Yan sobre sus negocios. Bai Yunfei no entendía esos asuntos, por lo que solo podía escucharlos hablar sobre cosas como los bienes y los incrementos de precios en una determinada ciudad o hacer una pérdida debido a que un cierto lote de productos no había llegado a tiempo.

Después de un tiempo, cuando los platos empezaron a aparecer sucesivamente, el tema de conversación entre los dos gradualmente cambió a la madre de Liu Meng. Liu Meng ocasionalmente también le decía algunas palabras a Bai Yunfei, queriendo dejar que tomara parte en la conversación, pero él parecía no estar dispuesto a hablar mucho y solo daba respuestas vagas.

“Bien, Yunfei, parece que tú nunca hablas sobre tu familia. ¿Dónde está tu familia? ¿Por qué nunca has mencionado a tus padres?” Viendo que lucía un poco perdido, Liu Meng preguntó.

Bai Yunfei calló en silencio por un tiempo y luego respondió, “Yo soy un huérfano. Comencé a seguir a mi maestro cuando era pequeño”.

“Oh… Ya veo”. Liu Meng parecía saber que ella había mencionado un triste evento de la vida de Bai Yunfei, así que inmediatamente cambió el tema de la conversación. “No me extraña que seas tan formidable. Resulta que comenzaste a estudiar con tu maestro cuando eras pequeño. Debió haber sido muy agotador, ¿verdad? Tú realmente estas determinado”.

“Humph, alcanzando la etapa Alma Guerrero Intermedio a la edad de dieciocho años, en efecto eres un poco más talentoso que los cultivadores alma comunes. Pero eso es todo…” Al escuchar a Liu Meng elogiar a Bai Yunfei, Liu Yan frunció el ceño y dijo algo desaprobatorio.

“Padre, ¿cómo puedes decir eso?” Liu Meng parecía estar bastante preocupada, “el nivel de soulforce no es lo único que tiene Yunfei. Él…”

“¿Quieres mencionar esos armamentos alma especiales o algo así nuevamente?” Liu Yan la interrumpió, diciendo con el ceño fruncido, “No soy un cultivador alma, pero yo he estado en contacto con la familia Zhang de la Escuela Glacial en los últimos años y he ganado un montón de conocimiento. No hay tales armamentos alma especiales. ¡No inventes sobre esos ridículos armamentos alma especiales con el propósito de elevar su estatus!”

“Eso no es cierto, padre. Yunfei realmente tiene…”

“¿Y qué si él los tiene? ¡Estos simplemente le fueron entregados por su maestro!” Liu Yan interrumpió a Liu Yan una vez más.

“Solo deja de hablar… Te lo ruego, deja de hablar…” Bai Yunfei bajó su cabeza.  Aunque su expresión era calmada, él estaba ‘rogando’ sin parar en su mente.

“¿Cómo es posible? El maestro de Yunfei los hizo. Como su discípulo, Yunfei definitivamente también…” La voz de Liu Meng resonó. Sonaba como si ella estuviera “suplicando” para defenderlo, pero en el corazón de Bai Yunfei, esas palabras se convirtieron en miles de agujas que perforaron en las profundidades de su corazón.

“Yunfei, en realidad… Tú también sabes cómo hacer esos armamentos alma, ¿verdad?” Liu Meng sostuvo su mano derecha usando su suave y aparentemente sin huesos mano como de jade y le preguntó gentilmente mientras lo miraba en una manera totalmente expectante.

Bai Yunfei cerró los ojos en silencio, sintiendo un rastro de calidez proveniente desde su mano. Esta ‘calidez’, que debería ser dulce y hacer que se sintiera feliz, se convirtió en un escalofrío después de entrar en su corazón, congelándolo…

Luego él alzo su cabeza. Al hacer contacto con sus ojos esperanzados, sus pupilas se encogieron un poco, pero él no respondió a su pregunta. En cambio, preguntó calmadamente, “Meng’er, ¿recuerdas el día en que los hombres de la familia Long te secuestraron? En esa ocasión fuiste tú quien le dijo a Long Taogu mi nombre, ¿cierto?”

“¿Oh? Yunfei, ¿por qué repentinamente haces esa pregunta?” Liu Meng se sobresaltó y luego dijo casualmente, “Ese día, yo fui atrapada por ellos. En mi ansiedad, mencioné tu nombre, diciendo que vendrías a rescatarme… ¿Podrías estar enojado por eso?”

Bai Yunfei sonrió y sacudió su cabeza ligeramente. Luego levantó su cabeza y le dijo a Liu Yan sentado frente a él, “Tío, es el cumpleaños de Meng’er en unos días. ¿Podrías permitirme acompañarla hasta después de su cumpleaños antes de que la lleves a casa?”

“¿Qué?” Liu Yan pareció quedar estupefacto ante esa súbita pregunta suya y lanzó una mirada algo dudosa hacia Liu Meng. Después de pensar un poco, dijo frunciendo el ceño, “¿Cómo es eso posible? Ya le prometí a su madre que la llevaría a casa. Además…”

“Ja, ja, ja, ja, ja…” Las burlas de Bai Yunfei interrumpieron sus palabras. Después las risas lentamente cambiaron, convirtiéndose en risas burlonas que estaban llenas de sarcasmo.

Bai Yunfei aún mantenía su cabeza baja. Sus hombros se estaban sacudiendo sin parar y su risa contenía una profunda tristeza.

La mano de Liu Meng repentinamente se sintió vacía. Ese tinte de ternura se había alejado. Ella se levantó, dio dos pasos hacia atrás y miró a Bai Yunfei con una expresión complicada, diciendo vacilante, “Tú… ¿Tú ya lo has descubierto?”

Bai Yunfei detuvo su risa, levantó su cabeza y la miró con una vaga sonrisa, “¿He descubierto qué?

¿Te refieres a que descubrí que este hombre no es tu padre, o que esta comida es en realidad una trampa, o que te acercaste a mí solo para engañarme?”

Bai Yunfei dijo sin esperar a que Liu Meng respondiera su primera pregunta. Esas palabras hicieron que su expresión cambiara enormemente.