L1S – Capítulo 154

0

Al inicio, las cosas fueron un poco incómodas entre Viezda, Valenor y Lilinor ya que no se conocían bien, pero su pasión por el ajedrez las unió y gradualmente se volvieron cercanas.

Estaba disfrutando de mi tiempo, mirando el brillante cielo azul y viendo a mis tres princesas levantar el tablero de ajedrez después de su partido, cuando repentinamente apareció la voz de Gaia de la nada.

“Johra, ¿eres una especie de mujeriego? Mira qué felices están todas esas mujeres contigo”.

“Detén eso, Gaia. ¿Por qué estás aquí?”

Aunque podía adivinar la razón por la que había venido, pensé en jugar un poco.

“¡Juju! ¿Recuerdas ese favor que involucra a Melpomene?”

“Desde luego y ya que tienes el control de la mayoría de los universos, no será una tarea fácil, ¿cierto?”

“Vamos, podrás lidiar fácilmente con esto. Además, esto no sólo concierne a Melpomene, sino a todos los humanos de la Tierra”.

“¿Qué? ¿Tierra? ¿Metatrón está de alguna forma involucrado en todo esto?”

“Parece que Melpomene nació en la Tierra y en el mismo período de tiempo que tu vida humana de allí. Pero, como bien sabes, la Tierra se encuentra actualmente bajo la influencia de Metatrón”.

“Correcto”.

“Metatrón y yo somos como las dos caras de una moneda, no podemos estar una sobre la otra, sin mencionar que la Tierra es como su tierra natal”.

“¿Entonces quieres que me haga cargo de él?”

“Algo así. Sé que ustedes dos tienen algún tipo de acuerdo por el cual él tiene que seguir el curso de la historia, pero sabes qué terrible futuro le espera a la Tierra, así que…”

“Entonces, ¿voy a tener algún problema con este favor?”

“Tú sabes completamente qué tan fuerte eres”.

“Ya veo, entonces, ¿qué necesito lograrlo al regresar allí?”

“En realidad dos cosas, la primera es regresar con Melpomene y la segunda es salvar a Gnoss”.

“¿Gnoss?”

“Sí, Gnoss juega un papel relativamente importante ya que está destinado a enfrentarse a Metatrón”.

“¡Ugh! Que molesto”.

“Arrojare una bonificación, así que hazlo por mí”.

“Bien, ¿entonces cuándo ocurrirá esto?”

“Ahora mismo”.

“¡Hey! ¡No, espera a Gaia! No he terminado aún…”

Antes de que pudiera decir algo más, colocó su mano sobre mi frente y fue enviado al pasado.

“Esa maldita Gaia…”

Cuando abrí mis ojos, me sentí arrojado en alguna zona maloliente, con luz que se filtraba desde arriba.

“¡Por aquí…!”

Grité, esperando que otros pudieran escuchar mi voz.

Poco después escuché un par de voces.

“Hey, ¿estás bien?”

“¡Un chico acaba de caer allí!”

‘Oh, ¿acabo de regresar al momento exacto en que caí por la boca de acceso?’

Probé algunas habilidades mágicas pero no apareció nada, de la misma forma llame la página de estado pero no funcionó.

“¡Estoy aquí abajo! ¡Por favor, busquen ayuda!”

Grité ansiosamente y después de un tiempo descendió una cuerda anudada que use para salir de la boca de acceso.

El siguiente par de días se habló de un chico que se salvó milagrosamente a pesar de haberse caído en una boca de acceso, pero mientras paso el tiempo, el incidente rápidamente fue olvidado y regrese a mi vida normal.

‘Mis habilidades mágicas aún no están funcionando, ¿puede que todo haya sido un sueño?’

Empecé a dudar de muchos de mis recuerdos.

Después de regresar a la Tierra, mi relación con mis padres se mejoró drásticamente. Debido a mis muchas experiencias, pude expresar adecuadamente mi afecto por ellos. Después de todo, en otro universo habían perdido a su hijo y se afligieron gravemente como resultado de ello.

Ya habían pasado dos años desde el incidente en la boca de acceso.

Mis dudas sobre esos recuerdos se volvieron más fuertes, cuando comencé a creer que no eran más que un sueño extraño.

¡ChiZzzic! ¡Joh… ra!

Me recordó la voz de Lena la cual no había escuchado en dos años.

“¿Lena?”

Me puse de pie y grité en voz alta en el medio de clase. Naturalmente no hubo respuesta y me enviaron a pararme en el pasillo como castigo por mi escándalo.

Al otro lado de nuestra escuela había una escuela de necesidades especiales que de vez en cuando miraba. Sin embargo, en esa ocasión vi un rostro que me hizo feliz de reconocer.

“No me digas… ¿podría ser, Melpomene?”

No había una explicación plausible para eso ya que aquí el rostro se veía exactamente como el de Melpomene en mis recuerdos.

Si realmente podía escuchar la voz de Lena podría haber estado en cuestión, pero para mí, ese parecido con Melpomene era una prueba más concreta de que no estaba del todo loco.

Ignorando completamente mi castigo de esperar en el pasillo, corrí hacia la salida, decidido a llegar a la otra escuela. Lamentablemente, el monitor escolar me había visto y me detuvo antes de que pudiera cruzar las puertas.

“¡Chico loco! ¿Por qué repentinamente corriste a la otra escuela?”

El monitor escolar procedió a darme una bofetada en la mejilla algunas veces, pero ni siquiera sentí un toque ya que mi mente todavía estaba en Melpomene.

Desde ese día, esperaba cerca de la puerta de la escuela desde temprano cuando comenzaban las clases y después, una vez más, en la tarde cuando terminaban. A menudo me atrapaban y me llevaban ante el maestro disciplinario de la escuela que estaba enojado por mis acciones. Sin embargo, siempre le decía que estaba esperando conocer a un estudiante que estudiaba allí.

También intentaron llevar a mis padres, pero parece que creían que simplemente había encontrado mi primer amor y que simplemente estaba obsesionado.

Pasaron unos meses de esa manera, pero aún no la había vuelto a ver. Quizás una persona normal se habría rendido en ese punto, pero yo no. Parte de lo que me atrajo tanto era el deseo de demostrar que mis recuerdos eran más que una mera fantasía.

Lloviendo o tronando, estaría junto a la puerta de la escuela para ver a los estudiantes entrar y salir, ganando el apodo de Diente de León por mi extraño comportamiento.

Finalmente, después de seis meses de acecho, me dieron permiso para ingresar y revisar las clases para encontrar a mi chica misteriosa. Pero, después de ir de aula en aula, yo aún no había visto a Melpomene.

Como era de esperar, después de todo, yo había estado sentado junto a la puerta, viendo a cada estudiante entrar y salir durante los últimos seis meses. Todo fue un callejón sin salida. Estaba parado allí, junto a una de las puertas del aula, sintiéndome frustrado y derrotado. Cuando se abrió la puerta adyacente de la facultad y salió una joven maestra que lucía más como una estudiante.

“Oh, debes ser ese Diente de León, ¿aún no la has encontrado todavía?”

Yo sacudí mi cabeza.

“Oh, entonces tal vez no está en la escuela en este momento”.

“He estado buscándola los últimos seis meses”.

“De acuerdo, entonces déjame revisar los registros para ver si hubo una estudiante que se transfirió en este tiempo. ¿Tienes un número de teléfono?”

Regresé a casa después de darle mi número. Mis padres al ver lo deprimido que me veía sólo me dieron una palmadita en la espalda para tratar de animarme.

Regresando a mi habitación, salté sobre mi cama y miré el techo abatido.

“¿Al final todo fue un sueño? ¿La voz de Lena, el rostro de Melpomene?”

Golpeé la pared con ira e intenté dormir.