RW – Capítulo 490

0

Capítulo 490: Objetivo real

Al llegar a la Taberna de las ovejas, el grupo rápidamente obtuvo la dirección de Maans a través de una consulta.

«Primero iré a echar un vistazo. Ustedes entran desde la puerta de entrada después. Summer, vigila a Lightning y a Maggie. No las deje sentrar.» Nightingale entró en su Niebla y desapareció después de dar sus ordenes. En su mundo de blanco y negro, las líneas que construyen todo comenzaron a retorcerse y distorsionarse. Pronto localizó una grieta invisible a simple vista y se deslizó por la pared sin esfuerzo.

La morada del hombre era tan humilde como la de Shovel. Parecía que Maans había estado de indigente desde que perdió su trabajo como patrullero. Podía ver claramente, así que sabía que no había Piedra Represalia de Dios en las cercanías. Nightingale pronto vio a su objetivo en el dormitorio. El hombre estaba profundamente dormido debajo de la manta. Su abrigo colgaba al lado de la cama con manchas de sangre todavía en sus mangas.

Nightingale regresó al salón para abrir la puerta. La policía entró pululando. Empujaron a Maans, que acababa de despertarse con un sobresalto, de vuelta a la cama y lo ataron.

«¿Quién eres tú? ¡Déjame ir!» Él gritó con horror.

«¡Estás bajo arresto por asesinatos!» René lo silenció con dos fuertes palmadas. «¿Cómo te atreves a conspirar contra Su Alteza? ¡Sería misericordioso incluso que te colgaran en la puerta de la ciudad!»

«No, yo, yo no…»

«¿¡No lo hiciste !?» Las bofetadas se convirtieron en golpes. Después de algunos sonidos amortiguados, Maans jadeó de dolor, su boca se lleno de sangre y su diente frontal se cayo. «Te vimos asesinar a Shovel anoche. ¿Crees que creeremos en tus astutas excusas? Usaste Agua de Ensueño para noquearlo. Luego, lo estrangulaste hasta la muerte antes de cortarle la garganta para evitar que te hablara, inteligente, ¿eh?»

Maans no dijo una palabra, pero sus ojos estaban llenos de conmoción y terror.

«¿Quién te dio la orden de matar a las ratas que solicitaban trabajo? ¿Quién te ordenó dibujar una corona cruzada con sangre en la escena del crimen?» Nightingale tomó una botella de vidrio de la mesita de noche, estaba llena hasta la mitad de líquido azul claro. «el Agua de Ensueño no es barata, y no es fácil conseguirla ahora que las pandillas han sido erradicadas.»

«YO…»

«Podríamos eximirte de las penas de muerte si escupes todo.» René estrechó sus manos. «De lo contrario, te haré comprender completamente las consecuencias de enfurecer a un noble.»

Nightingale no detuvo su amenaza, a pesar de que sabía que el conde de la familia Elk estaba mintiendo. Como Su Alteza había dicho, la seguridad era la principal prioridad, y cualquiera que representara una amenaza para ella debería ser castigado severamente.

Maans vaciló, más golpes se estamparón sobre él.

El caballero, que había recibido entrenamiento de combate profesional, lo golpeó entre el abdomen y las costillas con la cantidad justa de fuerza para infligir un dolor insoportable, pero no lo suficiente como para causar la muerte.

«¡Pido misericordia! ¡Misericordia! ¡Lo siento, mi señor! ¡Un tipo en el centro de la ciudad, me dijo que lo hiciera! Me pagará cuatro royals de oro por cada persona que mate. Dijo que al hacer esto, la gente guardaría rencor en contra de la policía y pensarían que esos muchachos de uniforme negro era incapaces de proteger al público. ¡De esa forma, reuniríamos nuevamente a la patrulla! «

Maans se derrumbó. Él no era una persona de mente fuerte. Una persona que se mantenía firme en su espíritu nunca elegiría ser un patrullero y beneficiarse a sí mismo a través del robo y el saqueo, y ciertamente no le quitaría la vida a cuatro personas solo por unos pocos royals de oro. Nightingale creía que probablemente nunca había esperado ser rastreado por el Ministerio de Justicia tan pronto después de haber cometido el crimen, y definitivamente nunca pensó que lo descubrirían en una ciudad de 20,000 personas en tan solo cuatro días.

Maans confesó todo llorando y con moco y sangre alrededor de todo su cuello.

«No sé cómo me encontraron. Nuestro primer encuentro fue en una taberna. Me entregó la botella de Agua de Ensueño y me dijo que siempre que hiciera lo que me pedía, obtendría una gran cantidad de dinero. No tenía ningún ahorro en ese momento, y la policía había rechazado mi solicitud. Me sentía amargado y resentido. Así que acepté.»

«El departamento de policía nunca contrataría a un cabrón como tú.» Rene le dio un escupitajo.

«¿Conoces el nombre y la identidad del hombre?» Preguntó Nightingale.

«No lo sé.»

«Estás mintiendo.»

«¡Realmente no lo sé!»

Nightingale miró hacia Rene quien de inmediato tomó la indirecta y entregó algunos golpes más. «La dama aquí es una bruja. Ella puede decir si estás mintiendo o no. De hecho, es muy estúpido de tu parte tratar de mentir. ¡No pongas a prueba nuestra paciencia!»

«No, mi señor, solo… no estoy seguro.» Maans lloró con su voz estridente. «¡Porque nunca me dijo su nombre o identidad!»

«¿Qué quisiste decir con ‘no estoy seguro’?»

«También me he preguntado por qué su paga es tan generosa, ya que no se ve como un noble en absoluto. Cuando nos encontramos hace un par de días, me di cuenta de que tenía prisa y su atuendo se veía un poco extraño también, como si pusiera una capa encima de otra.» Maans jadeó. «Pero parecía llevar un uniforme adentro, y también vi un emblema con forma de pétalo en el cuello.»

«¿Un emblema con un pétalo?» Nightingale y Rene intercambiaron una mirada. «¿No es ese el emblema de la familia Honeysuckle?»

«Es por eso que no estoy seguro. Todo el mundo sabe que los Hulls son los partidarios del señor, y que nunca tramarían en contra del Señor Wimbledon.» Maans dijo, agachando la cabeza.

«No puede ser Petrov, debe ser otra persona», dijo Rene con firmeza. «Ya que se conocen a diario, ¿por qué no preparar una trampa para atrapar al tipo?»

Esa parecía ser la única manera factible. Arrestarían al hombre cuando Maans se reuníera con él y «pidiera su compensación». Para entonces, todo se aclararía. Nightingale asintió, pero aun así sintió que faltaba algo.

Maans no estaba mintiendo, y lo que dijo era verdad. ¿Qué estaba mal?

«Nightingale, ¿están bien?» Lightning gritó desde afuera.

«Casi ha terminado la reunión, goo. Tenemos que regresar ahora, ¡ah!»

Nightingale le había pedido a Lightning, Maggie y Summer que esperaran afuera debido a la violencia que pudiera ocurrir durante el arresto. Un destello pasó por su mente cuando escuchó la palabra «reunión» de Maggie. ¡Su Alteza estaba ahora en una reunión con los nobles, discutiendo los detalles de la fundación de un nuevo Ayuntamiento!

Eso significaba que no había un solo guardia con el príncipe para protegerlo, y el más cercano estaba fuera del salón.

Si esa persona era realmente un miembro de la familia Honeysuckle, podría ir directamente al castillo y entrar al pasillo en el primer piso sin levantar sospechas, aunque se le prohibiría acceder al segundo y tercer piso, que eran exclusivos de Su Alteza. ¡Sin embargo, estaba lejos del Príncipe Roland en ese mismo momento!

«¡Lightning!» Nightingale no tuvo tiempo de explicarle a René y a Maans, salió corriendo de la habitación y agarró a Lightning por los hombros, gritando, «¡Llévame de vuelta al castillo ahora! ¡Su Alteza podría estar en peligro!»

«¿Eh? De acuerdo .. Agárrate fuerte.! Lightning quedo muy sorprendido, pero ella llevó a Nightingale sobre su espalda de inmediato. Ella no planteó ninguna pregunta innecesaria y voló directamente hacia el castillo. Cuando llevaba peso, volaba mucho más bajo, pero aún mantenía una velocidad de alrededor de 100 kilómetros por hora. Tardaría medio minuto en llegar al destino.

Nightingale esperaba que ella estuviera equivocada, pero sintió crecer su terror mientras examinaba los detalles. Los asesinatos comenzaron hace tres días, que fue exactamente cuando la carta de ayuda de Petrov llegó al Área Fronteriza. Si el verdadero propósito de ese hombre era distraer a todos con varios casos de asesinato y poner a Roland en una posición indefensa y vulnerable, sería el peor de los casos.

Cuando estuvieron cerca del castillo, Nightingale entró en la Niebla y entró al salón desde el aire. Se le encogió el corazón cuando vio la sala de reuniones en el caos. Los nobles parecían estar petrificados y estaban todos de pie junto a la pared murmurando. Los guardias bloqueaban la escena. El asiento del anfitrión al final de la larga mesa, donde debería estar el príncipe Roland, estaba vacío. Un hombre estaba tirado en el piso. Nightingale no podía decir si estaba vivo o no, pero pudo ver que su cuerpo estaba cubierto por una cortina negra creada por las Piedras Represalias de Dios.