TGC Capítulo 37

0

Capítulo 37: El bastón exorcista

Cloudhawk había pasado más de un mes completo “entrenando” cada día con los mercenarios. Aunque no era exactamente fuerte, tampoco era un debilucho. A pesar de eso, sólo dos golpes de cuchillo lo habían dejado completamente fuera de juego. ¡Eso significaba que este bastardo tenía que estar más o menos a la par con algunos de los miembros de alto rango de los mercenarios del Tártaro!

El cuchillo brilló mientras venía silbando hacia él como un meteorito. No había ningún lugar a donde correr y ninguna manera de bloquear. ¡Parecía como si toda esperanza estuviera perdida!

Cloudhawk podía sentir la amenaza de muerte respirando en su cuello, y su corazón estaba lleno de una mezcla de shock, ira y confusión. La rabia en su pecho y la locura en lo profundo de sus huesos se liberó una vez más de sus grilletes, como lo habían hecho hace tanto tiempo cuando había matado a ese sabueso mutante. La adrenalina recorrió cada parte de su cuerpo, infiltrándose en cada célula e infundiéndole fuerza.

Golpeó el suelo con su mano izquierda, enderezándose y dando un salto mortal. Luego movió su brazo derecho, golpeando con el bastón. El bastón de tres hojas se extendió como un tornado, chocando directamente contra el cuchillo y una vez más provocó una tormenta de chispas.

El hombre de traje negro se sorprendió. ¡El chico tenía que moverse casi el doble de rápido que antes! Y esa no fue la mayor transformación; la mayor transformación fue en el comportamiento de Cloudhawk. Hace unos momentos, Cloudhawk era como una oveja gentil que estaba a punto de ser sacrificada. Ahora, parecía haberse transformado en un lobo salvaje y enfurecido.

Cloudhawk soltó un rugido furioso… ¡y luego cargó contra su enemigo! Dio cinco puñaladas de alta velocidad con su bastón. No había técnica, ni artificio, ni subterfugio en estos golpes; ¡era pura velocidad y crueldad! Cada uno de los golpes parecía silbar en el aire mientras Cloudhawk desataba su lado latente y desquiciado. Era como si fuera a matar a este enemigo sin importarle nada, ¡incluso si le costaba su propia vida!

¡Clang! ¡Clang! ¡Clang! ¡Clang!

El sonido de metal sobre metal sonó mientras las chispas continuaban volando por todas partes. Los dos intercambiaron múltiples golpes en un corto período de tiempo… ¡y esta vez, fue Cloudhawk quien dominó la pelea! El hombre de traje negro fue forzado a la defensiva, y bloqueó frenéticamente mientras trataba de lidiar con el choque que estaba sintiendo.

‘¿Qué demonios? El chico está tan loco como el maldito Mad Dog. ¡Se ha vuelto totalmente loco!’

Sin embargo, este no fue exactamente el caso. Cada vez que Mad Dog probaba la sangre, entraba en un estado de locura en el que no tenía ningún control sobre sí mismo. En contraste, Cloudhawk fue capaz de mantener un mínimo de claridad a pesar de su estado de locura. Por ejemplo, notó que a pesar de haber lanzado una furiosa andanada de ataques, su oponente seguía siendo capaz de defenderse tan firme como una roca. Cloudhawk sabía que no era una lucha para prolongar, y por lo tanto suprimió las emociones de locura que corrían a través de él e inmediatamente se dio vuelta para huir.

Cloudhawk siempre había confiado en dos cosas para mantenerse vivo – sus instintos bestiales preternaturalmente agudos, y el poder nacido de la rabia. La primera era algo con lo que había nacido, mientras que la segunda era una habilidad que había sido potenciada por la piedra alrededor de su cuello. Sin embargo, era evidente que ninguna de estas dos cosas iba a ser suficiente para que él se enfrentara a este enemigo delante de él.

‘¡Necesito salir de aquí, tan rápido como pueda! ¡Si puedo volver a la base de mercenarios, no podrán hacerme nada!’ Esto era con lo que Cloudhawk contaba, pero momentos después de que empezara a huir, dos figuras más aparecieron de repente de la nada y le bloquearon el camino, sus espadas disparando hacia él como un par de rayos que descienden de los cielos nocturnos. No había visto ningún rastro de ellos antes, y no vio de dónde venían; eran como ráfagas de viento que acababan de llegar de un mundo más allá.

La sincronización y la puntería de estas dos espadas eran inmaculadamente perfectas. Golpeaban como una pinza, ¡no dándole ningún lugar para correr y ningún lugar para esconderse!

Cloudhawk golpeó frenéticamente con su bastón de tres hojas, pero sólo pudo bloquear una de las dos espadas. Así como el bastón chocó contra la primera espada, la segunda espada llegó rozando su garganta. Cloudhawk trató frenéticamente de esquivar, pero la espada todavía le hizo una herida sangrienta en el hombro cuando pasó volando. Cloudhawk dio un furioso golpe de revés con su bastón, pero su oponente saltó con bastante agilidad.

Los dos espadachines flanqueaban a Cloudhawk por el frente mientras que la espada lo perseguía por detrás. Su camino hacia adelante estaba bloqueado, mientras que el camino hacia atrás también estaba sellado. Cloudhawk era ahora como un animal atrapado en una jaula. Su mirada inyectada de sangre se extendió a los tres, y luego dejó escapar un gruñido bestial: “No los conozco. ¿Por qué quieren matarme?”

¡No hubo respuesta!

Cloudhawk estaba ahora rodeado por los tres asesinos. Inmediatamente se movieron para atacar, sin dudar o detenerse en lo más mínimo o desperdiciar un solo aliento en la conversación. Se movieron en perfecta armonía con precisión y velocidad. Eran verdaderos guerreros, verdaderas elites, verdaderos asesinos.

En términos de velocidad, tiempo, fuerza y todo lo demás, trabajaban juntos con perfecta cohesión. A estas alturas, Cloudhawk podía decir que no había ningún lugar para que él huyera. Estaba rodeado por lo que parecía una “red” de luz fría y metálica. No importaba donde se moviera o donde se esquivara, seguiría atrapado en la red de ataques. La red de muerte metálica rápidamente comenzó a encogerse a su alrededor. En un momento más, su cuerpo se desgarraría en pedazos.

‘¡Maldición, maldición, maldición!’ Cloudhawk estaba hirviendo de rabia y resentimiento. ¿Por qué diablos lo atacaban estas personas? ¡Nada de esto tenía sentido! ¿Estaba a punto de morir sin saber quién estaba detrás de esto o por qué? ¡No importaba qué, se negó a aceptar que así terminaría su destino!

“¡VAYANSE A LA MIERDA!” Si no podía decir de dónde venían los ataques, ni siquiera los miraba. Su mente estaba completamente en blanco mientras barría con su bastón… pero mientras lo hacía, podía sentir de repente una extraña clase de energía latente en su cuerpo que fluía hacia el bastón.

Las runas del bastón exorcista se encendieron instantáneamente. Las triples hojas de la parte superior de la vara empezaron a girar tan rápido que parecían transformarse en una forma cilíndrica. Este movimiento de alta velocidad y alta fricción hizo que aparecieran chispas que se podían ver a simple vista. A medida que el bastón exorcista se desplazaba hacia afuera, de repente emitió un chillido indescriptible al rasgarse en el aire.

Esto no fue un golpe con el bastón. ¡Era la convocatoria de una tormenta de viento! Los tres guerreros nunca habían visto nada como esto antes. A pesar de su talento y experiencia, estaban todos aturdidos… y en ese breve instante, el bastón exorcista golpeó hacia ellos, destrozando las dos espadas y el sable como si estuvieran hechos de frágil cristal y reduciéndolos a pequeños fragmentos.

Incluso Cloudhawk se sorprendió al descubrir lo poderoso que fue este golpe de su bastón exorcista. En realidad estaba más allá de su capacidad de control. En este momento, no era Cloudhawk quien movía el bastón, sino el bastón que salía volando con Cloudhawk pegado. Después de completar el giro circular, el bastón se estrelló directamente contra el suelo.

¡BOOM!

La energía psíquica brotó del bastón exorcista, ¡golpeando como un rayo! La tormenta psíquica provocada por esta explosión hizo que los fragmentos metálicos de las armas destruidas volaran por los aires, mientras que los tres atacantes fueron golpeados varios metros hacia atrás. Aterrorizados, se escabulleron hacia atrás rápidamente antes de finalmente ponerse en pie.

“¡Vámonos de aquí!” Los tres guerreros estaban absolutamente aterrorizados, e inmediatamente se movilizaron para huir. No se les podía culpar por su miedo; ¡el mismo Cloudhawk estaba a punto de mearse en los pantalones!

¿Qué demonios acababa de pasar? ¿Cómo fue que el poder del bastón exorcista se desató de repente? La Reina Sangrienta le había dicho que los cazadores de demonios debían ser capaces de manejar la energía psíquica, lo que requería talento natural, un entrenamiento minucioso y las bendiciones de los dioses. Cloudhawk era un carroñero que había vivido en los yermos toda su vida. Incluso si tenía el talento natural, nunca había tenido la oportunidad de entrenar en él. ¿Las bendiciones de los dioses? ¡Ni siquiera sabía lo que eran los dioses!

¿Podría ser…? Cloudhawk de repente pensó en el breve coma en el que había estado después de la pelea en la posada. Había tenido un extraño sueño en el que había conocido a un extraño hombre que hablaba de darle a Cloudhawk algo de poder. Cuando Cloudhawk se despertó, no notó nada extraño, así que creyó que no era más que un sueño. ¿Podría el sueño haber sido real?

Cloudhawk levantó el bastón exorcista, luego cerró los ojos y respiró profundamente. Podía sentir claramente las ondas que emanaban del interior del bastón. De repente, se sintió como si una cuerda de guitarra hubiera sido arrancada dentro de su mente, causando un sonido indescriptiblemente maravilloso para gritar.

Las tres hojas del bastón empezaron a girar una vez más a altas velocidades. Cloudhawk golpeó una roca cercana con el bastón. Una tremenda oleada de energía resonante salió instantáneamente del bastón, y la roca fue instantáneamente destrozada en incontables pedazos.

‘Qué malvado. ¡Esto es muy malo! ¡Incluso Mad Dog encontraría difícil resistir un golpe tan fuerte!’ Aunque Cloudhawk era bastante débil en muchos aspectos, si pudiera usar las reliquias tendría la oportunidad de ser catapultado al nivel general de la Reina Sangrienta.

Cloudhawk estaba increíblemente emocionado. ¿Cómo podría no estarlo? Había sido indescriptiblemente débil, pero ahora se dio cuenta de que era capaz de un poder tremendo. Naturalmente, su primer instinto fue probarlo aún más. Pero justo cuando estaba a punto de atacar por tercera vez, sintió que su visión se oscurecía. El dolor inundó su mente, causando que casi perdiera el equilibrio.

Parecía que estos ataques agotarían su energía psíquica. ¡No había manera de usar esas habilidades sin parar!

‘No puedo quedarme aquí. Esos tres estaban tan seguros de poder matarme, que no trajeron ni arcos ni armas. Si vuelven completamente armados, voy a estar completamente jodido.’

Aunque Cloudhawk ahora poseía un tremendo poder destructivo, todavía era muy débil en muchos aspectos. Claro que podría ser capaz de derrotar a Mad Dog en un enfrentamiento frontal, pero si los dos estuvieran en una batalla real, Mad Dog nunca le daría la oportunidad de hacerlo. ‘Demonios, Mad Dog probablemente me cortaría en pedazos antes de que tuviera la oportunidad de atacar.’

Los yermos seguían siendo un lugar peligroso. No podía ser demasiado descarado. ¡Este poco de poder que acababa de ganar estaba lejos de ser suficiente!

Aun así, Cloudhawk recordó cómo la Reina Sangrienta había dicho que los bastones exorcistas eran simplemente las reliquias de menor nivel, reliquias que se producían en masa. Sólo los novatos cazadores de demonios recién entrenados usarían estas reliquias… lo que significaba que este bastón no era tan poderoso, al menos para los estándares de las tierras elíseas.

En otras palabras… si pudiera encontrar reliquias más poderosas, ¡podría desatar ataques aún más poderosos! Cloudhawk sonrió ante el pensamiento, luego guardó el bastón y desapareció rápidamente en la oscuridad de la noche.

……

La noche se estaba haciendo más oscura. La fría luz de la luna brillaba desde los cielos, arrojando su prístina luz sobre la interminable desolación de las tierras baldías.

Cloudhawk estaba en cuclillas dentro de su propia habitación, sus manos juntas y su cara roja de emoción. ¡Incluso las venas de su cuerpo se estaban saliendo! Parecía que estaba sufriendo algún tipo de extraña e incurable enfermedad, o como si estuviera tratando de hacer algo increíblemente difícil sin nada que mostrar.

“AAAAAH!” Cloudhawk soltó un grito de frustración, y luego cayó al suelo como un globo desinflado. Jadeó fuertemente, con una mirada de frustración y derrota en su cara. Una piedra yacía silenciosamente entre sus manos, sin haber cambiado nada en todo este tiempo.

¿Por qué no estaba haciendo nada la maldita cosa? Cloudhawk era claramente capaz de usar reliquias divinas, pero no importaba cuánto lo intentara o cuánto se concentrara en la piedra, no podía tener ningún efecto en ella. La piedra no era más que una piedra; ¡no parecía tener ningún efecto especial en absoluto!

Cloudhawk se sintió increíblemente, increíblemente decepcionado! Aún así, estaba seguro de que esta piedra contenía algún tipo de poder inconcebible en su interior. Hasta el día de hoy, podía recordar claramente lo que le había sucedido cuando encontró esta piedra en ese oscuro pasaje subterráneo. Había sido teletransportado directamente a una tierra completamente extraña.

¡Los recuerdos de esa experiencia se habían grabado en sus propios huesos! En ese instante, Cloudhawk sintió como si hubiera tenido un breve vistazo a la verdadera naturaleza de todas las cosas. Parecía como si todas las cosas fueran en realidad nada más que una colección de cuerdas. Cuando estas cuerdas se movían a diferentes frecuencias, resultaban en diferentes tipos de materia que se formaban, dando como resultado el mundo que les rodeaba.

En realidad, pensándolo bien, las “reliquias divinas” no parecían ser tan extrañas o misteriosas. Cloudhawk podía sentir que estas reliquias eran capaces de cambiar la frecuencia a la que esas ‘cuerdas’ vibraban, causando que la materia cambiara y se transformara a un nivel fundamental. Por eso fueron capaces de liberar cantidades inconcebibles de energía de la nada. Esta fue también la razón por la que Cloudhawk continuó escuchando una “canción” de ellos.

Cloudhawk había crecido junto con el anciano. Desde que era joven, había escuchado al anciano hablar de las cosas que habían existido durante los Viejos Tiempos. A los ojos de Cloudhawk, esas cosas estaban llenas de misterios y maravillas. ¿Quizás las reliquias divinas eran sólo productos de una tecnología de nivel aún más alto?

Si él hubiera mencionado esto a la Reina Sangrienta, casi seguro que lo habría ejecutado por una afirmación blasfema. Para una devota piadosa como ella, las reliquias divinas eran el producto de los milagros que los dioses todopoderosos habían otorgado a sus fieles. ¿Cómo podrían compararse con los artículos artificiales creados por manos mortales?

El mismo Cloudhawk no creía ni se preocupaba por estos llamados “dioses”. Si realmente eran todopoderosos y benevolentes, ¿por qué no salvarían a toda la humanidad?

¿Por qué no salvarían los yermos?