TAS – Capítulo 11

0

Capítulo 11 – La resolución de las dos facciones

= = = = = = = =  = = = Pov de Tarkus = = = = = = = = = = =

La luz dentro del sala de estar que estaba siendo ocupada en el último minuto, se atenuó después. Parte de las llamas de las velas se extinguieron intencionadamente. La débil iluminación, logró iluminar los profundos cortes del suelo de madera.

En una esquina remota, un ambiente silencioso y frío parecía llenar el aire.

Las figuras que estaban sentadas no podían acostumbrarse a la luz de las velas restantes, pero mientras el líder masculino de mediana edad, que tenía un rostro pálido y llevaba un parche de ojo, no hablara, ninguno se atrevió a pronunciar ni siquiera un solo sonido.

Si Sophie estuviera allí, habría reconocido a ese hombre, simplemente porque la apariencia de ése último no cambió mucho incluso después de una década.

Ese hombre pálido era la mano derecha del ‘Señor Negro Incirsta’ El Señor de los Vampiro, Tarkus el tuerto. Él era un miembro de la familia de Rhein, y pertenecía a la catorceava generación de los Vampiros. Él era considerado un joven entre ellos, pero era un verdadero veterano en el ejército de Madara.

En comparación, Incirsta, era todavía como un novato, pero ese sentimiento no le importaba a Tarkus, ya que simplemente solo marcó el comienzo de su cooperación con él.

Tarkus miró a los soldados esqueléticos sacando las pilas de papeles y libros del estudio. Tomó un momento para mirarlos antes de girarse y hablarle al nigromante: “Habla. ¿Qué informe quería Rothko que me dijeras cuando te dejó atrás?”

“El estimado general Tarkus, mi amo encontró un explorador humano en la mansión del pueblo.” El nigromante inclinó la cabeza y respondió con voz ronca.

“¿Y?” Él miró una vez más al nigromante una vez, y su mirada se posó al Mapa Estratégico que estaba abierto sobre la mesa.

“Él se escapó.”

Varias risas desdeñosas se alzaron de los alrededores.

El general vampiro levantó la cabeza, y la débil risa fue silenciada inmediatamente. Hizo una pausa por un momento, antes de decir: “Comprendo; Rothko lo hizo muy bien. Pero quiero que lo haga mejor la próxima vez y no pierda tiempo en este tipo de distracciones innecesarias. Quiero que avance al Bosque de Beldor antes del mediodía.”

El nigromante asintió respetuosamente y se marchó.

Pero una vez que se fue, se escucharon dos voces en la habitación. Esta vez era un gigantesco esqueleto cubierto de una vieja armadura de latón, con llamas amarillas oscuras que revoloteaban en sus cuencas de ojos con furia:

“Señor Tarkus, es posible que est explorador haya descubierto nuestros planes…”

Abrió y cerró la boca, pero el aire que escapó de su hueso hioides cesó de repente. Eso era porque Tarkus lo estaba mirando con su ojo izquierdo restante, y lo hizo detenerse inconscientemente.

Una ráfaga de risa silenciosa estalló a su alrededor, y la burla contenida en las risas hizo que las llamas de sus ojos bailaran de pesar.

“Kabias.”

“¡Sí!” El esqueleto gigante inmediatamente sostuvo su pecho en alto para mostrar que estaba alerta y respondió.

“Toma esta ubicación.” Los dedos de Tarkus señalaron un pueblo en el mapa.

“Antes del amanecer” señaló el techo: “Quiero ver resultados.”

“Sí, Señor Tarkus.”

“Wesker, Ebdon.”

“¡Sí!” Las dos voces contestaron al mismo tiempo.

“Quiero que ambos ataquen a Verbin y sellen el río Dagger.”

“Sí, Señor Tarkus.”

“Pico de cuervo”.

“¡Sí!”

“Te daré dos escuadrones pequeños, busquen y limpien esta área.”

“¡Sí!”

Tarkus alzó la cabeza del mapa y miró fríamente a cada uno de ellos: “Todos ustedes son nobles de Madara. Quiero que todos hagan rápido y elegantemente cada una de mis ordenes, precisamente como les digo. Fortaleza Riedon, este es nuestro próximo objetivo.”

Se levantó y colocó su pálida mano derecha sobre su hombro izquierdo: “Madara será victorioso.”

Los no-muertos se pusieron de pie también y dijeron seriamente: “¡Madara será victoriosa!”

Tarkus bajó la cabeza y volvió a mirar el mapa. Miró el bosque de pino rojo del sur de Bucce, luego al bosque verde, al bosque de Beldor, a la fortaleza Riedon y hacia arriba, finalmente al río de las rocas dentadas.

[Un explorador humano?]

Puso una risa desdeñosa.

============ POV de Brendel =============

Justo al mismo tiempo, con la luna llena en su apogeo en el bosque de pinos.

Sin lobos aullando en la región montañosa. Un viento frío empezó a soplar en el bosque, parecía perforar las ramas como si estuvieran hechas de humo, y todos el mundo se estremeció del frío que se deslizaba detrás de sus espaldas. Los jóvenes de Bucce nunca habían pasado la noche en la selva, y las sombras que se mostraban en aquel bosque de niebla los ponían nerviosos. Cada ves que una sombra se movía era como un monstruo aterrador en sus ojos.

Pero una sola voz los calmó.

“Mantenga esta parte abajo.”

“Sí, sigue haciendo esto.”

“Agua.”

“Pásame el vendaje.”

“Sujétala con firmeza.”

Sophie dio un largo suspiro de alivio y se secó el sudor de sus cejas conforme iba apareciendo.

Se sintió aliviado al ver un débil color verde de [+2] flotando del cuerpo de Jonathon.

Con su habilidad de primeros auxilios de emergencia alcanzando el ‘nivel 0’, el efecto de recuperación de vendajes naturalmente mejoró también. No había prácticamente ninguna diferencia en comparación con el juego, pero cada indicación que apareció le hizo sentir a gusto.

La instrucción que les impuso, limpiando las heridas, previniendo la infección, deteniendo el sangrado, el vendaje y los detalles más finos, se las enseñó Mackie y Neberto a fondo. Él no estaba en condiciones de hacerlo él mismo, y su propio cuerpo era un poco mejor que Jonathon.

Cuando Neberto terminó el último paso, Sophie alzó la cabeza para encontrar a todos mirándolo con asombro.

Un profesional.

Sólo pudieron llegar a esa conclusión.

Incluso el pequeño fenris ​​miró a Freya con seriedad y dijo: “Capitán Freya, parece que comparado con tus habilidades, eres solamente una aficionada.”

Freya la miró con una cara pálida.

[¡Efectivamente, este desvergonzado canalla encontró excusas para acercarse a mí! ¡Hehehe, hahahaha!]

Su corazón terminó concluyendo ese resultado en una furia y miró preocupadamente a Romaine, pero ella sólo vio su rostro petulante contando el botín de la victoria en el terreno que fue tomado.

[Esta maldita muchacha …!]

…….
Sólo el propio Sophie sabía que su conocimiento provenía de la habilidad ‘Primeros Auxilios de Emergencia’. Cada vez que miraba esa habilidad, el conocimiento para realizar cada paso aparecía en su mente. Y en sus recuerdos, la habilidad de primeros auxilios de emergencia provenía de los tres primeros capítulos de [la Santa Biblia de Grierson]. El contenido de los tres capítulos discutía las técnicas de vendaje. Y sucedía que Sophie conocía a quien era Grierson del juego, era el Gran Sacerdote actual de Bruglas.

Puesto que él, ya había leído el contenido del libro por lo menos cien veces, su familiaridad con él era como un sacerdote jugador pro abriendo una cuenta de smurf haciendo vendajes.

Por desgracia, tuvo que pagar el precio cuando se convirtió en un smurf. (TL: El precio es la ira de Freya. También, smurf significa un jugador experimentado, creándose de nuevo una cuenta para engañar a la gente, y aparentar ser un novato.)

Por otro lado, Sophie rápidamente se dio cuenta de que el tercer escuadrón de Bucce constaba de diez miembros, entre ellos Freya. Conocía a Mackie, Irene, Erik y el pequeño Fenris.

Luego estaban Neberto y Vlad. Estos dos hermanos eran ciudadanos de las montañas obligados a trasladarse a la región de Bora. Ellos heredaron la características nativas de un comportamiento taciturno y trabajaban más de lo que hablaban.

El tal Jonathon que estaba en coma y era poco probable que despertara.

Finalmente, se encontraba Romaine, la comerciante soñadora y la chica que estaba con el en ese momento. Sophie más tarde supo que ella era la hija de un panadero en la ciudad. Su nombre era Bella, con una deposición suave y tímida, pero al menos era una buena chica que era amable desde el fondo de su corazón.

Ese era el equipo n que Sophie tenía que dirigir.

[Parecen jóvenes excepcionales, pero son novatos entre los novatos. No saben qué hacer a continuación.]

Así que pensó por un momento antes de hablar: “¿Qué planes tienen?”

Todas las sonrisas desaparecieron, y hubo quietud en el aire.

“Vamos a la fortaleza Riedon” sugirió Irene después de un rato.

“Está bien; El capitán Marden definitivamente irá allí.” Erik siguió a continuación.

Él Había esperado que dijeran eso. Y negó con la cabeza.

Los miró y vio sus expresiones inciertas en sus rostros como si estuvieran indefensos ante lo que pudiera suceder el día de mañana. Freya parecía estar un poco mejor, pero sus nudillos blancos que sostenían su espada traicionaron sus verdaderos sentimientos.

Sólo Romaine dijo como si fuera la cosa más obvioa “Estoy con Brendel”.

Esa respuesta hizo que Sophie sintiera ganas de reírse de frustración, pero su respuesta directa fue de su buena voluntad. El joven hizo una pausa por un rato antes de decir: “Muy bien, estoy de acuerdo en que lo más importante ahora es dejar esta zona.”

“¿Y eso significa que tienes algo en lo que no estás de acuerdo?” preguntó Freya.

Sophie asintió con la cabeza: “¿Alguien tiene un mapa?”

Todos se miraron. ¿Quién tendría eso? A pesar de que se llamaban milicias, escuchaban al jefe de los guardias la mayor parte del tiempo. Si uno rompía con el sofismo, eran sólo un escuadrón de respaldo.

Sophie también se dio cuenta de su error. Sin el permiso de la Catedral Santa de Aouine, alguien que poseyera un mapa sería tratado como un espía y ‘manejado apropiadamente’. Siguió tratándose así mismo como un viajero paralelo del mundo y olvidó que ya era un miembro en este mundo.

Y nunca habría otro llamado “jugador” aquí.

“Los guardias …… deberían tener eso …” Mackie tartamudeó detrás de la multitud.

[Duh. ¿No es obvio?]

Sophie sacudió la cabeza y suspiró. Giro para mirar a la muchacha comerciante: “Romaine, dame una espada.”

“Aquí, Brendel.”

Sophie tomó la espada y dibujó dos líneas en el suelo.

“Este es el río Webster. Este es el río Pino.”

Se movió entre las líneas unas cuantas veces: “Este es Bucce, el pueblo Verde y Verbín”.

Elaboro un resumen con unos simples trazos, pero los jóvenes sintieron como si sus horizontes se hubiesen ampliado una vez más. Parecía que nadie podía compararse con la comprensión de Brendel sobre el mundo.

“¿No son esas las tres ciudades…?” Bella se cubrió la boca con sorpresa.

“Esto es asombroso, así que este es nuestro entorno.” La mirada de Erik hacia Brendel era casi de adoración.

“¿Así que Bucce está aquí?”

“Brendel, ¿cómo sabes tanto?” Todo el mundo empezó hablar con entusiasmo. No podían suprimir su curiosidad.

[Por supuesto que lo sé. Si no lo hiciera, también podría encontrar un tofu y matarme a golpes con él.]

Pero él no podía responder con sarcasmo aquí, así que deliberadamente dijo: “¿No aprendiste a leer un Mapa Estratégico?”

[[Mapa estratégico ¿Qué es eso? Madre Marsha tu que estas arriba, incluso la milicia de Bruglas tuvo que aprender eso también?]]

Todos se miraron con una mirada vacía en su rostro.

Las estrellas llenaban los ojos de todos mientras miraban a Sophie con profundo respeto.

Pero su corazón se estaba ahogaron de alegría. Eso era algo que ni siquiera los oficiales de las fuerzas regulares del ejército sabían, y era prácticamente imposible para una milicia aprender sobre ello. Continuó su mentira y señaló la intersección de los dos ríos:

“Esta es la fortaleza Riedon.”

“¿¡Oh, esta es la fortaleza Riedon¡?” preguntó Romaine con curiosidad.

“¿Qué pasa?” Sophie escuchó claramente risitas en su entorno, y él les preguntó.

“Es así, Brendel. Romaine envidió a los comerciantes que fueron a la fortaleza Riedon cuando ella era joven. Se quejaba todos los días y decía que quería convertirse en una comerciante. Un día se escapó diciendo que iba a realizar un gran negocio en la fortaleza Riedon, y ya sabes qué … El pequeño Fénris la traicionó de inmediato y detuvo el melodrama.”

Se oyeron risas como murmullos.

“¿Y?” preguntó Sophie.

“Haha, ella perdió su camino en el bosque, y fue el tío de Cecil quien fue a buscarla” resopló el pequeño Fenris ​​con una carcajada.

“N-nada de eso sucedió, nada!”. Las cejas de Romaine se fruncieron.

Sophie miró a la joven comerciante y pensó que no había aprendido bien esa lección.

“Muy bien, volviendo al tema seriamente. ¿Por qué quieres ir a la fortaleza Riedon?” Ella arregló sus emociones y continuó preguntando.

“Hay tropas allí.”

“El capitán Marden estará allí.”

“Mi tío también estará allí.” La lengua de todo el mundo empezó a moverse de nuevo, pero básicamente lo que querían decir era esto: Sus familiares fueron separados temporalmente y podrían haber ido a la fortaleza Riedon, así que ¿por qué no irían allí?

Sophie tuvo problemas para refutar su respuesta. Era normal que creyeran que era así, ¿quién abandonaría a sus propios parientes? Pero también sabía que la gente que huía de Bucce era muy probable que fuera capturada por el ejército de Madara. Ir a la fortaleza Riedon ahora era, sin duda, dirigirse hacia una trampa.

Sabía que tenían que llegar al Bosque de Beldor antes de que el “Dios de la Muerte” Kabias lo hiciera, y luego proceder al Río Dagger antes de Vlad y Ebdon. A partir de ahí, tendrían que entrar en el Bosque de Ciervos Cazados, cepillando al ejército principal del Incirsta, llegando a Ankries e informando a los guardias de las tropas de Incirsta que estaban avanzando.

Esa era la única manera de mantener viva a esa milicia y evitar que Aouine fuera derrotada tan gravemente como la historia original.

Pero, ¿cómo iba a decirles eso?

[Olvídalo. Voy a hacer lo mismo que antes. Voy a dar un paso a la vez.]

Se frotó sus temblorosas sienes y cambió de opinión: “Muy bien, podemos dirigirnos hacia la fortaleza Riedon y considerar nuestro próximo paso.”

Miró hacia arriba y se encontró con los ojos preocupados de Freya. Al parecer, no creía demasiado en lo que decía.

“¿oye Brendel..?”

“Nada, es sólo una predicción. Tal vez podría haber algunos cambios en la situación.” Él le sonrió a ella, pero interiormente suspiró con gran renuencia.

La realidad era cruel. No le toco a él elegir cuando estar tan débil. Sin duda habría intentado lo mejor posible para pensar en algo, si hubiera otra oportunidad.

[Tú, ¿por qué siempre eres tan ingenuo?]

Se burló de sí mismo.