TAS – Capítulo 27

1

Capítulo 27 – Gema del Alma

La gigantesca bestia podrida levantó sus garras en forma de ramas del tamaño de un humano y las usó para tratar de aplastar a Brendel. Pero rápidamente dobló su cuerpo para evadirlo, y el ataque pasó por su cabeza como un martillo.

Las ramas marchitas como garra pasaron arrastrando el aire, e hicieron que su cabello bailara salvajemente mientras continuaban balanceándose contra una roca detrás de él, golpeándola a unos veinte o treinta metros con un estruendo ensordecedor.

Brendel observo como la roca golpeo y se estrello contra las paredes tres veces, antes de finalmente perforar profundamente el suelo y levantar escombros y polvo por todas partes.

Pronto sintió una repentina opresión en su garganta; la fuerza del monstruo era demasiado aterradora. Si lograr golpearlo una sola vez, su esqueleto entero no sería capaz de absorber el impacto, e instantáneamente se reduciría a pedazos. Sus órganos se romperían por la inmensa presión, mientras que los restos de sus huesos destrozados lo perforarían y crearían un charco de sangre.

Brendel rápidamente busco a través de sus recuerdos. La Fuerza de 8.9 OZ de la Bestia Podrida Élite de Nivel 20, la pusieron dentro de las más fuertes en ese nivel, sólo los Berserkers y los Enanos Guardianes de Acero eran capaces de igualar su fuerza.

No tenía intenciones de enfrentarlo de frente. Rápidamente hizo un gesto a Freya para que protegiera los costados, y utilizó su ventaja en agilidad para crearse un oportunidad de ataque. Colocó la Espina de Luz en su pie izquierdo.

El monstruo medía casi 5 metros de alto, y sus garras parecidas a ramas tenían casi 3 metros de ancho, por lo que tenia un gran rango de ataque. Pero cuando bajó la cabeza, se dio cuenta que tenia problemas para golpear a Brendel.

Brendel rápidamente pateo su pierna con la espada, pero las brillantes llamas de purificación sólo dejaron una marca de quemadura en ella. Sudor frió estallo de su frente de inmediato cuando se percate del resultado.

A pesar de que la Bestia Podrida Élite tenía un físico, tenacidad y resistencia mas altos, el resultado final no debería ser ese. Después de pensar noto que había una ‘diferencia de valoración de poder’. Esa era una configuración del sistema que estaba en el juego, pero él no esperaba que estuviera en ese mundo también.

Aún así, el ataque de Brendel hizo que la gigantesca bestia podrida levantara la cabeza y rugiera. El sonido chirriante perforador, también hizo temblar a las hojas cercanas.

Brendel sintió un dolor sordo en su pecho, y Freya incluso tosió sangre.

[La habilidad’ Furia de Aullido’ de la Bestia Podrida de Élite no debería habernos afectado tanto! ¿Es porque nuestros niveles son demasiado bajos?]

Brendel sintió que estaba dañado en todas partes dentro de su cuerpo. Los datos en su retina mostraron diferentes niveles de daño en sus órganos.

«¡Brendel!» Gritó Romaine no muy lejos.

Se giro y descubrió que ella ya había terminado de colocar el gancho en la cuerda, así como de sujetarlo en la roca de arriba. Se sintió aliviado. Podía confiar en Romaine en momentos críticos. Ella siempre se mostraría tranquila y ciertamente tenía el potencial de convertirse en una comerciante.

Mirando en la otra dirección. Noto que las Bestias Podridas jóvenes estaban cerca de ellos, y sólo les quedaban unos segundos.

«Freya.» Inmediatamente gritó.

«Estoy, cought, bien.» Se limpió con decisión los rastros de sangre de sus labios, levantó su espada y tomo una postura defensiva nuevamente.

«Los acabare, cúbreme, pero mantente fuera de su rango de ataque.»

Ella asintió. Agarrando la espada firmemente con dos manos, atacó el flanco de la Bestia Podrida Élite. La bestia intento pisotear a Brendel pero se distrajo con ella. Debido a su baja inteligencia, desvió su atención hacia Freya ya que parecía más amenazadora.

Se giró inmediatamente y extendió sus ramas, y numerosas espinas silbaron por el aire dirigiéndose hacia Freya.

Estaba preparada para el ataque, gracias a que Brendel le había advertido hace un rato. Inmediatamente se acurrucó, defendiendo su pecho y cabeza con sus dos brazos. Apretó los dientes mientras recibía los impacto en su cuerpo, posteriormente fue enviada a chocar contra las rocas. Sin embargo, a pesar del dolor estaba feliz, había ganado tiempo para Brendel.

Brendel no se preocupo por Freya; se alejo de la Bestia Podrida y se agachó, levantó su mano derecha y apuntó a la pierna lesionado con el anillo de su mano.

«¡Oss!»

El aire se detuvo temporalmente, y posteriormente una explosiva corriente de viento sopló en la pierna izquierda de la Bestia Podrida Élite. Las astillas volaron por todas partes. Casi la mitad de su cuerpo había desaparecido. Las hojas marchitas se dispersaron como lluvia mientras perdía el equilibrio y caía hacia atrás.

Incluso si la defensa del monstruo fuera el doble, no era capaz de defenderse contra un ataque de 20 OZ de fuerza.

Brendel activó su habilidad de’ Carga’, y corrió hacia adelante, para saltar justo en el momento en que cayó. Levantó la Espina de Luz y con la ayuda de la fuerza de gravedad, lo golpeo con todo lo que tenia.

La Bestia Podrida de Élite rugió, queriendo resistirse, pero Brendel giro la espada para empujarla más adentro. Las llamas plateadas estallaron frenéticamente, y el poderoso monstruo finalmente bajó la cabeza, su vida llegó a su fin. Al terminar con la fuerza vital y resistencia de la Bestia Podrida Élite, las llamas consumieron instantáneamente todo su cuerpo.

Numerosas luces doradas volaron desde el fuego hacía el pecho de Brendel.

17 XP.

De repente sintió una sensación de frío en la palma de su mano. El humo negro esparcido por la bestia gigantesca y se condeso en su palma. Y Poco a poco se solidifico, hasta mostrar la figura de un cristal negro.

[Una Gema del Alma!]

Brendel quedo sorprendido, pero rápidamente sonrió alegremente. El poder de una Gema del Alma era la forma más pura de energía en ese mundo. No sólo las usaban los magos de Madara, sino que otros magos de diferentes escuelas también analizaron sus usos en el juego. Con diferentes rituales, podría convertirse en XP para sí mismo o para otras personas, e incluso reponer la energía de un equipo mágico o activar ciertos objetos.

Por ejemplo, el Anillo de la Emperatriz del Viento.

Por el tamaño de la Gema del Alma pensó que parecía tener al menos 30 XP, y era mas que suficiente para cargar el Anillo de la Emperatriz del Viento al menos una vez. Pero para poder usarlo tendría que encontrar un lugar seguro y esconderse por lo menos tres horas antes de utilizarlo.

[Pensar que tendríamos una oportunidad de tener éxito al final.]

Envainó su espada y revisó el progreso de las Bestias Podridas. De inmediato se dio cuenta que uno de ellos ya estaba en la roca donde estaba. Él y Freya estaban exhaustos de la pelea, y no podrían pelear otra batalla. Si fueran arrastrados de nuevo a una pelea, la situación se volvería terrible.

Freya se sintió aliviada cuando lo observo matar al monstruo gigante, pero su corazón se aceleró cuando miro a los enemigos aparecer sobre la roca. Intentó ponerse de pie, pero Brendel corrió hacia ella con largos pasos y la llevó como una princesa hacia la cuerda sin darle la oportunidad de resistirse.

«Qu–«

«Ba-Bájame.»

La Futura Diosa de la Guerra, actualmente solo una chica campesina de Bucce ruborizada, luchó por un tiempo. Pero Brendel no la escuchó, y sólo pudo guardar silencio mientras escondía su cara carmesí a los lados.

Romaine ya había subido cuando llegaron al acantilado. Era una persona decisiva sin mucho miedo, y si no hubiesen llegado al acantilado, Brendel estaba seguro de que descendería.

Se dio cuenta de que estaban quedándose sin tiempo, cuando observo a las Bestias pisandoles los talones.

Envolvió la cuerda en Freya, y luego alrededor de su propia cintura. Aunque sentía que su cuerpo se estaba poniendo rigido, no podía preocuparse demasiado. Con el aumento en los puntos de experiencia, niveló su profesión de Mercenario en 3 puntos. Y fue capaz de levantar a los dos con una sola mano con 2.5 OZ de fuerza.

Una Bestia Podrida saltó bruscamente y trató de agarrarse de sus pies mientras subía, pero las reacciones rapidas de Brendel como un relámpago lo protegieron, saco su espada y lo corto, enviandolo instantáneamente a la multitud de monstruos. Continuó subiendo hacia arriba después de envainar su espada.

Los tres llegaron a la cima y suspiraron aliviados al mismo tiempo. Brendel observo que los monstruos trataban de imitarlos trepando la cuerda, e inmediatamente corta la cuerda con la espada y la dejo caer sin pensarlos. Le quedaba mucha cuerda, y lo único importante que necesitaban era el gancho.

Brendel sabía que el área en la que se encontraban se extendía por kilómetros. Si los siervos del Árbol Demoníaco Dorado querían encontrarlos, tenían que recorrer todo el camino hacía el otro extremo del valle de la montaña, por lo que tenían tiempo suficiente para descansar. Se sentó y supuro profundamente por un tiempo.

«¡Eres el mejor!» Romaine le mostró sus pulgares. Su actuación había sido increíble antes.

[Este ‘Brendel’ realmente tiene buena suerte.]

«Mi tía también dijo eso muchas veces:»Pequeña Romaine, eres la mejor.»

La Joven comerciante infló con orgullo su pecho, pero rápidamente miró con preocupación a Freya. Sabía que ella estaba preocupada por la lesión de su mejor amiga, así que le dijo:

«No te preocupes. Son heridas superficiales. Una vez que encontremos un lugar seguro y la vendemos, estará bien.»

Freya seguía sonrojada por lo que no respondió.

Brendel respiro, y miró a la Futura Diosa de la Guerra.

Sintió un poco de enojo. Se preguntó cómo había sobrevivido a la ‘Guerra de la Rosa Negra’. ¿Fue debido a sus cualidades de «determinación» y «calma»?

En el pasado Freya le había dada una impresión como esa. Aunque era un poco ingenua, tenía una gran compostura que la gente común no tendría. Tal vez tenía sus propias razones para ir con ello, pero el no soltar su bolso, causo que Brendel se disgustara. Era demasiado testaruda, pero tal vez esa naturaleza obstinada suya nutrió su carácter.

[Pero eso es algo malo en el campo de batalla.]

Al final, ella era un compañera de guerra, y él no quería herir sus sentimientos. Pensó por un tiempo y decidió usar un tono suave. «¿Por qué viniste aquí?»

Freya se quedó en silencio durante un rato, luego se quitó un anillo del dedo: «Este es el anillo del Sello del Capitán de los guardias. El capitán Marden me pidió que te trajera esto ya que lo necesitaras cuando llegues a la Fortaleza Riedon.»

Brendel se palmeó la frente

No era debido a que se hubiese olvidado de ese asunto. Es solo que no esperaba ser tratado seriamente por la gente de la Fortaleza Riedon. La milicia como Freya podría no saberlo, pero un veterano como Marden lo entendía claramente. Si la nobleza en la Fortaleza Riedon tratara la defensa de Bucce con importancia, la situación de Madara no hubiese ocurrido.

La mayor razón por la que quería ir a la Fortaleza Riedon era debido a la tía de Romaine. No esperaba que Marden se moviera por sus acciones y enviara su anillo personal. Había pasado por alto eso, y habría rechazado personalmente a Marden si hubiera predicho que eso pasaría.

Después de todo, ese anillo era de gran utilidad para los refugiados.

«Tú fuiste el que pidió venir, ¿verdad?» Brendel reflexionó sobre ello durante un tiempo, creía que el soldado veterano nunca enviaría a Freya a la muerte, incluso si el anillo fuera de gran importancia.

La chica peinó y ordenó su cola de caballo, y luego asintió.

«¿Por qué te molestaste en hacer esto?»

«Tú no eres de Bucce, Brendel, ¿así qué, que excusas tengo para huir? Soy la líder del tercer escuadrón de milicia, y necesito ponerme como ejemplo.» Ella lo miró y contestó.

«¿Y qué hay dentro de la bolsa?»

La Futura Diosa de la Guerra bajó la cabeza y abrazó la bolsa. Dudó un momento.

La chica con la cola de caballo que se sonroja (Freya)