Capítulo 495: En la parte superior de La Linea del Mar

Cuando la Belleza Encantadora anclo lentamente en el puerto, Tilly salió y miró como el muelle estaba completamente lleno de brujas, las cuales habían ido a darle la bienvenida.

“Lady Tilly, ¡finalmente has vuelto!” Molly corrió hacía Tilly primero con la ayuda de Su sirviente mágico.

“¡Guau, qué astuta!” Honey se quejó.

“Sí, ¿dónde está Orbit? ¡Abre la puerta para que podamos verlas!” gritó Shadow.

“Deténganse. ¡Mi habilidad no es para molestar a Lady Tilly!”

La multitud de inmediato comenzó a reír. Mirando las sonrisas genuinas de todas, Tilly sintió como sus preocupaciones de los últimos días habían desaparecído.

No importa qué, ese era su verdadero hogar, ese era su reino y estaba construido por brujas.

Camila Dary la saludó en el muelle. “Ha pasado tanto tiempo que incluso me preocupe de que no volviera.”

“Nunca pasara eso”, dijo Tilly con una sonrisa. “Es solo que no esperé que los Meses de los Demonios duraran demasiado esta vez. ¿Cómo esta la Isla Durmiente?”

“Esta todo Bien, además dado que me confió cuidar la isla, no le defraudaría”, dijo Camila mientras colocaba una mano sobre su pecho. “La situación ha mejorado. Usar el gremio hechizo Durmiente fue una buena idea. Le informaré los detalles más tarde, ahora… dejare que sus brujas pacen tiempo con usted.” parpadeó. “De lo contrario, me comerán viva.”

Como una gran noble de Ciudad del Rey, Camila era muy hábil en cuestiones de gestión y fue una de las personas que jugó un papel clave en el reclutamiento de brujas de Tilly. Ella fue la razón por la cual Tilly se sintió relajada de dejar los Fiordos por un largo tiempo, para investigar la Región Occidental.

Tilly agito la cabeza impotente, pasó aun lado de la ama de llaves principal de la Isla Durmiente, y levantó su mano hacia la multitud, pronto fue rodeada por una mar de brujas.

“Su Alteza, ¿se encontró a su hermano? ¿Cómo la trató?”

“Escuché que la ciudad también tiene una organización de brujas, así que pensé que vendrían a vivir con nosotras?”

“¿Es cierto que en aquella ciudad desolada, la gente no se preocupa por la comida y la ropa, y todos viven en casas nuevas?”

“Estoy tan feliz de que haya vuelto. Todas la echaron mucho de menos.”

Tilly respondió a sus preguntas y preocupaciones una por una hasta que Shavi apareció en el muelle con una pila de libros, al aparecer pronto todas dirigieron su atención a esos “tesoros invaluables”.

“¿Qué son esas cosas?” alguien preguntó con curiosidad.

“¿Documentos de ruinas antiguas?”

“No parecen documentos antiguos. Las páginas son nuevas, por lo que probablemente sean solo leyendas escritas.”

“¿O tal vez guiones de obras? Honestamente, no he visto una obra en mucho tiempo.”

“Um… pero ¿qué debo hacer ya que no puedo leer?”

Tilly aplaudió para silenciar a todas. “Estos son todos los regalo de Su Alteza Roland Wimbledon que envió para ustedes, ¡Hay cuentas para leer y ejercicios para escribir, ejercicios matemáticos básicos y e información de las ciencias naturales! En pocas palabras, ¡todo esto las llenaran de conocimientos!”

“¿Conocimiento?”

La mayoría de las brujas quedaron confundidas, mientras que Camila y algunas otras brujas nobles quedaron sorprendidas. “¿De verdad quiere difundir este conocimiento a todas?”

Tilly asintió. “Esta es la única forma para que mejoren sus habilidades.”

Roland le mencionó que la educación universal no era fácil de lograr y requería una gran cantidad de dinero y tiempo: si pusiera toda su mano de obra a aprender conocimientos, perdería temporalmente algunos trabajadores. Además, el alentarlos a estudiar requería de un apoyo económico, que, combinado con los salarios de los maestros y el costo de la construcción de escuelas, no era una cantidad pequeña. Y lo más importante, no generaba ganancias inmediatas, como las fabricas, y todo era a largo plazo.

Sin embargo, traía consigo cambios profundos, tanto como para las brujas, como para las personas normales. Tilly presenció esos milagros en Ciudad Neverwinter. Y Antes de ir a la Región Occidental, ni siquiera hubiera podido creer que un grupo de plebeyos podría tener tal vigor y vitalidad.

Después de regresar de la torre del homenaje, y estaba a punto de redactar sus planes para llevar a cabo la educación elemental de acuerdo con los métodos de enseñanza que Scroll le comento, Ashes toco la puerta. “Thunder quiere verla.”

“Ha pasado mucho tiempo, Su Alteza.” Thunder sonrió genuina y ampliamente como de costumbre. “¿Cómo le fue? ¿Su viaje a la Región Occidental disipo su confusión?”

“Honestamente, no lo hizo.” Tilly negó con una sonrisa. “Todavía tengo mis dudas. Pero con las circunstancias actuales sucediendo, esos asuntos no son tan importantes por el momento… por cierto, ¿sabes de los diablos?”

“¿Habla de los Monstruos del infierno?” preguntó Thunder, alzando las cejas. “He oído hablar de ellos en muchas epopeyas y leyendas, donde valientes caballeros mataron a esos terribles enemigos con lanzas bañadas en sangre de dragón.”

“Esta vez, no son solo enemigos de libros.” Suspiró.

“Um… ¿qué quiere decir?”

“No sé si esos dragones existan, pero los diablos… son reales”. Tilly le explicó brevemente sobre la Unión de Brujas y la Batalla de la Voluntad Divina. “A donde actualmente se encuentran los Cuatro Reinos eran llamadas Tierras Bárbaras, así que si perdemos de nuevo, los humanos no tendrán un lugar dónde retirarse.”

“¿Cómo puede ser esto posible?” Thunder exclamó después de escuchar atentamente en silencio. “Todas las ruinas en esos diferentes lugares son obras de las brujas, y una antigua bruja de hace 400 años fue encontrada en Ciudad Fronteriza. ¡Esto es increíble! ¡Los misterios que descubrir en su viaje son mayores de los que eh hecho en mi vida!”

Tilly quedo sorprendida. “¿No tienes miedo?”

“¿Miedo? Por supuesto, que sí…” dijo emocionado, “pero comparado con el ardiente deseo de exploración dentro de mi corazón, este miedo no significa nada. Maldita sea, me gustaría poder ir al Reino de Graycastle para ver a ese fosil viviente con mis propios ojos!”

La princesa Tilly no sabia si debía reír o llorar; su motivación para ir a la región occidental era solo para ver a Agatha en lugar de a su propia hija. Ella no supo cómo sentirse por Lightning.

“Si no fuera por mi reciente expedición, probablemente tendría que darte el título del explorador más grande de los Fiordos”, dijo Thunder después de un ataque de exclamaciones, “pero .. también encontré algo bastante sorprendente.”

“Por favor, continua.”

“Navegué hacia el este del Sealine nuevamente.”

“¿Sealine?” preguntó Tilly confundida. “¿Que es eso?”

“Ah, olvidé que estabas en Ciudad Fronteriza la última vez que regresé.” Él acarició la parte posterior de su cabeza. “Es un acantilado de agua que divide el mar en dos, pero los barcos pueden navegar libremente sobre él como… arañas escalando una pared.”

“¿Qué? ¡Eso es imposible!”

“Tuve la misma reacción que tú la primera vez que lo vi, pero La linea del mar existe.” dijo Thunder con gran orgullo. “Lo que es más increíble es que navegué sobre la Linea del Mar y tuve la suerte de presenciar el aumento de la marea: hay que verlo para creer lo majestuoso que es. El flujo del agua del mar acelero hacia arriba rápidamente y finalmente se precipito hacia abajo como si cayera a un alcantilado ¡Si el Sirviente Mágico de Molly no hubiera protegido el barco, el barco habría sido partido en dos!

“Giré el timón para dirigir el barco directamente sobre la corriente, que formaba un delicado equilibrio con el viento. Coraje no pudo avanzar, pero tampoco fue derribado por la corriente.” Jadeó como si estuviera reviviendo la emoción. “Por supuesto, La linea del Mar no es un verdadero acantilado. Todos sabemos cómo es una cascada, y el agua fluye directamente hacia abajo, salpicando gotas por todas partes, creando un fuerte sonido retumbante al mismo tiempo, pero allí, no había nada de eso excepto la corriente fluyendo. Estaba seguro de que incluso si Coraje cayera sobre el La linea del Mara, habría regresado al lado inferior, tal como subió.”

“¿Qué pasó después?” Preguntó Tilly con impaciencia.

“Observe un Arremolinante Mar, solo pude ver claramente todo esto en la cima de la Linea del Mar”, Thunder con voz baja dijo. “Por el nombre de tres dioses, no sé cómo describir esto, en ese momento estaba conmocionado. La altura del Linea del Mar se redujo de más de 200 metros a cerca de 100 metros cuando el mar se elevó. ¡Esa es la realidad detrás de las mareas!”