SSS Capítulo 002

0

Capítulo 2 – Sin embargo, mueres (1)


Habilidad.

Una palabra que hizo llorar a muchos Cazadores.
Las condiciones para despertar una, varían de persona a persona:

Golpeé a un espantapájaros 10,000 veces en la sala de entrenamiento. Entonces, apareció naturalmente.

¡Un día, de repente escuché una voz de Dios!

¿Magia? Pude usarlo poco después de entrar en la Torre.

Los que poseían una buena personalidad y firme fuerza de voluntad lucharon por escalar a alturas más altas porque carecían de habilidades. Por el contrario, había otros con personalidades de mierda que vivían una buena vida gracias a sus habilidades. El Emperador de la Llama, que representaba al Rango 1, era el último.

Si comparáramos la vida con un juego, ¿no estaría el Emperador de la Llama jugando uno en el que la suerte era una habilidad? Podía conseguir lo que quisiera con esta.

En contraste… mi vida era comparable a un típico juego de RNG de mierda.

Gruñí y tiré mientras avanzaba a quién sabía dónde. Había dejado el bar después de emborracharme, pero no podía recordar cuándo fue eso. Entré a un callejón y salió algo desagradable de mi boca. Me balancee, mis ojos enfocados en mi vómito reconocieron algo de la comida que había consumido antes.

«Tienes mala suerte» es lo que parecía decirme mi vómito.

«Mierda…» balbuceé. “Si se supone que debo tener mala suerte, entonces no me des nada de suerte. Esta falsa esperanza me ha matado”.

Al jugar, ¿cuándo te sientes desesperado?

Aquellos que han jugado juegos de gacha en sus teléfonos lo entenderían. No es cuando no puede obtener una sola unidad de 5 estrellas después de varios tiros; es cuando obtiene esa unidad de 5 estrellas que resulta ser una absoluta basura. Una que es peor que un 3 estrellas. Demonios, mi 5 estrellas era peor que una de 1 estrella.

< Quiero ser como tú

Se activa automáticamente al morir.

Después de morir por el enemigo, se puede copiar una de sus habilidades.

No se puede copiar una habilidad de un objetivo que te mató anteriormente.

La habilidad copiada es al azar.

¡Sin embargo, mueres!

Habilidad otorgada por la Torre.>

Arrojé eso de nuevo, pero no salió nada excepto un sollozo. «¡Mierda!»

Si. Mi vida era realmente un juego de RNG de mierda.

Normalmente, después de despertar una habilidad, tenías que informarla a la Asociación de Cazadores. Pero no la notifique. Como si lo fuera a hacer. Esta mierda era demasiado deprimente. Demasiado vergonzosa. ¿Por qué diablos debería mostrarles una habilidad tan basura? Como, ¿qué diría o cómo iría?

“Hola, Cazador-nim”, decían. «¿Cómo despertaste tu habilidad?»

¿Qué puedo decir? «Uh, tenía envidia del rango 1».

«¿Perdóneme?» Sus rostros se distorsionarían en confusión.

Entonces, solo para hacerlo todo mejor, expondría más.

“Pensé que me volvería loco por mi envidia y mis celos. Entonces la Torre me lanzó una habilidad como si me dijera que me coma esto y me pierda”. Aquí era donde agitaba mi mano como si estuviera discutiendo una buena recompensa que obtuve casualmente. “Incluso me dijo que soy una persona fea con la mayor envidia”, diría entre risas. Jajá. Correcto.

¡No es como si pudiera decir eso! Como si hubiera alguna forma de contarle a alguien sobre esto. Solo yo me reiría y me sentiría miserable por mi mala suerte y mi vida de mierda.

Así que bebí hasta llenar el contenido de mi corazón y terminé tambaleándome en un callejón remoto.

Aunque nada había cambiado, todavía estaba fallando. Ni siquiera podía trastabillar correctamente. Sin darme cuenta, llegué a un lugar desconocido. No recordaba cómo ni cuándo terminé aquí. Dónde diablos estaba, eso era una incógnita.

¿Podría quedarme dormido en el suelo así?

Ah. Esto es triste. 

Qué mala suerte. Contuve mis lágrimas.

Un débil grito se elevó en el aire de la noche. Venía del otro lado del callejón.

La voz dolorida suplicó, “… ¡por favor, uf! Por qué eres…»

Instantáneamente, mi somnolencia desapareció.

Esa voz era demasiado real para confundirla con una alucinación de borrachos. Si bien no podía saber quién era, entendí que lo que estaba sucediendo era potencialmente mortal.

‘¿Qué está pasando?’ Me pregunté, pisando en silencio. Instintivamente, contuve la respiración. Un paso a la vez, caminé silenciosamente hacia el lugar de donde se originó el grito.

Cuando me acerqué, las voces se volvieron más claras.

Esto era.

“Emperador de la Llama-nim. ¿Por qué de repente…?” Dijo una voz femenina.
«Es inútil. No hay nadie cerca de…” dijo una voz masculina.

Este fue el segundo error estúpido que cometí hoy.

El primer error: beber hasta que mi mente se rompió. Durante toda mi vida, nunca me emborraché. Sin embargo, hoy fue una excepción. Estaba extremadamente furioso al descubrir que mi primera habilidad de Rango S era una mierda, así que terminé bebiendo makgeolli como agua. [1]

Mi segundo error: no huir tan pronto como escuché el grito.

“He envenenado la taza de donde bebiste por adelantado”, dijo la voz masculina. No pude entender por qué sonaba tan familiar.

“¿V-Veneno? Emperador de la Llama-nim, no puedo entender lo que estás diciendo”. Incluso la voz de la mujer. Sonaba altruista.

“Oye, tu actuación es bastante buena. Si alguien más te viera, sería engañado”.

Un callejón sin salida.

En el sitio sin luces de la calle, efectivamente, había un hombre y una mujer. Quizás era extraño describirlos simplemente como si estuvieran allí. El hombre estaba amenazando a la mujer y la mujer estaba siendo amenazada.

«Ácido del estómago de basilisco», dijo el hombre. “Originalmente, habrías envenenado mi taza con esto. Guau. Si no fuera por mi habilidad, me habría metido en un gran problema. ¿Hm? ¿Qué pasa? Estás pálida, señorita Santa.”

“¿Es la Inmunidad a los Diez Mil Venenos…? ¡Imposible! No deberías tener esa habilidad”.

«Por supuesto no». El hombre se río, sus altibajos resonaban suavemente. «Pero tengo una habilidad que es ligeramente mejor que la Inmunidad de los Diez Mil Venenos».

Finalmente, me di cuenta de quién era este hombre. No importa qué tan oscuro esté el callejón, podía ver su espalda, no podía olvidar esa cola de caballo. Lo había visto a él y sus hazañas rodearme en mi habitación todos los días durante los últimos diez años. Y lo había visto en la televisión anoche. Siempre quise ser como él.

‘¡En realidad es el verdadero Emperador de la Llama!’ Me quedé boquiabierto.

El cazador de rango 1. El protagonista de esta época. Un ídolo al que admiraban decenas de miles de personas. Y por eso, él fue el héroe que recibió toda la atención y envidia… especialmente mi envidia.

Además.

¿¡No es ella la Santa!? 

Cubrí mi boca para contener la respiración. La Santa. Una cazadora de rango 9 que fue seleccionada por la Asociación. Se rumorea que está saliendo con el Emperador de la Llama. Fue su comportamiento reciente lo que provocó todo el escándalo. La mayor belleza, que solo he visto en fotos y videos de Internet, estaba allí.

«Pero el tiempo de juego ha terminado», dijo el Emperador de la Llama. «Es hora de pagar el precio por ir en mi contra».

Y ella no estaba parada allí. Ella estaba siendo amenazada.

«E-espera un momento, Emperador de la Llama-nim», suplicó. «Debes haber entendido mal… ¡Solo deseo limpiar la Torre contigo como equipo!»

«Yo también lo pensé, pero ese no fue el caso», dijo él.

«¡Por favor, espera un momento! Piénsalo. Si formamos equipo, ¡podremos llegar fácilmente al piso 40! ¡Incluso podríamos despejar hasta el piso 50 en un año! ¡Así es! Es el lugar al que la humanidad aún no ha llegado, pero si somos nosotros dos… «

«Yo también lo pensé, pero ese no fue el caso», dijo de nuevo.

Atónito, pensé: ‘¿No estaban esos dos… saliendo?’ Internet lo dijo. Incluso las emisoras hablaron del apasionado amor de los dos héroes. Pero la escena frente a mí no tenía elementos de romance en absoluto. Era difícil incluso bromear acerca de que era una pelea de amantes.

Intención asesina.

Solo vi a un hombre que quería asesinar y a una mujer que se aferraba con ganas de vivir.

«¡Por favor! Hablemos para aclarar el malentendido”, gritó.

«¿Hablar? Ah, habla. Bien. Es lo más cortés que se puede hacer”. El Emperador de la Llama agarró el cuello de la Santa.

Su voz dejó escapar un fuerte ruido ahogado antes de que su aire fuera completamente cortado. Después de eso, solo sonaron pequeños gemidos.

«Pero yo decidiré las reglas y quién hablará», gruñó.

La Santa luchó mientras se asfixiaba. La vi luchar y también me sentí asfixiado. Increíble. Oh Dios mío. Algo que no debería estar sucediendo, estaba sucediendo frente a mí.

“Haré las preguntas. Simplemente contéstame. Ah, no necesitas hablar. Simplemente asiente con la cabeza para responder. ¿Está bien?»

Ella se esforzó por asentir, gimiendo. Tragué saliva de miedo y simpatía.

“Si respondes con sinceridad, te dejaré vivir. Incluso te daré el antídoto. Pero si ignoras mi consideración personal… Bueno, ¿necesito explicar más? Escuché que te graduaste en Oxford. Usa tu cabeza inteligente».

Ella atacó desesperadamente el brazo del Emperador que se aferraba a su cuello.

El sonido de su lucha llegó a mis oídos, pero no pasó nada. Era imposible para la mujer, quien era bien conocida como una de las mejores sanadoras, ganar físicamente contra él.

«Sinceramente, solo tengo una pregunta para ti».

La Santa luchó por respirar.

“Quién te ordenó que me mataras. Solo respóndeme eso. ¿Fue la Bruja del Dragón Negro?”

La Santa se estremeció y dejó de luchar.

“Piensa con cuidado antes de responder”, dijo. “Puede que no tenga la Inmunidad de los Diez Mil Venenos, pero tengo una habilidad de detección de mentiras. Si me mientes y lo descubro, quemaré tus huesos hasta convertirlos en cenizas».

Ella no respondió de inmediato. En el callejón oscuro, era difícil ver su rostro. Sin embargo, podías sentir su silencio. Mientras el Emperador de la Llama miraba, la Santa asintió lentamente con la cabeza.

«Lo sabía.» Su pequeña risa se elevó en el aire entre ellos. «Adiós, Santa Isabelle».

Las llamas estallaron.

El fuego se tragó todo el callejón. Se extendió desde el agarre del hombre hasta el cuello de la mujer y luego todo su cuerpo quedó envuelto en llamas. Ella comenzó a luchar desesperadamente. Fue su último recurso para vivir. Pero no importa cuán fuerte se tambaleará contra él, no podía escapar de su agarre.

Él simplemente la miró en llamas. Al margen de sus propios asuntos.

Frente a las llamas abrasadoras, el Emperador estaba tranquilo. Estando perfectamente calmado, se aferró al cuello de la Santa hasta el final. La cual balanceó ambos brazos. Clavó sus uñas en el brazo de él e intentó rascarlo. Al final, se estiró hacia el cielo… y se detuvo poco después.

Ella se quedó flácida.

Y ya no se movió.

Las emociones se agitaron en mi estómago y se estrellaron contra mi pecho.

¡Ese loco bastardo! 

Un héroe de la humanidad murió justo frente a mí. Estaba mal incluso decir que ella simplemente murió Así es, su muerte no fue normal.

Ella fue asesinada. Asesinada por otro héroe de la humanidad, el Emperador de la Llama.

Un loco

La Santa ahora era solo un cadáver quemado. Aun así, las llamas no se detuvieron. Él no se detuvo allí. Quemó todo hasta que su carne y sus huesos se derritieron. Lo hizo con un rostro sin emociones de principio a fin.

‘Él no está cuerdo’. Di un paso atrás. ‘Tengo que salir de inmediato’.

Y así, cometí el tercer error de hoy. Mi último error

Crujido.

Fue un pequeño sonido. No pisé una lata. En cambio, era un pequeño fragmento de vidrio.

Quizás era un fragmento de vidrio de una botella de soju rota. [2] Quizás fue llevado por el viento desde otro lugar… No sabía cómo llegó allí. Más bien, no había necesidad de saberlo.

En cambio, hay dos cosas que realmente necesitaba entender:

Primero, cometí un error retrasado.

“…Hoh,” la voz de ese hombre se volvió hacia donde me estaba escondiendo.

Y segundo, el Emperador de la Llama no era un depredador que se perdería el error de otra persona.

“Pensé que me había ocupado de todas las ratas cercanas. Supongo que una se resbaló”. Sus ojos encontraron los míos.

Yo corrí.

Corrí sin mirar atrás. Eran los ojos de un asesino. No alguien que mató a uno o dos, sino alguien que mató a diez. Quizás incluso más. Sus ojos eran como un maldito demonio.

Y ese demonio estaba tratando de matarme.

«¿Huh? Qué lindo.» Tan pronto como él se burló, una sensación de calor atravesó mi tobillo, y al momento siguiente, rodé por el suelo. Al principio, no pude entender cómo tropecé.

Al menos no hasta que vi mis piernas en el suelo.

«¿¡H-hiik…!?» Un chillido escapó de mis labios.

Me cortaron las piernas. Mis piernas. Ambas estaban picados. Izquierda y derecha. Estas todavía llevaban zapatos.

Incluso pude ver el logo de la famosa marca dibujado en el lateral de las zapatillas.

“¡P-por favor déjame vivir! ¡Por favor!» Yo rogué. Como la Santa.

“Entonces, ¿por qué corriste? Joder, me asustaste” dijo el Emperador de la Llama, inclinándose. Cogió una de mis piernas. Luego comenzó a jugar a atraparla como si fuera una pelota de béisbol. «Oye. ¿Has visto?» preguntó.

Mis ojos siguieron arriba y abajo de mi pierna en el aire. A sus manos. Y luego de vuelta en el aire. «¡No vi nada!»

Él se acercó más.

«¿Qué no viste?»

“¡No sé nada! Ugh. Por favor. No lo sé…»

«¿Qué es lo que no sabes?»

“Por favor… Emperador de la Flama-nim. Por favor… déjame vivir. No diré nada. No se lo diré a nadie”.

Sentí su presencia sobre mi cabeza.

Estaba doblando las rodillas para mirarme. «Guau. ¿Me estás diciendo que me viste e incluso me reconociste? Bien podría haberlo visto todo. Probablemente también lo sabes todo”.

«Por favor…»

“Hyung-ssi, me estás decepcionando. [3] ¿Por qué actúas como si no supieras nada?» El Emperador de la Llama sondeó mi pierna. «Dime. ¿Quién te envió? ¿Es el Dragón Negro de nuevo?

«Yo… realmente no sé… nada…»

“¿Todavía me estás diciendo que no sabes nada pero que por casualidad me veías a mí y a la Santa desde allí? ¿Silenciosamente, como una maldita rata? Ahora. Hyung-ssi, tu historia es tan confiable. Si fuera un poco más retrasado, probablemente te habría creído”.

El Emperador de la Llama sonrió. ”Pero verás, no soy un retardado. ¿Te estás burlando de mí?”

Chispas de fuego estallaron frente a mí. Las llamas brotaron de su palma y se extendieron por mis piernas. La ráfaga de fuego que comía mis piernas sonó como una barbacoa, el olor a carne asada llegó a mis sentidos abrumados.

Quemó todo, sin dejar nada atrás. Ni siquiera el logo de la famosa marca. Ni siquiera los zapatos que había usado durante tanto tiempo. Ni siquiera mis piernas, que fueron parte de mí durante más tiempo.

Todo desapareció.

“Lo siguiente será tu cabeza. Contéstame directamente”.

Mi mente se puso blanca.

Este demonio… estaba loco.

Estaba loco. No tenía sentido hablar con un loco. No le importaba lo que pensaran los demás y creía firmemente que siempre tenía la razón. Era un maldito psicópata que mataría a gente inocente sin ningún motivo.

Como alguien que representó al Rango 1. Como persona, ¿cómo podría hacer esto?

¿Me estás diciendo que estaba obsesionado con alguien como él?

Mucha gente, incluido yo, creía que era un héroe. Nos gustó por ser franco y honesto. Lo elogiamos como alguien con una personalidad refrescante. ¿Este maldito lunático?

«M-Mentira…» Tartamudeé.

«¿Qué?» preguntó.

«Habilidad de detección de mentiras… escuché que tienes una habilidad de detección de mentiras». Continué hablando desesperadamente. “Le dijiste a la Santa que puedes saber cuándo alguien miente. Y que ella debe responder con sinceridad”.

Cuando el Emperador de la Llama no reaccionó, continué, “Así que pruébame con esa habilidad. Pruébame para ver si mis palabras son mentira o no. Emperador de la Llama-nim… Sucede que, por pura coincidencia, pasé por aquí. ¡Por favor, cree en mí! «

Su expresión se volvió extraña.

«Me lo inventé», dijo.

[T / N]
[1] Makgeolli es un popular vino de arroz coreano.
[2] El soju es un alcohol coreano popular. Es un licor destilado que viene en una variedad de sabores.
[3] Hyung-ssi es una honorificación coreana utilizada por los hombres más jóvenes cuando hablan con hombres mayores. Hyung se traduce directamente como ‘hermano mayor’, lo que no suena tan bien. -si se agrega al final cuando la persona es un extraño.