RW – Capítulo 110

0

Capítulo 110: Batalla de Eagle City (1)

A través de la brumosa niebla mañanera, Timothy Wimbledon podía ver vagamente algunas banderas ondeando en el viento en la parte superior de las torres de la ciudad que estaban delante de él.

Alzó la vista, tratando de identificar el emblema que estaba plasmado en la pancarta. El barco de vela con un patrón de corona en la parte superior de un poste verde, sin duda pertenecía a su hermana, García Wimbledon. Era la bandera más grande en la ciudad.

La segunda bandera tenía un fondo blanco y la imagen de una serpiente retorciéndose alrededor de una pagoda. Este emblema pertenecía a la familia Bayer. Cuando Timothy noto por primera vez esta bandera, un sentimiento de desprecio surgió dentro de su corazón. Porque incluso después de venir y buscar refugio bajo la protección de la Reina de Clearwater, todavía tenían suficiente orgullo como para colgar su bandera por encima de la ciudad, esto era simplemente demasiado descarado. Espera hasta que te atrape, te haré comer tu propia bandera, Earl Bayer, pensó.

Por último, estaba la torre de León rojo, perteneciente a la igualmente desvergonzada Familia Sheet. Por fuera, Timothy parecía no mostrar ninguna expresión, pero dentro de su corazón, ya había condenado a muerte a Elin Sheet. También fue la misma para Tomás Bayer. Por supuesto, ambos obtendrían su propio estandarte para comer.

“Sr Neiman, levante mi bandera, la bandera del Reino de Graycastle.” Ordenó a Timothy.

“Como usted desee, Su Majestad.” El Caballero Linden obedeció y, a continuación, se precipitó en dirección a las tropas detrás de ellos “Viva el Rey, ¡Levanten la bandera!”

El recién coronado rey se dio la vuelta y miro hacia su bandera levantada. La bandera de color gris se ondeaba en el viento. El patrón negro en él se veía majestuoso e imponente, tenía una enorme torre con dos lanzas cruzadas en ambos lados representados en él. Este era el emblema del rey de Graycastle.

“Bajo esta bandera, voy a condenar a todos los traidores por sus crímenes contra el trono.”

En el momento en que Timothy recibió la noticia de la declaración de independencia de García, inmediatamente tomó medidas para mostrarle su respuesta,  se encontraba movilizando a todas sus tropas, junto con las tropas del Duque Oriental, dándoles la orden de atacar a Eagle City. A pesar de que su confianza de sobre si había sido claramente sacudida por la acción inesperadamente rápida de García, en la superficie parecía mantener la calma. Aumentando considerablemente la fe que su ministro de apoyo que tenía con en él.

Necesitó casi un mes antes de que sus vasallos convocados y sus tropas pudieran ser reunidos. Después necesitós de una semana para llegar al Oriente, a partir de ahí una vez más necesitarían la mitad de un mes para llegar a su destino.

Fue sólo ayer por la noche cuando el sol ya estaba ocultándose que Timothy por fin había llegado a Eagle City. Afortunadamente, los meses de los demonios no habían afectado su marcha; El camino hacia el sur no había sido bloqueado por la nieve, su situación era casi lo contrario con respecto a la Ciudad Fronteriza. Los caminos se habían vuelto aún más fuertes gracias a la fría temperatura permitiendo así que sus carruajes transportaran los alimentos y sus soldados fueran capaces de moverse más rápido de lo habitual.

El equipo de Timothy era muy grande. Las fuerzas juntadas consistían sobre todo en sus propios guardias, los caballeros de Ciudad del Rey y las fuerzas especiales del Duque de la frontera oriental, Duke Frances. En conjunto, sumaban seis mil hombres, divididos en tres batallones, de los cuales mil hombres pertenecían dentro del rango de caballeros bien entrenados y equipados. De acuerdo con la información confiable que había sido capaz de reunir, sabía que el tamaño de las tropas de García era menos de tres mil personas, y la mayoría de ellos pertenecía a la categoría de gente libre del Puerto Clearwater. Por lo general eran antiguos agricultores y hombres de negocios que acababan de agarrar el arma más cercana que pudieran alcanzar. Ellos nunca serian realmente una amenaza para sus auténticos caballeros.

Cuando su ministro de Finanzas, Sir Arthur Golddess se enteró acerca de los planes de batalla de Timothy, inmediatamente planteó objeciones acerca de esto. Así, poco después del final de los meses de los demonios, la operación agrícola se convertiría en la más alta prioridad, si los agricultores fueran a ser reclutados en sus tropas, afectaría más adelante la cosecha.

Reconociendo esta objeción, Timothy no requirió que sus vasallos desplegaran a sus siervos, en cambio, tuvieron que convocar a las personas libres en su territorio y enviarlos para que pudieran hacerse cargo de la responsabilidad de la entrega y la logística. Como resultado, incluso si fueran a luchar en el sur, no afectaría a la cosecha en el otoño.

Desde la perspectiva de Timothy, no importa que tenía que hacer, al final, a García no se le podía permitir permanecer en el sur de su reino por más tiempo.

Eagle City no era una ciudad bien desarrollada. Después de todo, anteriormente era sólo un mercado situado en el centro de las ciudades de los alrededores. Pero más tarde, en poco menos de un siglo, con el aumento de su importancia para los pueblos de los alrededores, se desarrolló lentamente hasta convertirse en una ciudad. Debido a los planes del Señor anterior para promover aún más la importancia de su mercado, decidió no construir ningún muro infranqueable.

¿Qué tan fuerte puede un ejército de tres mil civiles junto con los dos hombres de dos condes? Así que cuanto antes Timothy comenzara sus medidas de respuesta, mejores eran sus probabilidades de ganar. Si él le diera incluso un poco de espacio para respirar, rápidamente se haría cargo de todo el territorio del sur, lo que haría muy difícil para él empujar su espalda.

Después de una noche de descanso y una buena comida, sus tropas estaban ahora listas para pelear. El sol se volvió gradualmente de un color naranja débil a una bola de oro brillante, dispersando la niebla de la mañana. Pronto Timothy pudo ver las paredes color tierra de Eagle City, a los ojos del nuevo rey, estos no deberían ser considerados como muros. En el mejor de los casos, solo se le podría llamar como pendientes de tierra. Desde el fondo hasta la parte superior de la pendiente, era sólo una rampa. Incluso sin una escalera de asedio, sus tropas todavía serían capaces de subir directamente a pie. Además, la pendiente sólo tenía una altura de una persona y el espesor suficiente para acomodar a una persona en la parte superior de la misma. Mientras que este llamado muro era lo suficientemente bueno para bloquear a los refugiados y bandidos, nunca sería capaz de detener sus soldados fuertemente armados.

Parecía que los muros de la ciudad estaban escasamente vigilados, al parecer, no estaban preparados para defender el muro.

“Su Majestad, la caballería, que estaba a cargo de la observación de la puerta del sur han mandado de regresó su informe. Finalmente vieron un grupo de hombres y caballos en movimiento.” Informó el caballero Linden, que regresó corriendo hacía el rey mientras conducía su caballo con su mano.

Timothy giro en dirección al Duke Frances y dijo con una mirada de complicidad, “Parece que ella quiere correr.”

El Duke Frances tomó una mirada cuidadosa y asintió, “Eso es probablemente cierto, y puede considerarse como una acción decisiva por parte de ella. Eagle City no es adecuado para un asedio, si tratara de defender esta ciudad con sus tropas, sólo se convertirá en una clara victoria para nosotros.”

“Resultó ser lo mismo que se esperaba durante la reunión de combate de anoche, realmente no esperaba que reaccionáramos tan rápido.” Se rió.

“Llegamos justo en el momento correcto,” dijo Timothy. “Ella era incapaz de moverse por la noche, aunque hubiera querido hacerlo.”

“Tiene razón, una marcha durante la noche es un gran tabú. Si realmente lo hubiera hecho, y luego tomáramos la iniciativa para atacar, sus tropas se derrumbarían fácilmente. Y una vez que las tropas colapsaran durante la noche, no tendrían casi ninguna oportunidad de reunirse de nuevo. Incluso si ella pudiera ser capaz de huir de vuelta al puerto de Clearwater, sólo estaría retrasando lo inevitable.

“Por lo tanto, mi querida hermana tuvo que esperar hasta la mañana para poder ordenar a sus tropas a retirarse.” Timothy miró con satisfacción hacia el Castillo de Eagle City, parecía estar esperando a que fuera tomado por él. Tiene que ser duro con ella, después de todo lo que ha hecho, sin embargo, no resultó como esperaba.

García era demasiado aficionado al estatuto simbólico de Eagle City, y las posibilidades que sentía cuando estacionaba sus tropas aquí, al sostener la mansión del guardián de la frontera sur, efectivamente sería más fácil conquistar el corazón de la nobleza del sur. Pero los beneficios también fueron acompañados con su propio riesgo. Timothy había enviado intencionalmente a un ejército de distracción de movimiento lento en el camino, mientras que al mismo tiempo se apresuraba con una división de caballería al Este, sin ninguna infantería.

Las raciones necesarias fueron transportadas por los carruajes, que los seguían. Cuando llegaron a la mansión del Duque, se llevaron al resto de la caballería con ellos. A partir de ahí pasaron por Eagle City y se acercaron a la ciudad desde el lado opuesto. La primera misión de la caballería era bloquear todos los caminos, reduciendo la capacidad de los espías para transmitir mensajes.

Pero tal actividad militar tan grande era imposible ocultar para siempre, García debió haber recibido la noticia de su ataque de dos a tres días antes de su aproximación real. De manera que cuando comenzara su retirada esta mañana, pudiera ser considerado como un movimiento precipitado. La retirada de Eagle City a Clearwater tomaría un día a pie. Así que, aunque corriera con sus dos piernas, Timothy fácilmente podía alcanzarla con su unidad de mil hombres de caballería  y matarla fácilmente, lo que naturalmente conduciría al colapso de sus ejércitos ridículos.

Aunque fuera lamentable, mientras ella pudiera arrojar a sus tres mil tropas, aún ella tendría la oportunidad de escapar de las garras de Timothy dejando la ciudad por su cuenta mientras iba en caballo. Esto sería capaz de mantenerla viva. Permitiéndole regresar al puerto Clearwater sin ninguna dificultad.

Incluso en el caso de que ella fuera capaz de huir, todavía podría terminar esta farsa, pensó.

“Su Majestad, de acuerdo con el plan previamente elaborado debemos separarnos ahora,” dijo el Duke Frances, “Usted esperará por mí en el interior de la ciudad después de pasar por la ciudad y atacar desde la Puerta Sur, ¿Verdad? Y si nos encontramos con una fuerte resistencia o nos cortan, tomaremos un desvío.”

“Todavía creo que es mejor si ataco desde el sudoeste,” respondió Timothy, “Para nosotros, los caballeros, no es fácil moverse por las estrechas calles, y García también puede impedir que nuestras tropas avancen bloqueando las calles con muchos escombros. Incluso si tenemos que tomar un desvío y pelear en la noche, no va a impedirnos que los persigamos y los matemos.”

“Entonces me marcho, Su Majestad.”

“Ten cuidado,” le recordó a Timothy, ”Incluso si García no dejó a ninguna tropa en la ciudad, aun podría haber dejado atrás muchas trampas. Además, se consciente de las calles estrechas, ya que aún podría haber muchas personas dentro de las casas. Esperando al momento adecuado para emboscarte, así que mata a todos los que encuentres, no puedes dejar ninguna amenaza que ponga en riesgo tu vida.”

“Ja, ja, ja,” Duke Frances rió francamente, “Su Majestad, por favor, tenga la seguridad de que le he seguido a su padre en muchas batallas, personalmente he cortado cientos de cabezas y hasta ahora nunca he sido herido.” Hizo un gesto con la mano y señaló al guardia junto a él para moverse, “Todo el mundo, ¡Al ataque!”

Las tropas que se encontraban detrás de él se prepararon, se dividieron en varias formaciones más pequeñas que estaban bajo el liderazgo de otros caballeros y comenzaron a moverse en dirección a Eagle City, las tropas en el frente estaban compuestas principalmente por las personas libres, seguido por los mercenarios blindados, que eran la principal fuerza de asedio. Mientras que los caballeros del duque estaban completamente concentrados en sus órdenes.

Cuando la fuerza principal comenzó a golpear las paredes, Timothy llevó al resto de los caballeros y escuderos en dirección al suroeste.