RW – Capítulo 417

0

Capítulo 417: Contraataque

Cerca de Fallen Dragon Ridge, Lightning instaló expertamente una tienda lo suficientemente grande para que las cuatro se mantuvieran lejos del alcance del viento.

Nightingale se sentó junto ala fogata para calentarse. Se arremangó los pantalones y descubrió que sus pantorrillas estaban manchadas de sangre. Los lugares golpeados por el Sanunt estaban hinchados. Ella no había sentido el dolor en ese momento por la adrenalina que estaba sintiendo, pero ahora, mientras estaba tranquila, estaba luchando por poder alzar sus piernas. Si Maggie no las hubiese rescatado, probablemente no habría podido correr mas con la marquesa adentro de su niebla.

Era extremadamente peligroso moverse en la Niebla en su condición actual. Las líneas cambiantes en su interior eran como cuchillas afiladas esperando cortarla en pedazos si se les presentaba la oportunidad.

«Déjame ayudarte, goo.»

Maggie tomó los suministros de primeros auxilios de una gran mochila. Además de algodón y una pequeña botella de alcohol, encontró un remedio herbal preparado por Leaves, quien fue el pilar medicinal de la Asociación de Cooperación Bruja.

Por más que lo intentara, Nightingale no pudo sofocar sus gritos ahogados con muecas acompañadas cuando el alcohol se vertió sobre sus heridas. Si Su Alteza no hubiera mencionado que podría matar a cualquier bacteria que pudiera causar una epidemia, ella pensaría que eso era algún tipo de tortura.

Para alivio de Nightingale, el ardor rápidamente desapareció con el ungüento de hierbas. Y Tan pronto como sus heridas fueron vendadas, se sintió mucho más cómoda.

«Tu espalda…» La Marquesa dijo en voz baja, «¿Está bien?»

«¿Qué hay de ella?» Lightning entro en la tienda con un manojo de leña.

«Para salvarme… ella recibió las flechas disparadas», dijo Spear con tristeza.

«No es gran cosa. Es como tomar un par de golpes.» Nightingale frunció el ceño. «No es un problema, siempre y cuando no duerma boca arriba esta noche.»

«Es mejor aplicar un poco de medicina herbal», dijo Lightning mientras jugueteaba con las ramas en la hoguera y las chispas salían volando. «La medicina de Leaves no solo pueden detener el sangrado, también es muy efectiva para los moretones.»

«Recuéstate aquí, goo». Maggie se sentó y se dio unas palmaditas sobre su regazo. «Déjame aplicar la medicina en tu espalda, goo.»

Al ver la mirada seria en los ojos de la niña de pelo blanco, Nightingale no pudo desobedecer su orden y aceptó sin discutir. «Bien.»

Se quitó la ropa con las manos cubriendo su pecho y se acosto sobre el regazo de Maggie. La marquesa dejó escapar un grito sofocado.

Sabía sin mirar que su suave espalda estaba moreteada, pero no espero esos moretones rijosos y oscuros. Es aterrador. Pero gracias a nuestra habilidad de auto curación, esas heridas sanarán después de dos o tres días, pensó, y se encogió de hombros lo mejor que pudo.

Durante la tierna evaluación y tratamiento, Nightingale tosió dos veces y dijo: «Marquesa, ¿tiene algún plan para el futuro? Su hermano Redwyne, esta siendo engañado por la iglesia, y la ha traicionado. En realidad, antes de ese golpe militar, ni él ni la iglesia sabía que era una bruja.» Luego repitió brevemente lo que escuchó en la torre a la marquesa. «Trabajaron en conjunto para privarte de tu título. Incluso si no eres una bruja, morirás como una ayudante del diablo. Lo cual hubiese sido un trabajo fácil para la iglesia.»

«Si se atrevieran a asesinar a un marqués», dijo Spear, rechinando los dientes, «haré que Redwyne y la iglesia paguen el precio.»

«Las obras de la iglesia están mucho más allá de tu imaginación.» Nightingale negó con la cabeza. «Matan incluso a los reyes sin parpadear. Piensen en el Reino Invierno Eterno y el Reino de Wolfsheart.»

Spear quedó atónita por un momento y luego abrió la boca para preguntar: «¿Realmente la iglesia esta tratando de conquistar los cuatro reinos? Solo he oído hablar de comerciantes de países vecinos, pero la mayoría de la nobleza dentro de Ciudad del Rey pensó que era ridículo.»

«La nobleza de Ciudad del Rey también dijo que Su alteza Roland Wimbledon era un rey rebelde.» Nightingale se encogió de hombros. «Si Su Alteza fallara, conquistar los cuatro reinos solo seria el primer paso en el plan de la iglesia, y a menos que te unas a la Unión de Brujas, no puedo contarte todo lo que hay detrás. Además, parece que la iglesia ya tenia tiempo planeando esto. Así que la mayoría de sus hombres ya deberían estar de lado de Redwyne. Si quiere recuperar Fallen Dragon Ridge, es mas fácil que recurra a Su Alteza.»

«¿Realmente me ayudará?»

«Por supuesto, es nuestro deber eliminar a la iglesia», dijo Nightingale con una sonrisa en los labios.

La Marquesa guardó silencio y parecido vacilar.

«Créame», dijo Nightingale, al ver como la Marquesa vacilo. «Es libre de abandonar la Región Occidental en cualquier momento que desee. Su Alteza nunca ha obligado a alguien a quedarse.»

«¿Realmente está estableciendo un lugar donde las brujas y los seres humanos puedan vivr juntos?»

Esa era la segunda vez que le hacía esa pregunta a Nightingale, y nuevamente Nightingale respondió con orgullo: «Sí, el territorio de Su Alteza es un lugar así. Es la Montaña Santa de las brujas.»

La expresión de Spear Passi parecía pensativa a luz del fuego. Después de bastante tiempo, ella asintió levemente y preguntó: «¿Partiremos mañana?»

«No», Nightingale y Lightning hablaron al unisono. Luego se miraron a los ojos y estallaron en carcajadas.

«La iglesia local intentará informar a la Ciudad Santa lo que sucedió aquí, así que en los dos días siguientes, debemos atrapar a todas las palomas mensajeras de nuestro enemigo», le explicó Nightingale a la marquesa. «Después de eso, Maggie la llevará a Ciudad Fronteriza. Yo tengo cosas que hacer todavía aquí.»

Recordó lo que Saint dijo en la habitación que estaba encima de la torre: iría a Redwater City poco después del golpe militar.

Aparentemente, dondequiera que fuera Saint, inmediatamente habría tensión. Los problemas grandes o pequeños seguramente estaba dirigidos a Su Alteza. Si ella pudiera impedir que Saint lograra hacerlo, no solo sabotearía el plan de la iglesia sino que también recolectaría una gran cantidad de información de Saint.

Nightingale respiró hondo e ideo un plan para matar a todos los miembros de de la iglesia dentro de esa ciudad, pero no estaba segura de si el Príncipe Roland estaría de acuerdo con su plan. Si él insistía en que abandonara el plan y volviera, ella haría lo que quisiera.

*****

Tres días más tarde, Maggie, quien ya había llevado a la marquesa a Ciudad Fronteriza, regresó a Fallen Dragon Ridge con dos brujas de la Isla Durmiente sobre su espalda.

«¿Por qué están aquí?» Preguntó Nightingale, la sorpresa era evidente en su rostro.

«El Príncipe Roland nos envió a ayudarte», dijo Andrea, saltando con gracia de la espalda del gran pájaro, y quitándose la capucha, para sacudir su cabello rubio. «Recibiremos dos pedazos de pan helado a cambio.»

«Eliminar a un pelotón de la iglesia, ¡no puedes hacer eso sin mí!» Dijo Ashes con una sonrisa.

«Su Alteza dijo que puedes llevar a cabo tu plan, pero primero tienes que tomar en cuenta tu seguridad, goo.» Maggie regreso a su forma humana y continuó: «Dijo que estaría esperando tu regreso en el castillo.»

«Realmente…» musitó Nightingale, repentinamente consciente de la calidez en su corazón. «Lo entiendo.»

«Entonces, ¿cuántos hay?» Ashes alzó ligeramente las cejas. «¿He oído que hay una bruja entre ellos?»

«Todavía no sé el número exacto, pero hay un máximo de 20 Guerreros de Castigo de Dios junto con sus sirvientes y algunos creyentes», dijo con voz moderada. «Se harán cargo de ellos, y yo de la bruja.»