Capítulo 59: Porque me gustas, porque soy feliz

Lou Zigui bajó la cabeza y la apoyó contra la cara de Ning Xiaoyao, antes de continuar explicando su pregunta en detalle.

“Si me gusta alguien, lo beso”, Ning Xiaoyao había nacido como un ser humano genéticamente evolucionado con estándares morales poco estrictos. Su respuesta fue lo suficientemente poderosa como para dejar una gran impresión. La gente en el apocalipsis se saludaba con besos. También se despedían con besos. Los tiempos felices fueron marcados con besos de celebración, mientras que las tragedias fueron consoladas por besos reconfortantes. ¿Cuál era el alboroto?

“¿Gustar?” Preguntó nuevamente Lou Zigui. Él vivía en una época donde los casamenteros emparejaban personas y la palabra de los padres era ley. El esposo y la esposa ni siquiera se conocían antes del matrimonio, por lo que tener a una chica al frente suyo, diciendo que le gustaba se encontraba totalmente fuera de sus expectativas. Cuando Ning Xiaoyao vio la cara seria del Comandante Supremo Lou, no pudo evitar ponerse seria.

Después de pensarlo un poco, finalmente dijo: “Mm, porque me gustas y porque estaba feliz”. Si a ella no le gustase, no habría estado dispuesta a abrazarlo, y mucho menos a poner sus labios en él. Y si no hubiera sido feliz, no habría pensado en besarlo en primer lugar.

Lou Zigui sintió que su corazón se ponía inquieto. A pesar de que había hecho su pregunta y obtenido la respuesta, no tenía ninguna experiencia con las mujeres en absoluto. Ante tal situación, todavía no sabía qué hacer, mucho menos cómo se sentía. ¿Contento? Pero también se sintió alarmado e inquieto. ¿Alarmado? ¿Qué tipo de cosas hacen que uno esté feliz y alarmado al mismo tiempo? Tenía la conciencia tranquila al hacerse una autoevaluación, porque estaba satisfecho con su actual deuda de gratitud combinada con su deber de venganza. Pero todos los métodos que el Comandante Supremo Lou había usado en los últimos días para lidiar con diferentes cosas eran completamente inútiles para la situación en cuestión.

Ning Xiaoyao acunó la cara de Lou Zigui. Cuando el Comandante Supremo Lou se sentía despistado usualmente llevaba una cara inexpresiva. Su expresión actual era extraña para Ning Xiaoyao y la hizo preguntarse. ¿Cometí un error en alguna parte? Ning Xiaoyao se preguntó a sí misma. ¿El método de mi beso estuvo mal, o no era el momento adecuado? ¿Tal vez este era el lugar equivocado para besos? ¿O era similar a Shadowgale y Little Peach Blossom de las cocinas imperiales? ¿El Comandante Supremo también había encontrado su verdadero amor en algún lugar del palacio? Autor: ¿Cuántas veces te he dicho? Si no sabes lo que está pasando, ¡no hagas conjeturas descabelladas! )

El cerebro de Ning Xiaoyao examinó las opciones de tiempo, lugar y persona antes de aflojar sus manos y sacudir la cabeza con vergüenza. No importa cómo lo mirara, que él hubiese conocido a otra persona parecía ser la única respuesta. Podrías agarrar un puñado de mujeres en cualquier lugar del palacio y encontrar una que fuera agradable. Tales cosas eran demasiado comunes.

“Perdón por eso”, Ning Xiaoyao se disculpó con Lou Zigui. “No sabía nada”.

El corazón del Comandante Supremo Lou todavía estaba revuelto, pero ahora estaba perdido. Agarró a Ning Xiaoyao antes de que se pusiera de pie y le preguntó: “¿Qué es lo que no sabes?”

“Es bueno que hayas encontrado tu verdadero amor”, dijo Ning Xiaoyao. “Felicidades, ah.” Definitivamente no iba a ser una tercera rueda en su relación. La gente en el Apocalipsis podía acostarse entre ellos como quisieran, pero se suponía que no debías involucrarte con personas que ya habían encontrado su verdadero amor. ¡Cualquiera que destruyera el verdadero amor merecía ser mordido por zombies!

“¿Verdadero amor?” Lou Zigui no entendió sus palabras.

“¿Q-qué chica es?” Preguntó Ning Xiaoyao. Cualquier mujer que pudiera capturar a Lou Zigui tan rápido tenía que ser alguien con quien debería encontrarse. Ella se había acostado con él una vez, después de todo. ¿El Gran y Poderoso Comandante Supremo debería renunciar a vengarse de ese hecho? Autor: Si quieres ser humana, debes tener conciencia, ¡oye! )

La cara del Comandante Supremo Lou se había vuelto completamente negra. Si todavía no era capaz de entender las palabras de Ning Xiaoyao, entonces era un idiota.

“¿No puedes decirlo?” Ning Xiaoyao vio su rostro ensombrecerse y sintió que las cosas se habían complicado. Con suerte, su verdadero amor no era la emperatriz, porque esa mujer ya tenía su propio amor verdadero y además un bebé. Lou Zigui miró a Ning Xiaoyao antes de agarrar fuertemente sus brazos.

Ning Xiaoyao dijo, “No lo digas, entonces. No te obligo a hacer nada, así que ¿no puedes dejarme ir primero?” Si esto continuaba, ella no sería capaz de resistirse a responder. ¿Pensaba que sus brazos eran de acero?

“No hay otra mujer”, finalmente habló Lou Zigui.

“¿Qué?” Ning Xiaoyao estaba aturdida.

Lou Zigui abrazó con suavidad a la delgada chica en sus brazos y dijo: “Ese día, te prometí que no me casaría con nadie sin darte una justificación adecuada”.

“¿¡En realidad estás planeando acaparar al Comandante Supremo solo para ti!?” Big Boss Black gritó enojado desde fuera de la ventana. “Ning Xiaoyao, vete a morir, muere, muere ahhh-“

“………” dijo Ning Xiaoyao. Con toda honestidad, ¿cuándo había mencionado términos como ese con el Comandante Supremo Lou?

“¡Ning Xiaoyao!” Big Boss Black seguía gritando y pataleando. El pequeño gerifalte voló hacia donde estaba Black Tubby. Este maldito gato estaba insultando a Xiaoyao, ¡qué imperdonable! Fuera de la ventana, el gato y el gerifalte comenzaron a luchar con maullidos y gritos mientras pedazos de pelusa y plumas volaban en el aire. Ning Xiaoyao sacó su cuello por la ventana, queriendo ver todo el alboroto. Más exactamente, quería ver cómo se veía Big Boss Black cuando actuaba de forma más cruel. Pero Lou Zigui no estaba de humor para prestar atención a los eventos que sucedían afuera.

Levantó una mano y agarró la barbilla de Ning Xiaoyao y murmuró: “¿Me quieres, hm?”

Ning Xiaoyao asintió. Ella no encontró a nadie desagradable en este mundo además del par de padre e hija Xie.

“¿No tienes miedo?” La mirada de Lou Zigui se oscureció mientras miraba a Ning Xiaoyao. Era considerado como la perdición de la existencia de los demás. Aparte de los hermanos bajo su mando, nadie más se atrevió a acercársele. Era como si temieran que una sola palabra con él causaría la muerte. Como una persona solía estar alejada, no tenía suficiente confianza en sí mismo como para creer que alguien lo quisiera.

Ning Xiaoyao se rió a carcajadas. ¿Qué había para temer? Big Boss Black mordiéndola hasta la muerte? Autor: ¿Pueden ustedes dos dejar de tener tan diferentes trenes de pensamiento? O (╯ □ ╰) o)

Entonces, ¿esto significa que no tiene miedo? Lou Zigui la miró inexpresivamente. Entonces, inesperadamente, se inclinó para besar la boca abierta de Ning Xiaoyao, haciendo que sus lenguas se tocasen. Por lo tanto, el poderoso Comandante Supremo Lou aprendió a besar sin consultar nunca a un maestro.

“¡Date prisa y oscurece pronto!”

Después de que pasó el tiempo para preparar una taza de té, Ning Xiaoyao estaba de pie junto a la ventana con los brazos sobre la cabeza, gritando a pleno pulmón. Más allá del árbol Wutong, uno podía ver el parche de pelaje negro que pertenecía a Big Boss Black. Estaba fingiendo que había muerto después de luchar con el pequeño gerifalte. La lucha contra los halcones no era algo que un gato debería hacer, porque estaba cansado hasta la muerte.

“Black Tubby”, le gritó Ning Xiaoyao, “Todavía tienes que liderar el camino esta noche, así que no te hagas el muerto”.

Big Boss Black continuó jugando al muerto. Lou Zigui caminó hacia la ventana también, su estado de ánimo casi se recuperó. Todavía había un aire antinatural sobre él, pero se adelantó y apoyó la mano en el hombro de Ning Xiaoyao. La mirada de Ning Xiaoyao descendió porque definitivamente había sentido eso, oh ~

La cara del Comandante Supremo Lou cayó.

“Está bien”, habló Ning Xiaoyao con el tono de un antiguo taoísta experimentado. “Es normal disparar accidentalmente mientras se pule una pistola. Es lo mismo que nuestra primera vez, cuando no pudiste durar mucho…” 

Lou Zigui ahogó la boca de Ning Xiaoyao, sintiéndose insatisfecho por el hecho de que siempre estaba en desventaja cuando se trataba de tales temas. Sostuvo a Ning Xiaoyao de pie junto a la ventana y la besó por un rato más. Cuando terminó, dijo ferozmente: “No agites las llamas”. A pesar de su expresión, se sentía débil de corazón.

Ning Xiaoyao echó un vistazo al pie del árbol Wutong al aire libre. Big Boss Black estaba acostado allí como si prefiriera morir en lugar de vivir.

“¿N-Ning Yu?” Lou Zigui intentó decir su nombre.

“Ning Xiaoyao. Me llamo Ning Xiaoyao” Ella se apresuró a negar con la cabeza. Luego se puso seria y agregó: “¡Si me llamas Ning Yu, nuestra amistad termina aquí!”

El Comandante Supremo Lou guardó silencio.

“Déjame oírte intentar llamarme ‘Xiaoyao'”, exigió Ning Xiaoyao.

“¿No te gusta ‘Ning Yu’ como nombre?” Preguntó Lou Zigui.

“¿Qué tiene de bueno ese nombre?” Ning Xiaoyao se indignó. ¿Quién quería compartir un nombre con el desafortunado bastardo que había sido asesinado por su propia madre?

“Este nombre te fue otorgado por el difunto emperador”, dijo en voz baja Lou Zigui.

“Eso es porque mi padre no sabía que yo era una muj-“

“Está bien, lo sé”, el Comandante Supremo Lou volvió a calmar las palabras de Su Majestad Ning. ¿Por qué esta persona era tan descuidada con su discurso?

“Ning Xiaoyao.” Ning Xiaoyao movió la mano de Lou Zigui a un lado y clavó un dedo en su pecho, antes de golpearlo tres veces más.

“Un caballero es como el Yu, o jade”, Lou Zigui sostuvo su dedo y murmuró: “Ese fue el deseo del difunto emperador para ti cuando te dio el nombre de Yu”.

Ning Xiaoyao lo pensó, pero aún sentía que esto era ridículo. Incluso si ella fuera una él, ¿podría seguir siendo un caballero como el jade? De hecho ¿Qué quería decir ser un “caballero como el jade”? ¿Alguien que parecía un pedazo de jade?1 (Autor: No hay necesidad de pensar, nunca lo lograrás…)

“Iré a hacer algunos arreglos”, dijo Lou Zigui “Y que alguien venga a limpiar el jardín al mismo tiempo”.

El pequeño jardín de flores estaba cubierto de pelo de gato y plumas de halcón. El Comandante Supremo Lou no podía soportar la vista en absoluto. Ning Xiaoyao asintió para decir que estaba de acuerdo. Ella también quería ir a las cocinas para ver qué tipo de comida preparaban hoy. Lou Zigui se volvió hacia la puerta, pero de repente se detuvo, se dio la vuelta y se inclinó para susurrar al oído de Ning Xiaoyao.

Xiaoyao. Cuando el Comandante Supremo Lou habló en voz baja, su voz era un poco perezosa, como alguien que acaba de despertar. A pesar de que solo había dicho dos palabras, había una cualidad poco clara para ellas.

Ning Xiaoyao sintió como si hubiera sido electrocutada. Lou Zigui se pasó la mano por los mechones de cabello que le cubrían la frente antes de volverse para irse.

¡Diablos! Ning Xiaoyao se apoyó en el alféizar de la ventana mientras observaba la forma de retirada del Comandante Supremo Lou. Como ex médico, ella podía medir con los ojos que la proporción de la parte superior de su cuerpo en la parte inferior estaba perfectamente marcada de 5 a 8, con el ombligo formando el punto de división. Estas fueron las medidas estándar de oro. Además, tenía hombros anchos, cintura estrecha, piernas largas, y vestía ropas que lo hacían parecer más delgado. También era tan impresionante desnudo, sin contar su cara bonita y una voz electrizante. Honestamente, ¡Su propia existencia rompía todas las leyes de la naturaleza! Cuando Ning Xiaoyao bajó la cabeza para inspeccionar su propio cuerpo, no pudo evitar sentirse deprimida. Compararte con los demás solo te enojaría! Autor: ¿Tienes que comparar tu cuerpo con el de un hombre? )

El pequeño halcón gerifalte voló al alféizar de la ventana y gorjeó a Xiaoyao, extendiendo sus alas para exponer su barriga. La boca de Ning Xiaoyao se crispó. A Big Boss Black le faltaba un parche de pelo en la cabeza, pero este tipo había perdido plumas en el estómago. “¿Cómo puedes dejar que Black Tubby use sus garras? ¿Cómo logró llegar a tu estómago?” Dijo Ning Xiaoyao, perpleja.

El pequeño gerifalte usó su cabeza para acariciar la cara de Ning Xiaoyao. Ning Xiaoyao se acercó para frotar su barriga desnuda, y una capa de diminutas plumas nuevas creció a cambio de cubrir la calva.

“Miau ~” Big Boss Black corrió con un grito.

“¡Hmph!” Ning Xiaoyao dio un resoplido medio antes de darse la vuelta para irse.

“……” dijo Big Boss Black. ¿Hubo alguna vez un dueño de gato como este?

“Pequeño halcón, vuela por el lugar de la Emperatriz Viuda si no tienes nada más que hacer”, dijo Ning Xiaoyao mientras se dirigía a las cocinas. “Mira lo que hace esa víbora venenosa”.

“Kay~” el pequeño gerifalte extendió sus alas y tomó el aire, dirigiéndose en dirección al palacio de la viuda de la emperatriz.

… … … … …

“Lleva esta carta al Gran Preceptor”, dijo la Emperatriz Viuda, entregándole una misiva escrita personalmente a un eunuco. Después de recibir su decreto, el eunuco acunó la carta y rápidamente abandonó el palacio.

En la actualidad, el Gran Preceptor Xie estaba sentado en el estudio dentro de su propiedad, hojeando los libros de cuentas del Jefe Steward Xie Laibao.

“Este lote de provisiones del ejército llegará hoy a los graneros del suburbio occidental”, informó Xie Laibao en voz baja. “Su sirviente hizo que los subordinados aceleraran el paso. Terminarán de almacenar todo el grano después del anochecer”.

El Gran Preceptor Xie calculó silenciosamente la cantidad de grano en su cabeza. Una vez que estaba almacenado, tendría que hacer arreglos para que la gente lo trasladara a otro lugar. Comparado con el granero de la Junta de Rentas, sus propias reservas en los suburbios eran riqueza equivalente a una nación entera.

“Debes tener cuidado”, advirtió el Gran Preceptor Xie mientras cerraba las cuentas. “Asegúrate de no llamar la atención”.

Xie Laibao se apresuró a decir: “Gran preceptor, no se preocupe. Su sirviente no se atrevería a ser descuidado. Además, ¿quién se atrevería a tocar las cosas del Gran Preceptor dentro o fuera de la capital? Su sirviente no cree que esa persona exista en este mundo”.

Estaba esa chica, Ning Yu. Sin embargo, Ning Yu no sabía la existencia del depósito de granos del suburbio occidental. El Gran Preceptor Xi se regocijó silenciosamente en su corazón.