RW – Capítulo 459

0

Capítulo 459: Snaketooth (Parte I)

Durante los meses de los Demonios, las calles y los callejones de la Fortaleza estarían desolados y las Ratas callejeras, estarían escondidas en su territorio compartiéndose la comida que habían almacenado en el otoño, esperando hasta que surgiera una nueva presa.

Esa era la forma en que debería haber sido.

«Mierda, ¿por qué tengo que luchar para pasar a través de la tormenta de nieve para escuchar la maldita platica de politica?» Snaketooth amargamente escupió al suelo, «No me importa lo que hagan los señores.»

«Tápate el cuello», le dijo a Joe, un niño pequeño temblando junto a él. «Morirás si atrapas un resfriado.»

«No debería habernos seguido», dijo Sunflower, frunciendo el ceño. «¿Es realmente necesario enviarnos a los cuatro solo para obtener información? Kanas debe estar furioso con nosotros.»

«Silencio, por favor. Incluso si lo esta, ¿qué podemos hacer?» Tigerclaw, un chico fornido, dijo con desaprobación. «Él es nuestra fuente de comida.» Aunque parecía despreocupado, aún así estaba acelerando el paso para caminar frente a los otros tres niños.

«Gra-gracias», susurró Joe.

Al hablar de Kanas, cada uno de ellos era reacio a decir algo.

Las ratas también tenían rangos. Los reyes estaban en la parte superior y los sirvientes en la parte inferior. Los diferentes rangos, delimitaban el lugar donde podían quedarse. En cuanto a Kanas, él no era ni un rey ni un sirviente. Él era el gobernante de una Carril Infinito en la zona occidental de la ciudad exterior. No importa lo que él fuera, Snaketooth y sus amigos lo llamaban respetuosamente jefe cada vez que lo veian.

Había seis gobernantes como él en la Zona Occidental, pero su jefe, es decir, el rey de la Zona Occidental, seguía siendo desconocido para Snaketooth.

Kanas tenía varios equipos de Ratas y ellos eran uno de ellos. La única forma de ganar su favor era mostrando una voluntad mas fuerte que los otros equipos. Desafortunadamente, como niños de la calle, obviamente estaban en desventaja tanto en número como en fuerza. Pero Tigerclaw era diferente, era increíble que solo comiendo medio pan cada día, estuviera bien formado.

La razón por la cual la chica de cabello castaño, Sunflower, pensó que Kanas estaba molesto con ellos, fue por su percance previo. No le llevaron a la bruja que apareció en el camino a Kanas porque Snaketooth quería usar su habilidad para ganar dinero primero. No mucho después de que salieran, inesperadamente se encontraron con el gran pez de la familia Honeysuckle y perdieron a la bruja antes de ganar suficiente dinero.

Debido a ese incidente, Kanas estaba extremadamente enojado con ellos. Pensó que si le hubiesen entregado la bruja antes, habría hecho mucho más dinero vendiéndola a los nobles o a la iglesia.

«Es fácil decirlo», dijo Snaketooth con desprecio. «¿Venderla a la iglesia por 25 royals de oro? ¿Dónde puede encontrar a esos sacerdotes? La iglesia está en ruinas. Los nobles honestamente tampoco le darán royals de oro a una Rata. Lo matarán en vez de pagarle.»

«Snaketooth eso es correcto.» Joe estuvo de acuerdo,. «Si realmente creyera que le hicimos perder 25 roylas de oro, nos habría arrojado al río Redwater.»

«Kanas solo podría darle la bruja al rey de la Zona Occidental. Ademas, También necesitaría protegerse de su poder mágico y no tiene ninguna Piedra represalia de Dios.» Snaketooth continuó, «Él simplemente está disgustado con nosotros.»

«Deja de decir ‘vender’. ¡Ella es Paper y es uno de nosotros!» Sunflower pellizo a Snaketooth. «¡Hablas de ella como si fuera una carga!» Se detuvo y le preguntó: «Oye, ¿la vendiste entonces?»

«¡No, no lo hice!» El exclamó. «Intenté salvarla, pero esa persona es el señor de la ciudad.»

«¿Estará bien en Ciudad Fronteriza?» Tigerclaw suspiró.

«¿Cómo puede estar bien?» Sunflower resopló. «¿Cuál es la diferencia entre ser capturada por el príncipe y ser vendida a otros nobles?»

«Realmente… estas diciendo eso, cuando realmente veas el estilo de vida que llevan los nobles, querrás desesperadamente que te toquen», dijo Snaketooth frunciendo los labios.

Cuando llegaron a la plaza de la Fortaleza, quedaron sorprendidos. Varios cientos de personas estaban rodeando un escenario de madera. Era una escena tan rara en un día nevado.

«Alguien realmente vendrá aquí a hablar», dijo ásperamente Tigerclaw. «¿Qué clase de trucos quiere jugar ese noble?»

«No pueden ser buenas noticias.» Snaketooth se encogió de hombros. «Supongo que se trata de la recaudación de impuestos o para tomar a algunos hombres físicamente aptos para ser militares. Acaban de librar una batalla, ¿no?»

«Como sea, no es asunto nuestro.» Sunflower dijo: «Terminemos esto rápidamente y vayamos a casa temprano. Joe, ve a la hoguera y caliéntate.»

«Sí, sí.»

Snaketooth caminó entre la multitud hasta llegar al borde del escenario. Al observar al hombre que llevaba llevaba una gruesa chaqueta acolchada de algodón, y capucha de lana con un par de guantes de cuero de venado, Snaketooth se sintió cálido. Eso era mucho mejor que lo que estaba vistiendo. Pensó en lo grandioso que sería si tuviera la oportunidad de robarlos, pero también sabía que eran cosas que podían pasar solo en su imaginación. El emblema de la Familia Elk en su chaqueta del hombre indicaba su identidad.

Una rata nunca podía permitirse ofender a un asistente de las cuatro familias.

«Vayan con Joe a calentaste, puedo ocuparme de esto aquí», le dijo Snaketooth a los otros dos niños.

«¿De Verdad?» Preguntó Tigerclaw mientras alzaba una ceja

«Por supuesto, tengo una buena memoria.» Snaketooth señaló su cabeza. «Recuerdo todo: las palabras, la gente, etc.»

«Pfft», se burló Sunflower. «Te haré caso, ya que lo dices, me iré. Y gracias… Vamos, Tigerclaw.»

«Pero tendrás que darme parte de su cena esta noche.»

«Ya veremos. ¡No sé si habrá comida esta noche!» ella dijo, levantando sus manos.

Cuando se marcharon, Snaketooth se palmeó su fría cara y la dirigió al escenario. La información era inútil para una rata como él, pero podía significar oportunidades rentables para los lideres de las ratas. Desafortunadamente, incluso si obtuvieran algunas ganancias, los sirvientes en la parte inferior no obtendrían casi nada.

«Mis conciudadanos, hoy estoy aquí para leerles esta declaración en conjunto del señor de la región occidental, el príncipe Roland Wimbledon, el conde de la familia Elk, Shalafi Hull y el señor de la Fortaleza Longsong, Petrov Hull.» El hombre tomó un sorbo de su té caliente y continuó leyendo el trozo de pergamino en su mano. «El ayuntamiento de la Fortaleza Longsong abrirá la venta y compra de grano al público. Cualquier ciudadano que tenga granos adicionales en en su hogar puede venderlos en el mercado libremente ahora. Pero preste atención, por favor, a partir del próximo mes, se considerará cualquier venta no autorizada de granos. ¡un delito grave, y solo el Ayuntamiento tiene el derecho de comprar y vender granos! Una vez que alguien sea arrestado por la venta no autorizada de granos, será severamente castigado. El Ayuntamiento también recibirá información pública sobre este tipo de ofensa, y serán recompensados.»

Snaketooth abrió la boca con sorpresa, ¡nunca esperó escuchar  noticias tan increíbles!

¡El noble quiere prohibir el comercio privado de granos!

Además, los precios de compra y venta de granos ofrecidos por el Ayuntamiento son extremadamente bajos. ¿Quién les venderá grano a este bajo precio? El precio del grano en la fortaleza ya se ha triplicado debido a la llegada anticipada de los Meses de los Demonios este año. Si el Ayuntamiento vende grano ahora, no importa cuánto, los nobles y comerciantes lo comprarán todo. ¿El príncipe y el señor de la ciudad nunca pensaron en este tema?

Espera… si realmente prohíben el comercio privado de grano, ¿qué nos sucederá? Snaketooth de repente se estremeció ante este pensamiento. La mayoría de los ciudadanos compraban la mayor parte de su grano a las Ratas. Una vez que la ley se llevara a cabo y todo el grano en el mercado fuera comprado por los nobles y los mercaderes, ¡sería un desastre para casi todos!