Capítulo 496: Bajo Lo Profundo del Mar

“¿El agua de la Linea del Mar fluye hacia abajo para que el nivel del agua suba? ¿Cómo es eso siquiera posible?”

Tilly reflexionó por un momento. “Entonces, cuando baja la marea, ¿el agua fluye en reversa?”

“Buena pregunta.” Thunder cerro sus puños con entusiasmo. “Mi flota permaneció cerca de la Linea de Mar durante dos semanas, hasta que la marea disminuyo. Durante ese tiempo, tratamos con diferentes tipo de formas para cruzar la Linea del Mar, pero sin duda la parte más asombrosa fue navegar sobre la Linea del Mar mismo. ¿Sabe qué tipo de sensación es? A los ojos de los forasteros, parecería como si estuviéramos escalando un acantilado, con nuestras velas completamente paralelas al océano, como si pudiéramos caer en cualquier momento. Pero no podíamos sentir eso en el barco en absoluto, y era como si Coraje estuviera navegando en un río angosto, con solo grandes paredes de agua de mar a nuestros lado, y el basto cielo por otros lados. Por supuesto, tuvimos que esperar a que el agua disminuyera para regresar, de lo contrario, incluso el Sirviente Mágico de Molly no podría proteger el barco.”

“Eso no tiene sentido.” Tilly sintió que su cerebro caía en confusión. Si algún otro explorador que no fuera Thunder le dijera sobre ello, inmediatamente pensaría que estaba inventando todo.

“Yo también lo creo, pero siempre eh confiado en los que miran mis propios ojos más que en el sentido común.” Continuó, “Después de dos semanas, de que la marea descendiera, sucedió exactamente lo mismo y la marea bajo en las Islas Sombra. El agua de mar no regurgitó y simplemente retrocedió lentamente, y La linea de Mar se elevó aproximadamente desde 100 metros a más de 200 metros una vez más.”

“¿Quieres decir que todo esa agua de mar desapareció en el aire?”

“Tal vez, pero también pudo haber ido a otro lugar.”

“¿A dónde pudo ir?” Tilly dijo, frotó su frente. “Las mareas en la Isla de la Sombra son difíciles, nada comparado a las mareas de las Islas en los Fiordos, y son básicamente inexistentes en las costas de los Cuatro Reinos; si eso no desvaneció en el aire, ¿qué ocurrío?”

Thunder señaló al suelo.

Ella suspiró. “Recuerdo que una vez dijiste que el nivel del mar en la Isla de la Sombra disminuye rápido, como si hubiera un agujero gigante que estuviese succionando todo desdeel fondo del océano. Sin embargo, no importa cuán grande sea un agujero, tendría que estar lleno después de unos años.”

“Solo son mis suposiciones. Nadie realmente ha vista cómo es el fondo del océano… pero estoy curioso acerca de una cosa.”

“¿Qué?”

“¿Por qué el océano en el que nos encontramos se conoce como como Mar Vortice?”

Tilly sintió a su corazón saltar al escuchar esas palabras, pero agito su cabeza, y dijo: “Eso es imposible, es una locura! Si una cueva subterránea es la que expulsa él agua para crear vortices, ¿cómo no lo notamos? Además, este nombre ha estado siendo ocupado alrededor de cientos de años, entonces ¿como sabemos lo que nuestros antepasados ​​estaban pensando?”

“Así es. Hice un experimento simple y mi hallazgo fue que el agua debe se encuentra lo suficientemente poco profunda y por eso se ven esos vortices, pero no lo sabremos a ciencia cierta, ya que no podemos ver el fondo del océano.” Thunder sonrió. “Mientras tanto, eso no significa que las brujas no puedan hacerlo; nunca pensé en esto antes, pero cuando me dijiste que las brujas gobernarón esta tierra hace 400 años, me di cuenta de que este mar probablemente obtuvo su nombre durante ese tiempo.”

“Soy una bruja”, dijo Tilly encogiendo sus hombros, “y ni una sola bruja de la Isla Durmiente puede hacer eso.”

“Sé quién puede.”

“¿Qué?”

“Una bruja que vive en los Fiordos, pero no ha tenido ningún contacto humano durante mucho tiempo…” Thunder suspiró. “Ella solía ser amiga íntima de una de las mejores asistentes de mi equipo, pero después de despertar como una bruja, dejó el continente para siempre. Ahora, uno solo es capaz de escuchar su hermoso canto cuando hay niebla en el mar. Probablemente has escuchado historias sobre ella antes.”

“La sirena que guía a los barcos… ¿Estás hablando de eso leyenda?”

“Así es.” Thunder asintió. “Aunque no estoy seguro de si ayudará o no, creo que vale la pena intentarlo. Puede que esta vez necesite la ayuda de mi vieja amiga Margaret.”

“Ya veo. Entonces debes apresurarte”, dijo Tilly frunciendo el ceño. “Los comerciantes de los Fiordos parecen querer cazar a esa sirena. Hace un mes, el gremio Hechizo Durmiente recibió ofertas para capturar a esa sirena. Honey envió una paloma mensajera con la solicitud, pero me negué.”

“Sus canciones son el símbolo de paz y seguridad para los marineros, así como también para los exploradores de los fiordos. Esos comerciantes están locos.” Thunder preguntó en voz baja, “¿Pueds decirme quiénes son?”

“No debo revelar la identidad de las cliente del Gremio Hechizo Durmiente, pero …” Tilly escribió algunos nombres en el aire con su mano. “No te enteraste de mí.” Dado que también era una bruja, Tilly no pudo quedarse sentada sin hacer nada como líder de la Isla Durmiente.

“Está bien.” Sonrió. “Obtendrán lo que merecen.”

Los dos se sonrieron el uno al otro, y Thunder dijo: “Vine a contarte acerca de mis nuevas aventuras. Además, quiero pedirte un favor.”

“Adelante.”

“Escuché que La bahía de la luna tiene un nuevo tipo de barco que no necesita del viento para navegar y que además es mucho más rápido que los veleros. Mis fuentes me dijeron que ese barco fue construido en Ciudad Fronteriza”, dijo Thunder. “Si quiero seguir explorando la Linea del Mar, necesitó un barco mucho más grande y más rápido que pueda soportar las corrientes bajo los fuertes vientos.” Él le entregó un sobre. “El dinero no es un problema, siempre y cuando el barco sean rápido. ¿Puedo encargarte este asunto?”

Tilly entendió sus intenciones. “¿No quieres que Lightning lo sepa?”

Thunder dijo impotente: “Si se entera, insistirá en ir conmigo. Hay demasiadas incógnitas en La linea del Mar, así que es demasiado arriesgado llevarla.”

“Pero ella es ya una gran exploradora. Fue ella quien encontró las ruinas de la torre de piedra en el bosque oculto”, pensó Tilly. Sin embargo, asintió. “Entiendo. Actuaré como tú intermediara temporal entre tú y Roland Wimbledon.”

“Gracias, Su Alteza”.

Después de que Thunder se marchara, Tilly reflexionó durante un tiempo, antes de tomar los libros antiguos sobre las ruinas de la Isla de la Sombra, con la esperanza de encontrar pistas sobre la Linea del Mar o las mareas. Siguiendo el método que Agatha le enseñó, ella siguió la formas de las letras con su poder mágico, su significado apareció pronto en su mente. Parecía no estar leyendo nada, pero el contenido del libro apareció en su mente.

Algunos de los libros registraban las experiencias de las personas en la Tierra Bárbara, algunos eran diarios de marineros, y otros mencionaban los importantes planes de la Federación. Mientras más leía, más confundida se sentía. Esos libros no tenian nada que ver entre sí, obviamente no fueron escritos por la misma persona. Para su sorpresa, ninguno de ellos mencionó nada sobre La Linea de Mar, la torre bajo el mar, el telescopio o las Puerta Gigante de Piedra, eran totalmente diferentes de lo que esperaba. Pensó que mientras pudiera leer las palabras de la Federación en ello, podría descubrir algunos de los secretos de las ruinas, o incluso saber la razón por la cual el nivel del mar en esa zona era desproporcionar. Sin embargo sentía que solo estaba jugando con garabatos al azar.

“Espera… ¿pueden ser piezas unidas?” Una idea apareció dentro de la cabeza de Tilly. Abrió tres de los diarios de marineros, y los colocó juntos mientras los revisaba cuidadosamente. Sus fechas eran diferentes, algunas incluso tenían décadas de distancia, y sus rutas eran distintas desde los mares cerca del continente hasta los fiordos. Era como si alguien hubiera reunido todas esas cosas de diferentes fuentes y las hubiera colocado en las ruinas.

Ante ese pensamiento, sintió un escalofrío subir por su espina dorsal.

¿Quién haría algo así?