RW – Capítulo 359

0

Capítulo 359: Diferentes opciones

El fuego en la chimenea tembló por un segundo y se atenuó un poco. Nightingale se reveló, y puso algo de leña dentro. De la chimenea salieron sonidos crepitantes y las llamas repentinamente se elevaron.

Roland miró a la sombra estirada de la copa y exhaló profundamente. Tilly se había ido desde hace tiempo, y él había estado recordando su conversación para ver si había alguna manera de cambiar el resultado, pero terminó en vano – la confianza es muy intrigante, y sólo tomando mucho tiempo puede ganarse la confianza de alguien.

“Parece que no eres capaz de todo”, dijo Nightingale. Se quitó el polvo de la mano y se sentó en su lugar habitual: “¿Qué le dijiste ese día?”.

“Una mentira blanca”. Roland se apoyó en la silla. “Es muy normal que ella no lo crea.” Se detuvo y dijo: “Lo que le dije a mi hermana menor, era que si de repente se volviera diferente de lo que solía ser, y siguiera diciendo que sigue siendo la misma, ¿le creerías?”

“¿Te refieres al tipo que parecía inocente pero que me traicionó dándome la espalda?” Nightingale movió la boca: “Hasta donde sé, no sería muy diferente de un cambio.”

“Bueno, no debería haber mencionado eso.”

“Eso no importa. De todos modos, ya no soy miembro de la familia Gelan, y ellos son extraños para mí.” Dijo descuidadamente.

“Ella y yo también fuimos una vez como extraños”, suspiró Roland y continuó, “o preferiría decir que no me llevaba bien con nadie en el palacio.”

“Si no sabes que hacer, puedes hablar de ello conmigo.” Nightingale dio una sonrisa sutil, “He estado muy curiosa acerca de la vida real, pero también quiero saber qué tan malo eras en ese momento. ¿Cómo pudiste ser tan malo que tu notoria reputación se extendió hasta Silver City?”

“Para ser honesto, entonces yo era mucho peor que ahora.” Roland no pudo evitar levantar los labios. Escogió algunas historias de sus recuerdos y dijo: “Probablemente desde el momento en que le tire vidrio, ella empezó a odiarme.”

“Eres.. terrible”, hizo un chasquido con su lengua y continuó, “pero creo que ahora no te odia.”

“Oh?” Roland levantó las cejas y preguntó:”¿Cómo puedes saberlo?”.

“Por supuesto que lo sé. ¿No dijo ella estas palabras:” En vista de las preocupaciones personales, yo también quiero quedarme aquí para aprender los conocimientos interesantes?” Nightingale dijo imitándola. “Sonaba como un consuelo, pero la verdad es que no estaba mintiendo sobre eso. Si te odiara tanto como en el pasado, nunca sentiría ganas de quedarse aquí.”

“¿Me estás consolando?” Roland sonrió y dijo.

“Sólo digo la verdad”, se encogió de hombros y continuó, “y creo que está bien mantener el status quo.”

“¿Por qué?”

“Prometió dar prioridad a la provisión de brujas para que la ciudad pueda resistir a los Diablos, así que no hay diferencia si ella se queda aquí o no. Si todas las brujas de la Isla Durmiente vienen al mismo tiempo a la ciudad, con más brujas como Ashes, puede que esté muy ocupada.” Nightingale arrojo un pescado seco a su boca y murmuró: “No todas son tan obedientes como Maggie.”

Roland no pudo evitar reírse: “Parece que tuviste algunos problemas con Ashes antes.”

“Oh? Por supuesto que no. Como eso puede suceder,” Nightingale agitó las manos y dijo, “Sólo la miro de vez en cuando para evitar que ataque a la Unión de Brujas.”

“¿En serio?”

Volteó su cabeza hacia otro lado y silbó.

“No estoy seguro si es una ilusión”, Roland la miró fijamente. “¿Por qué estuviste tan feliz cuando me rechazaron?”

“Es solo tu ilusión”, afirmó Nightingale, y luego miró a la puerta, “bueno, alguien viene.” Con esas palabras, se escondió.

¿Es sólo su excusa para escaparse? Justo en este momento, alguien empezó a llamar a la puerta de su oficina.

Roland quedo sorprendido. Ya era casi medianoche. ¿Quién vendría a esas horas de la noche? Coloco una vela nueva en el candelabro y dijo: “Entra.”

La visitante fue Agatha.

El príncipe quedo aturdido un momento y preguntó:”¿Qué pasa?.”

Ella no contestó, sino que se sentó en el taburete redondo al lado de la mesa y empezó hablar , “La señorita Wendy dijo que los fusiles de revolver pueden luchar contra una Extraordinaria y que el cañón con un alcance de tiro increíblemente largo fueron ambas sus ideas. ¿Es eso cierto? ¿Y las teorías detrás de esas cosas y sus métodos de fabricación están registradas en los libros que escribiste?”

“¿Te refieres a la Fundación Teórica de Ciencias Naturales y Química Elemental? Hay teorías relacionadas en ellos, pero en cuanto a sus métodos de fabricación, no están escritas.” dijo Roland: “Después de todo, son sólo libros de texto con teorías elementales. ¿Vienes a verme sólo por eso?”

“Sólo los miembros de la Unión de Brujas pueden aprender ese conocimiento, ¿verdad?” no contestó, pero siguió preguntando.

Roland asintió con la cabeza y casi se había dado cuenta de lo que quería decir.

“Entonces solicito unirme a la Unión de Brujas”, dijo Agatha sin rodeos.

“Pero la Unión de Brujas es una organización perteneciente a la Ciudad Fronteriza. ¿Seguro que quieres trabajar para esta ciudad?” dijo con curiosidad: “Su señor no es una trascendente, sino un simple mortal ordinario.”

“Cualquier mortal que pueda crear esas armas para defenderse de los diablos no es nada ordinario. Incluso en la Sociedad de Investigación, habría un lugar para ti.” Agatha se detuvo un rato y dijo: “Mientras no les hagas daño a las brujas, no me importa cooperar con un mortal.”

Probablemente era un poco difícil para ella decir “trabajar para un mortal” en ese momento, pero la capacidad de Agatha para aceptar cosas nuevas impresionó mucho a Roland. Tal vez alguien que estaba involucrado en la investigación siempre y cuando fuera capaz de aprender cosas nuevas aceptaría rápidamente. Se detuvo de sonreír y dijo: “Pensé que seguirías a Tilly hasta la Isla Durmiente, que es una ciudad construida por las brujas.”

“Es sólo un refugio para esconderse de la caza de la Iglesia”, sacudió la cabeza y dijo: “He aprendido de todo ello antes de tomar esta decisión. Y he visto tantas ciudades gobernadas por las brujas antes de que me congelara, pero todas se fueron sin rastros. No tendría sentido si no puedo derrotar a los diablos. Ojalá pueda ver la esperanza de victoria aquí.”

“Lo hare”, asintió Rolland,”pero en cuanto a no estar en contra de la Federación… No puedo prometer eso, porque probablemente no se han ido, sino que cambiaron su nombre y se encubrieron.”

“¿Qué?” Agatha estaba conmocionada.

“He pensado en lo que dijiste cuidadosamente. Aun cuando huyeras de Taqila después de que fueras derrotada, todavía había Trascendentes y muchos Guerreros en la Federación. Ese terreno no urbanizado en el que viven muchos habitantes originales no puede extinguirse del todo a menos que se propusieran hacerlo”. Roland dijo con voz profunda:” La Iglesia es probablemente una transformación de la Federación. No fueron los mortales los que arrebataron a las brujas el poder y los métodos de crear el Ejército de Castigo de Dios, pero las brujas mismas hicieron eso y convirtieron a la Federación en una organización de caza de brujas. De esa manera, es más conveniente para ellos crear un gran número de Ejércitos de Castigo de Dios.”

“¿Estás diciendo que es la Federación la que ha llevado a la trágica situación donde las brujas son oprimidas y cazadas?” Dijo sorprendida.

“Aún no estoy seguro. Es sólo una suposición.” Roland se levantó y camino la estantería, sacó varios gruesos libros negros y se los dio. ” Aquí puedes encontrar la cronología escrita por la misma Iglesia, y las historias de los Cuatro Reinos escritas por astrólogos. Y puedes pensar en ello tus misma. En cualquier caso, la Iglesia es ahora un enemigo nuestro que debemos eliminar en el futuro.”

“Si decides ponerte del lado de las brujas y luchar en contra de los diablos conmigo, eres bienvenida a la Unión de Brujas.”