RW – Capítulo 247

0

Capítulo 247: Ceremonia de Graduación

“Mira, es Lady Scroll,” dijo Piper, usando su codo para empujar en secreto a Jilly, “He oído que ella es la Ministra del Ministerio de Educación.”

“Ministerio de Educación… ¿La Ministra?” Esa última lo confundió, “¿Qué es eso?”

“Esa es la persona que administra a los profesores. Profesores como tu querido profesor Ferlin y su profesor más odiado Harben.” Piper explicó: “No importa si se trata de Ferlin o Harben, todos ellos son supervisados ​​por Lady Scroll.”

“¿Dónde escuchaste eso?” Jilly parpadeó asombrada. “¿Esta información viene de esa persona importante que has mencionado?”

“Hrumph, por supuesto,” sonrió orgullosamente, “Y eso no es todo, sé más. Hoy, no sólo serán los funcionarios del Ayuntamiento quienes asistirán a la Graduación, incluso el Señor, ¡Su Alteza Real también vendrá a la escuela!”

“¿De verdad?” Los ojos de la niña se iluminaron: “¿Su Alteza Real viene para hablar con nosotros?”

“Er… esto, no sé,” Piper se tocó la parte posterior de su cabeza, “Probablemente.”

Después de todo, solo escucho todo eso de su hermano mayor, Van’er, quien ahora era considerado como una persona importante. Originalmente, sólo era un trabajador de grava común en el vecindario, pero después de unirse a la milicia, logro convertirse inmediatamente en un líder de pelotón, comenzando a sí a dirigir a varios soldados. Incluso, hoy en día era el oficial de artillería del primer ejército, ¡con un salario mensual de 25 royals de plata y tenía la posibilidad de saludar de mano al príncipe y hablar con él!

Aunque la mayor parte de su tiempo se encontraba en el cuartel, cada vez que regresaba para visitarlo, siempre le traería nuevas historias e información interesante. Y como siempre, Piper una vez más llegó a su puerta para molestarlo, y pedirle toda información desde el oriente hasta el occidente. Como vecino y admirador del hermano mayor Van’er, Piper era capaz de escuchar a menudo noticias antes de que sucedieran de la boca de Van’er.

Por ejemplo, Van’er ya le había comentado la noticia de que Su Alteza personalmente asistiría a la ceremonia de graduación desde hace una semana. Debido a eso el Primer Ejército recibió una orden de protección y vigilancia, realizaron prácticas cercanas previamente antes de que asistiera a la escuela.

Después de esperar un momento, realmente apareció un equipo de soldados, lleno de energía, con uniformes militares, escoltando a Su Alteza y el Comandante de los Caballeros se encontraba entre ellos.

Al verlos llegar, la muchedumbre inmediatamente comenzó a emocionarse.

Después de que los soldados rodearan la entrada del colegio, Roland entró en el vestíbulo y saludó a las filas de estudiantes: “Mi pueblo, ¿cómo se encuentran? Soy el Señor de la Ciudad Fronteriza, el encargado del Territorio Occidental, Roland Wimbledon. Felicitaciones por ser el primer grupo de graduados de Ciudad Fronteriza en completar el contenido de la educación primaria.”

La multitud se quedó repentinamente en silencio, no por indiferencia, sino simplemente porque la mayoría de la gente estaba tan emocionada que no supo cómo responder.

Jilly continuamente sujeto del brazo a Piper y exclamó: “¡Su Alteza está hablando con nosotros!”

Piper se sintió igualmente inspirado, de esa manera, él y su hermano Van’er, ambos, tuvieron un contacto cercano con Su Alteza.

“La razón por la que la mayoría de ustedes fueron capaces de cursar rápidamente la educación primaria y graduarse es porque fueron antiguos estudiantes de Karl van Bate, desde el principio tuvieron ventaja en comparación con los otros estudiantes. Por lo tanto, no deben ser arrogantes y displicentes, todavía tienen un largo camino que recorrer en el mundo del conocimiento, el cual está esperando que sea explorado por ustedes.” Después de un breve momento, Roland continuó, “Por supuesto, este día aun así vale la pena celebrar. Desde hoy en adelante se han de embarcar en un camino que es muy diferente al de los demás. Independientemente del tipo de trabajo en el que se involucren, siempre podrán recibir satisfactorias recompensas. ¡Hoy estoy aquí para expresarle mis felicitaciones!”

“¡Larga vida a Su Alteza!” Piper no sabía quién gritó primero, pero después, todo el mundo comenzó a gritar, “¡Larga vida a Su Alteza! ¡Estoy dispuesto a servirle a Su Alteza!”

Después de esperar a que los aplausos disminuyeran, Roland dijo alegremente: “A continuación, les daré un diploma, como prueba honoraria de que terminaron satisfactoriamente sus estudios.” Abrió un folder y dijo, “Piper.”

Piper sólo sintió cómo todo su cuerpo empezó a temblar, miró al príncipe, abrió la boca, pero no supo qué palabras tenía que decir.

Al verlo congelarse en el acto, el maestro Ferlin Eltek se giró hacia su dirección y le hizo señas con la mano: “No tengas miedo, camina hacia Su Alteza.”

Rígidamente moviendo sus extremidades Piper lentamente salió de su fila, su corazón que se encontraba ya saltando tan fuerte, podía oírlo el mismo. Pero recordó de repente que Van’er le mencionó con frecuencia que un saludo militar era más simple que el ritual de un caballero noble, por lo que todavía podía expresar su lealtad y devoción. Aunque no estaba claro acerca de la postura específica, reunió su valor y de acuerdo con su memoria colocó su mano en posición horizontal delante de su frente.

Al ver su movimiento, el príncipe comenzó a reír, asintió y entregó su sobre a Piper. “En el futuro, si quieres hacer ese saludo una vez más, mueve la mano un poco, para que esté en línea con tu oído, de esa manera se encontrara más acorde… Felicitaciones por tu graduación.”

“G-gracias”, Piper tomó el sobre y regreso de manera rígida como una bolsa de tronco a las filas. Sólo cuando Su Alteza comenzó a entregar los diplomas de las otras personas, finalmente fue capaz de recuperarse.

“Muéstrame lo que está escrito.” Jilly de manera curiosa giro su cabeza.

“Tendrás el tuyo, ah, ¿por qué estás tan ansiosa?” Murmuró Piper en voz baja y abrió el sobre con sus manos temblorosas, solo pudo mirar un pergamino con finas puntadas. En la esquina superior izquierda se encontraba un dibujo de su cabeza, en el medio el emblema real con la torre y la pica, también se encontraban unas pocas líneas escritas de texto en él. Si fuera hace 6 meses, sólo podría haber ido con su maestro Karl y preguntarle lo que decían los caracteres. Sin embargo, Piper ya había logrado lo básico de la lectura y la escritura en este momento, así que lo leyó en silencio en su mente.

Escuela de la Ciudad Fronteriza, primer curso de estudios

Graduado: Piper

Decano: Scroll

Emisor: El Señor de la Ciudad Fronteriza, Roland Wimbledon

Después de que Roland terminara de entregar todos los diplomas, aplaudió con sus manos y una vez más atrajo la atención de la multitud. “A partir de ahora, ustedes podrán emprender algunas obras calificadas que la gente común no puede, y todos estos trabajos les ofrecerán un sueldo generoso, con al menos diez royals de plata por mes. La Señorita. Scroll les informará a detalles sobre los trabajos que puede obtener en el Ayuntamiento.” Levantó su mano para detener la discusión de todo el mundo, “No tienen que tomar una decisión pronto, pueden regresar a sus casas y discutirlo con sus familias. Después de tomar su decisión, tome su identificación y certificado de graduación y diríjanse al Ayuntamiento para su solicitud.”

Aprovechando el tiempo durante el cual Lady Scroll presentó los diferentes trabajos, Jilly se acercó a Piper y le preguntó: “¿Ya tienes alguna idea de lo que quieres hacer? Yo quiero ir a la fábrica de bicicletas, ¡allí el pago es más alto que el trabajo de mi padre y también tendré la oportunidad de conseguir una bicicleta gratis!”

“De hecho, suena genial.” Le respondió Piper casualmente. Recientemente, en la plaza del pueblo, se habían erigido cuatro tablas amplias de madera, en cuyas cimas se encontraban retratos de Su Alteza, así como el de varios ministros, con todos ellos sosteniendo o sentados en una extraña montura de hierro, el cual recientemente se había convertido en el tema candente de muchas conversaciones entusiastas. Y con un salario de 15 royals de plata por mes, si no fuera por el caso de que era necesario completar la educación primaria, Piper temía que la fábrica ya se hubiera abarrotado hasta el punto de estallar.

Pero él pensó que había otro lugar mejor para ir.

Desde su visita a la Ceremonia de Premiación y Honor, Piper no pudo suprimir la imagen de sí mismo, estando de píe en el mismo lugar que su ex compañera de clase Nana. Un día, recibiendo la gloria, para obtener una recompensa de la mano de Su Alteza, aparte de que estaría en la cima de un escenario en la plaza de la ciudad delante de miles de personas.

De acuerdo con Su Alteza Real, tendría que convertirse en un destacado colaborador de la ciudad para ser honrado. En caso de que tomara el trabajo en la fábrica de bicicletas, temía que nunca tendría esa oportunidad, incluso durante toda su vida. Pero tampoco podía ser como Iron Axe y dirigir el ataque durante una guerra, ni tenía ninguna habilidad similarmente increíble como una bruja, por lo que el único ejemplo que era capaz de seguir era el del Jefe Alquimista Sichi.

Anteriormente había escuchado hablar más de una vez a personas, que si podía captar el principio de refinar un producto alquímico, inmediatamente traería inmensa riqueza y prestigio al territorio, y también lograría algo que merecería el título de un sabio. Para eso no necesitaba ser valiente ni tener un fondo poderoso, lo único que necesitaba era un poco de suerte… haciéndolo de la manera más adecuada para él.

Pensando hasta ese punto, Piper tomo su decisión.

“Quiero solicitar un trabajo en el laboratorio químico.” Dijo, haciendo hincapié en cada palabra