SSS Capítulo 029

0

Capítulo 29 – La lluvia otoñal es sangre (2)


Crujido.

El primer sonido que rompió el silencio fue el de alguien chasqueando los dientes.

“¡Qué tonto…!”

La Maestra del Gremio del Dragón Negro, y Rango 2. Era la Bruja.

“¡Dije que no eligieran la recompensa del Rey Diablo! ¡Pero aún son… estúpidos!”

Un aura asesina se arremolinaba alrededor suyo. Su rostro no tenía la falta de emociones como siempre. Odio. Furia. Miró a su alrededor, con el rostro arrugado por la ira.

“Bien. Supongo que las palabras no funcionarían con un estúpido tonto. ¡Bien! Haré una proclamación aquí como maestra del Dragón Negro. No sé quién se atrevió a traicionarnos, pero les presentaré la muerte más dolorosa”.

“Hm. Sorprendente”.

El Cuestionador Hereje se acarició la barbilla.

“Este es un juego que es muy desventajoso para el traidor. Pero aun así lo elegiste… como dijo al Maestra del Dragón Negro, ¡es una elección tonta! Jaja. Bueno, definitivamente es humano tomar una decisión tan tonta”.

“Ah…maldita sea”.

Serpiente Venenosa se rascó la nuca.

“Ah, lo sé. Lo sé. Esta atmósfera. Es como cuando desafiamos la torre por primera vez… mi espalda y mi cuello se sienten jodidamente fríos. Algunas personas van a morir hoy”.

“Lo sé, ¿verdad? Es como cuando los Cinco Grandes Gremios eran los Diez Grandes Gremios”.

El Conde abrió su abanico. Tenía un tono vago. Pero sus ojos detrás de su abanico eran tan agudos como los de una bestia.

“Entonces murió mucha gente. Y también mataron a muchos. ¿No es así?”

“¡Cállate! Todos estén callados. No es el momento de pensar en los viejos tiempos en este momento”.

El rostro de la Bruja estaba retorcido.

“¡Crusader!”

“Mm”.

“Interroga a todos aquí con Detección de Mentiras. ¡No dejes a nadie fuera! Si alguien no te responde o miente, ¡lo mataré en el acto!”

Todos sabían que ella no solo estaba diciendo eso. Emanaba un aura asesina y la cabalgaba sobre faldones como Aura. Era de color negro. Era el color que maldijo todo en el mundo.

“Estaba planeando hacer eso incluso si no lo decías”.

Crusader asintió en silencio con la barbilla.

“Primero, revelaré que no soy la traidora antes de cuestionar a todos”.

Y ella giró sus pies.

La primera persona frente a la que se paró fue… nada menos que yo.

“Cazador Kim Gong-ja”.

“Si”.

“No estás en los sospechosos porque renunciaste a la recompensa. Probablemente ni siquiera necesites hacer la prueba. Pero aún te lo preguntaré. ¿Elegiste la recompensa del Rey Diablo?”

“No”.

La sala de recepción estaba en silencio.

Todos los cazadores nos estaban mirando.

Después de unos segundos de silencio, ella asintió con la cabeza.

“Es la verdad”.

Se escucharon suspiros de alivio en todas partes.

Crusader no se detuvo y se dirigió directamente hacia la siguiente persona.

Click-clack.

Debido a que el suelo de la sala de recepción estaba hecho de mármol, sonaron todos los pasos.

Seguimos sus pies con la mirada.

“Santo de la Espada”.

“Habla”.

“¿Elegiste la recompensa del Rey Diablo?”

Él se cruzó de brazos.

“Lo juro por mi honor. Definitivamente no soy yo”.

“Es la verdad”.

Click-clack.

“Cuestionador Hereje”.

“¡Si! ¡Pregunta lo que necesites!”

“¿Eres la persona que eligió la recompensa del Rey Diablo?”

“Lo siento”.

En medio de todo el silencio, él se rió. El sonido de la risa resonó en el mármol y se deslizó sobre la armadura de los caballeros y los generales.

“¡Pero no soy yo! ¡Todavía no quiero morir por la Maestra del Dragón Negro!”

“Es la verdad”.

Click-clack.

“Serpiente Venenosa. ¿Elegiste la recompensa del Rey Diablo?”

“Mierda. ¡No soy yo!”

“…es la verdad”.

Click-clack.

“Conde. ¿Elegiste la recompensa del Rey Diablo?”

“… Tampoco soy yo”.

“Es la verdad”.

Click-clack.

La atmósfera de la habitación se volvió cuesta abajo. Cuando se reveló que no era el traidor, hubo suspiros de alivio. Pero uno por uno, cuando se declaró la verdad de todos, la sala de recepción se llenó de silencio y no de alivio.

Como la forma en que el sueño se deslizaba.

El silencio se deslizó hasta nuestras barbillas.

“······”

“······”

Crusader y la Bruja se miraron.

Todos los demás cazadores, excepto la Bruja, habían sido interrogados. Esta fue la última. Frente al líder del gremio más poderoso de la torre y la cazadora solo superada por el Santo de la Espada, quien se encargaba de interrogar, respiró hondo.

“Dragón Negro”.

“…si”.

“¿Elegiste la recompensa del Rey Diablo?”

Había silencio.

“No, no soy yo”.

Continuó el silencio.

Crusader abrió lentamente la boca.

“…Es la verdad”.

Y por última vez, el silencio se apoderó de nosotros.

No.

Caímos en el silencio.

“Espera… ¿qué?”

Serpiente Venenosa miró a su alrededor.

“¿Entonces, quién es?”

El Santo de la Espada miró a la Bruja. La cual miró al Cuestionador Hereje. Quien miró al Conde y este miró a Serpiente Venenosa. Él miró a Crusader como si estuviera dudando de ella, y ella me miró en silencio.

Todos se miraron.

“¿Por qué todos dicen que no lo son…?”

Pero nadie respondió.

“¡Mierda! ¿Quién nos traicionó?”

Ninguno.

Nadie respondió.

En medio del silencio, sonó una voz que no era la nuestra.

| La Diosa de la Protección suspira ante la estupidez de los guerreros.

El Rey Diablo de la Lluvia Otoñal se ríe divertido. |

Probablemente no era una voz que solo yo escuché. El rostro de todos se oscureció.

Y Crusader habló con mucha dificultad en ese silencio.

“…Cálmese”.

Nadie abrió la boca a pesar de que ella dijo que se calmaran. ¿Cómo se suponía que iban a hablar? Parecían estar todos seriamente pensativos.

“No se sorprendan. Si. Quizás el traidor tenga la habilidad de esconder sus mentiras. Y podría haber alguien con personalidad dividida. Todos tienen su arma secreta, ¿verdad? Entonces no es imposible…”

“Oh”.

El Santo de la Espada habló.

Miraba al Crusader con frialdad.

“O podrías ser la sucia traidora”.

“······”

La sala de recepción quedó en silencio.

Se intercambiaron miradas más afiladas que cuchillos. Justo ahora, el anciano y los Maestros de los Gremio habían estado a punto de pelear. El calor y el sudor de eso no se habían enfriado, pero comenzaban a flaquear nuevamente.

La Bruja entrecerró sus ojos.

“¿Estás dudando de nosotros ahora mismo?”

“Si”.

Él lo admitió directamente.

“Incluso si la Sra. Crusader no es la traidora, podría habernos mentido. Todos ustedes eran cercanos como controladores de los Cinco Grandes Gremios desde hace mucho tiempo. Un cuervo se esconde con otros cuervos. ¿No se están protegiendo el uno al otro?”

“Suspiro, eres realmente…”

“¡Por supuesto!”

Crusader gritó frenéticamente. El Santo y la Bruja dejaron de discutir para mirarla. Trató de hablar con calma.

“Por supuesto, lógicamente hablando, podría ser yo. Si. Yo podría ser la traidora”.

“······”

“Pero todos tenemos que mantener la calma. Está bien. Hemos enfrentado muchos peligros antes. ¿No es así? Entonces, si confiamos en nosotros mismos, podemos…”

“Jajaja”.

Alguien se rio.

“Eres bastante inocente. No, ingenua”.

Fue el Cuestionador Hereje.

“Confiar. Mmm. Confiar. ¡Es bonito! Pero necesitamos tiempo para confiar el uno en el otro. Nosotros los Cinco Grandes Gremios llevamos 10 años trabajando juntos. Pero eso también significa…”

Él se ajustó la gorra.

Y se sacudió la ropa.

“Es difícil confiar en aquellos que no son los Cinco Gremios”.

“……”

“Y sería ineficaz tomar 10 años para acumular confianza con todos. ¡Sí, es una pérdida de tiempo!”

“…Espera”.

El rostro de Crusader también estaba frenética. No pude sentir su relajación cuando me preguntó si una chica que se graduó con un título en música era encantadora.

“Este no es el momento de hablar de eficiencia. Cuestionador Hereje. Por favor…”

“Técnica sagrada”.

Él juntó las manos.

“Cuerpo Divino”.

La luz blanca rodeó sus manos.

“Serpiente venenosa. Ocúpate del 10”.

La luz se esparció alrededor.

“Mataré al octavo y al noveno”.

“¡Cuestionador Hereje! ¡No puedes!”

“Técnica Sagrada, Transmisión Divina.”

Él y Serpiente Venenosa desaparecieron. En un abrir y cerrar de ojos, el Cuestionador estaba reteniendo a alguien. Fue el cazador quien terminó como octavo. El cual instintivamente miró hacia atrás.

“- ¿Eh?”

Era un extra que había estado silenciosamente parado atrás, rodeado por los Maestros del Gremio. No, decir que era un extra parecía demasiado malo. Ya que estaba parado aquí con su contribución en la última etapa. Era un cazador mucho más poderoso que el viejo yo.

Pero su futuro no duró demasiado.

“¡Lo siento!”

Cuestionador Hereje sonrió alegremente. En su mano desnuda desarmada, había un Aura de color blanco puro.

¡Swooosh!

“¿Eh, ah…?”

La sangre se disparó.

El cuerpo del cazador se inclinó.

El cazador que no estaba vinculado a ningún gremio, o tenía el inmenso poder del Santo de la Espada, o tenía una alianza con los gremios como yo, el cazador que había subido a donde estaba con su propio poder, murió así.

Simplemente.

| Ha muerto un guerrero.

No es el sirviente del Rey Diablo. |

Las voces volvieron a sonar en mi cabeza.

La Diosa de la Protección piensa que es una pena.

El Rey Diablo de la Lluvia Otoñal se ríe sarcásticamente. |

Fue un asesinato que había ocurrido en un abrir y cerrar de ojos.

“¿¡E-Eek !?”

Un cazador que había terminado décimo gritó. Pero no duró mucho.

¡Crack!

El cuerpo del cazador cayó al suelo, partido a la mitad por Serpiente Venenosa que fue transmitido por el Cuestionador.

| Ha muerto un guerrero.

No es el sirviente del Rey Diablo. |

La sangre fluyó por el suelo de mármol.

| La Diosa de la Protección cierra la boca.

El Rey Diablo de la Lluvia Otoñal estalla en carcajadas. |

¡Kashing!

Desde algún lugar, sonó el sonido de una espada desenvainada. Fue el Santo de la Espada.

“¡Ustedes bastardos finalmente están mostrando su verdadero yo!”

El rostro del anciano estaba arrugado de ira.

“¡Repugnante! ¡No eres ni un poco diferente de antes! Detente en este instante. Si no te detienes, yo…”

“Técnica Sagrada, Transmisión Divina”.

Con una luz intermitente, el Hereje desapareció.

El cazador que era noveno se escapó tan pronto como vieron morir al octavo y al décimo cazador. Pero en el momento en que trató de irse, el Cuestionador apareció justo frente a sus narices.

“Ah”.

El cazador extendió su mano.

“E-Espera…”

“¡Si!”

El Hereje sonrió de oreja a oreja.

“¡Lo siento!”

La cabeza del cazador explotó. El cazador se cayó con un brazo extendido. Plaf. El cuerpo decapitado se cayó suavemente. La sangre y la carne que estallaron con la explosión se esparcieron por todas partes.

| Ha muerto un guerrero.

No era sirviente del Rey Diablo.

La Diosa de la Protección guarda silencio.

El Rey Diablo de la Lluvia Otoñal está aplaudiendo. |

“Mm”.

El Cuestionador sacó su pañuelo.

Su rostro estaba rojo por la sangre de los cazadores que murieron. Perezosamente se secó la cara. Con solo tres pasadas, el pañuelo quedó empapado en sangre.

“¡Así que no eran esos tres!”

Estaba en silencio.

“Esto es complicado. ¡Pensé que el traidor estaría entre esos 3! Jaja. Entonces eso significa que el traidor está entre nosotros. ¡Parece que la confianza de 10 años desaparecerá en un momento!”

Arrojó el pañuelo rojo al suelo.

Cayó en un charco de sangre y flotó como un velero de papel.

“Yo dije espera…”

Los hombros de Crusader estaban temblando.

“Dije que esperaras. Definitivamente lo dije… ¿No te pedí que esperaras? ¡Te pedí que estuvieras tranquilo, Cuestionador Hereje!, ¡y como en el pasado…!”

“Tu eres quien está siendo extraña. ¡Vicemaestra del gremio! Estoy tranquilo ahora mismo”.

Él sonrió.

Como si no fuera suficiente, sacó un pañuelo con su mano derecha.

“Llegué tranquilamente a la decisión de que era más probable que los tres fueran los criminales. ¡Aunque estuvo mal! Estemos del lado positivo y pensemos que nos deshicimos de las tres personas más sospechosas. ¡Ah! Si los medios lo hubieran visto, habría sido malo, pero nadie estaba filmando así…”

Fue ese momento.

El pañuelo voló por los aires.

El pañuelo blanco limpio que aún no había limpiado la sangre flotó. Antes de caer, algo que era más pesado cayó primero.

Era el brazo derecho del Hereje.

“Ah”.

Podría haber sido un alivio que fuera solo eso.

Si la Serpiente Venenosa no detuvo el ataque del Santo de la Espada, podría haber sido su cabeza.

“¡Mierda…!”

Serpiente Venenosa maldijo y se paró frente al Santo de la Espada.

“¡Oye, fanático! ¡Déjanos saber de antemano si vas a matar a alguien!”

“Ahh”.

Él miró hacia abajo. El pañuelo aterrizó un momento después. Rápidamente se puso rojo.

“Esto es difícil ahora, no solo complicado. No puedo ayudar sin ambas manos. ¡Lo siento a todos! ¡Ya no puedo ser de ayuda!”

“¡Es… ese… el… problema ahora…!”

Serpiente Venenosa parecía que estaba luchando contra los ataques del Santo.

“Alguien… maldición… ¡ayúdeme! ¡Voy a morir! ¡En serio!”

“¡Kim Gong-ja!”

Dijo Crusader.

“¡Te dejo todo! ¡Incluso puedes quitarme la vida!”

Fue más un grito.

“¡Eres el único que no recibió la recompensa! Otros pueden ser los traidores, ¡pero tú no! Tú 100% no eres el”

 “······”

“¡Así que, por favor, te estoy pidiendo esto! ¡Detén al Santo de la Espada!”

Los sonidos de espadas chocando entre sí llenaron la habitación. La Bruja y el Conde estaban ayudando a Serpiente Venenosa. Solo Crusader me estaba mirando.

Momentáneamente miré la pelea frente a mí.

Emperador de la Espada.

— ¿Hm? ¿Qué?

… ¿Estoy destinado a ser amado por psicópatas o algo así?

Esperaba que sucediera algo como esto.

Pensé que levantarían sus espadas el uno contra el otro si se acercaba un traidor. Así que había renunciado a la recompensa.

Pero.

No pensé que se volvería así…

Suspiré.

“¡Ah eso es bueno! ¡No es mala idea!”

Cuestionador Hereje apareció entre Crusader y yo. Se sostenía el brazo para detener la hemorragia. Sorprendentemente, su rostro no parecía dolido.

“En estos casos, muchas personas solo se interponen en el camino. Así que es mejor concentrarse en la persona que no es el traidor”.

“Entonces estás diciendo…”

“¡Si!”

Él sonrió alegremente.

“¡Te daré todo el juicio a ti!”

“······”

“Mm, pensé que el criminal estaría entre esos 3, ¡pero ya no se puede hacer nada al respecto! No confío en mí mismo. Cazador Kim Gong-ja. ¡Haré lo que me digas!”

Murmuró Bae Hu-ryeong.

 Sí. Si. Creo que estás destinado a ser amado por psicópatas. Los tipos como este no son comunes. Solo había aproximadamente 1 de ellos en mi torre.

Realmente no me gustó este destino.

Incluso obtuve toda la autoridad de la Vicemaestra del Gremio y del Maestro del Gremio…

— Te han ascendido. ¿No fue por eso que renunciaste a la recompensa? Me impresionaste ahora mismo.

Sabía que se convertiría en un desastre, pero no así. ¿Qué debemos hacer con esa pobre gente? Supongo que tendré que retroceder…

Miré a Crusader detrás de mí.

Ella estaba agarrando su cabeza.

“Uh. Tengo una pregunta”.

“…Si”.

¿Ella ya sabía lo que iba a preguntar?

“Él ya era así”.

‘Él’ era el Cuestionador Hereje.

“Cuando entramos por primera vez en la torre, fue un caos. Todos creían en religiones diferentes, se separaron y se reconciliaron. Entonces, apareció el Cuestionador Hereje y…”

“¿Y?”

“… Los mató a todos”.

Ella suspiró de nuevo.

“Él mató por completo a todos los que lucharon por religión. Esa es la única forma que sabe…”

“Wow”.

Pensé que había arreglado las cosas pacíficamente con todos, porque eso es lo que dijeron los medios. Pero pensar que tal masacre estaba detrás de todo…

“¡Sálvame!”

La Serpiente Venenosa gritó levemente hacia donde estaba.

Se sentía como si el volumen aumentara con cada minuto.

“¡Agonizo! ¡Mierda! ¡Realmente me estoy muriendo! ¡El Maestro Chen-mu va a morir, bastardos!”

“Jajaja”.

El Hereje se arregló la gorra con la mano izquierda.

“Lamento haber hecho este lío. ¡Cazador Kim Gong-ja! ¿No podrías detener al Santo de la Espada con la condición de mi autoridad?”

“Suspiro. Nunca te importa”.

Negué con la cabeza.

“Hablemos de ti más tarde. Muy profundamente. Pero me ocuparé de esto ahora mismo porque creo que Serpiente Venenosa realmente morirá ahora mismo”.

“¡Si! ¡Gracias!”

Bien. Es bueno poder controlar al Templo de los Diez Mil y la Milicia Civil, aunque solo sea por un momento…

Me convencí a mí mismo.

Hubo una pelea intensa. Unirse a él sería un suicidio.

Pero conocía la palabra mágica para detener al Santo de la Espada.

“¡Santo de la Espada-nim!”

No hubo respuesta.

“Santo de la Espada-nim! Como ya me inclinaste la cabeza una vez más, ¡escúchame! ¡Dejemos de pelear y hablemos!”

Todavía no hubo reacción.

¡Ah! No había otra opción.

Respiré hondo y grité.

“¡Voy a invitar a salir a tu nieta!”

Pausa.

“Si tu nieta entra en la torre. Sí, la conoceré una vez. No sé si saldremos, pero como podría ser tu nieto político, ¡escúchame!”

Me miró en silencio.

“… No los voy a perdonar”.

“Si”.

“No voy a parar por lo que dijiste. Solo pensé que sería mejor encontrar al traidor y matarlo después. ¿Correcto?”

Por qué me estás preguntando.

Me detuve a mí mismo para no preguntar y en cambio asentí con la cabeza.

“Ah, sí, tienes razón. Puedes matarlos después”.

“Mm”.

El Santo de la Espada retiró su espada.

Frente a él, Serpiente Venenosa jadeaba con fuerza.

“Todo el mundo. Por favor cálmese”.

Hablé mirando a los cazadores.

“No sé quién es el traidor. Puede que no lo averigüemos. Pero ese es otro problema. Podemos vencer el problema incluso sin encontrarlo”.

“… ¿Cómo?”

Preguntó Crusader.

“El hecho de que hayan aceptado la recompensa significa que pueden apuñalarnos por la espalda en cualquier momento”.

“Mira esto”.

Señalé el suelo de mármol. Lo que el Cuestionador Hereje había grabado todavía estaba allí.

“Dice que el núcleo del Rey Diablo está en el piso 20”.

Miré a cada uno de ellos uno por uno.

“No se concentren en encontrar al traidor, es una trampa. No se dejen engañar. El traidor podría estar muerto de miedo en este momento y podría haber sido elegido a la fuerza por el sistema. ¿Quién sabe?”

“·····”

“Primero deshagámonos del Rey Diablo”.

Se quedaron en silencio.

“Si nos deshacemos del Rey Diablo, su recompensa también desaparecerá. Es simple. No importa qué tipo de prueba ridícula ofrezca la torre, la solución es simple”.

Las voces sonaron en mi cabeza.

| Los ojos de la Diosa brillan.

El Rey Diablo chasquea la lengua. |

Pongo énfasis en mis palabras.

“Subamos la torre”.

Esta fue mi respuesta.

“Y destruyamos el Núcleo del Rey Diablo en el piso 20”.

Esta no fue mi respuesta solo a los cazadores, sino a la torre.

Y hubo una respuesta a mi respuesta.

| Se está dando la misión del piso 12. |