UPX – Cap. 19

1

Capítulo 19: Su Majestad quiere comer… ( ͡° ͜ʖ ͡°)

______________________________________________

Después de que Ning Xiaoyao salió del pasillo lateral, levantó la vista para ver el cielo. Ahora mismo era casi el anochecer, y la puesta de sol había teñido la mitad del horizonte rojo como llamas abrasadoras. Echó un vistazo a los rododendros en el patio, luego olió la fragancia de las flores chamei , hasta que su estado de ánimo mejoró lo suficiente como para entrar en sus habitaciones principales.

Por ahora, Fang Tang y los demás ya habían encontrado a un médico imperial muy joven para examinar las heridas de Lou Zigui. Junto a la cama, había un cubo de agua y un lavabo. El agua en el cubo todavía estaba limpia, pero el agua del lavabo se había puesto roja. Era obvio que los generales habían ayudado a lavar a Lou Zigui. Sus acciones fueron rápidas, lo que les valió un punto a favor de Ning Xiaoyao. Caminó hacia la cama y sacó el cuello para mirar al médico que actualmente ataba las heridas de Lou Zigui. «¿Cómo son las heridas del Comandante Supremo?»

Cuando el médico imperial escuchó hablar a Ning Xiaoyao, no se atrevió a volverse atrás y mirarla, y mucho menos hacer una reverencia para presentar sus respetos. ¡En este momento, aún había una espada presionada en su cuello!

Fang Tang ligeramente giró la hoja en sus manos antes de gritar, «¡Su Majestad te está haciendo una pregunta!»

«Pa-para responder a Su Majestad, las heridas del Comandante Supremo se ven severas, pero no ponen en peligro su vida», respondió el joven médico imperial. En este momento, realmente quería llorar. Él ya era un adulto, pero nunca nadie le había puesto una espada en el cuello. Al mismo tiempo, tenía curiosidad. Todos dijeron que Lou Zigui había sufrido de 20 a 30 cortes en la plataforma de ejecución antes de ser comido vivo por la gente común. Pero sus heridas no fueron tan serias como él esperaba. ¿Fue el Comandante Supremo Lou dotado de favores celestiales, o el verdugo y los plebeyos fueron toda la gente de Lou Zigui, y por lo tanto estaban de su lado?

«Entonces está bien», Ning Xiaoyao encontró una silla vacía y se sentó antes de colocar el tazón de sopa en el recipiente sobre una mesa. Ella preguntó a los generales: «¿Quien de ustedes irá a buscar las cocinas? ¿Por qué no conseguimos algo de comida para llenar nuestros estómagos? La sopa dulce era deliciosa, ¡pero no detuvo mi hambre!»

Los generales estaban en silencio. Uno de ellos preguntó: «Si Su Majestad está hambriento, ¿por qué no les pide chuanshan(*)? ¿Alguien en el palacio no se atrevería a servir al Emperador?

«¿Qué es un chuanshan?» Ning Xiaoyao preguntó. Ella escuchó que la gente antes del Apocalipsis podía pedir platos en los restaurantes, pero ¿Chuanshan significaba lo mismo que pedir comida?

Los generales miraron a Ning Xiaoyao. El joven médico imperial Gao también quería mirar al emperador que había dicho esas palabras tontas, pero no se atrevió a girar la cabeza. Después de todo, todavía había una espada descansando allí…

Los generales intercambiaron miradas para compartir sus pensamientos.

Su Majestad acababa de asumir el trono.

En el pasado, él había vivido en la propiedad del Gran Preceptor.

Hoy era el segundo día como emperador de Su Majestad.

Él no debe estar acostumbrado a ser emperador, ya que siguió usando «yo» para referirse a sí mismo.

Así es, ¿no se referían todos los emperadores a sí mismos como Zhen(**)?

… …

Algunos generales se inclinaron ante Ning Xiaoyao antes de decir: «Este servidor ayudará a Su Majestad, Chuanshan».

«Suena bien», Ning Xiaoyao asintió apresuradamente.

«… …» dijo el resto de los generales. Maldita sea, se olvidaron de inclinarse ante la presencia del emperador otra vez.

Ordenar el Chuanshan, luego tener trabajando las cocinas imperiales, después llevar la comida al Salón Esplendor Supremo no eran cosas que se pudieran hacer en poco tiempo. Ning Xiaoyao esperó con hambre hasta a que vio que los alimentos no venían. Entonces ya no podía quedarse quieta y se levantó para caminar hacia la cama. Por ahora, el médico imperial Gao ya había remendado las lesiones de Lou Zigui. Cuando Ning Xiaoyao vio la gasa que le cubría el hombro, ella dijo: «Puedes quedarte conmigo por ahora para que puedas tratar al Comandante Supremo en cualquier momento. ¿Qué piensas?»

El médico imperial Gao estuvo de acuerdo con un suspiro. Dejando de lado el hecho de que un sujeto no podía desobedecer un decreto imperial, ¡No quería abandonar el Salón Esplendor Supremo y ser capturado por los hombres de emperatriz viuda en el próximo instante! Si la emperatriz y el Gran Preceptor lo obligaran a hacer algo impensable al Comandante Supremo, ¿tendría que estar de acuerdo o en desacuerdo? No creía que el Comandante Supremo Lou traicionaría al país, ¡Pero él y su familia no podían luchar contra el duo padre y madre Xie!

«Su Majestad», el Médico Imperial Gao le dijo a Ning Xiaoyao, «Este súb-subdito quiere hacer una receta para el Comandante Supremo».

«Está bien, continua», dijo Ning Xiaoyao. «No creo que haya nada malo en sus heridas, así que puedes inventar una receta para fortalecer su cuerpo».

«Este súbdito obedece», respondió el médico imperial Gao mientras miraba a Fang Tang.

Ning Xiaoyao miró la espada en la mano de Fang Tang que descansaba sobre el cuello del médico imperial Gao y decidió que no podía fingir que no veía nada. Por lo tanto, le dijo a Fang Tang: «Seamos más amables con él».

Solo entonces Fang Tang removió su espada y habló. «Su Majestad, este sujeto escoltará a Su Excelencia Gao para obtener la medicina».

«Claro, adelante. Ustedes pueden irse, seré suficiente para vigilar al Comandante Supremo», dijo Ning Xiaoyao. «Todos ustedes deberán lavarse las manos. Comenzaremos la comida más tarde».

Esta vez, los generales fueron muy respetuosos con Ning Xiaoyao mientras se inclinaban y se marchaban con el médico adjunto Gao.

________________________________________________________________________

(*) Chuanshan (传 善) – una manera elegante de decir «trae la comida» en el palacio.

(**)Zhen (朕) – el «Nosotros» real, una auto-denominación utilizada exclusivamente por el emperador.