L1S – Capítulo 151

0

“¿Johra?”

“Eso es correcto, soy Johra. El pasado, el presente y el futuro yo son todos uno, sufriendo bajo ese nombre maldito”.

Había recibido los miles de millones de años de recuerdos y experiencias que mi yo futuro había acumulado. Un poder para controlar e incluso trascender el mismo universo.

Supe lo que sucedió desde el principio hasta el final y todo podía ser doblado de acuerdo a mi voluntad.

Había cambiado el pasado, sembrando las semillas para un futuro que durará por siempre, pero todo fue hecho a ciegas, sin tener idea de cómo resultaría. Como resultado, terminé sacrificándome a mí mismo y a quienes eran más preciados para mí.

Y ahora regrese al presente, temeroso de mis propios poderes, con sólo pensarlo, podía causar el fin del universo o incluso congelarlo indefinidamente en el tiempo.

El destino de todos los seres, ya fueran mortales o divinos estaba a mi discreción.

“La habilidad de hacer lo que me plazca es una cosa verdaderamente repugnante”.

Yo repentinamente quise restaurar a aquellos que habían sido sacrificados con el fin de llegar a esa realidad presente. Pero en ese momento una gran confusión creció dentro de mí.

‘¿Cuál sería el resultado al restaurarlos? ¿Estarían allí realmente, o sólo serían una sombra de mis recuerdos?’

Mientras tenía esa duda, sabía que no podría seguir adelante con eso.

“¿Fue esa la razón por la que mi yo futuro eligió desaparecer y dejar esa decisión en mis manos? ¡Maldita sea!”

Sacudí mi puño hacia el cielo, enojado con mi yo futuro, pero también sabía que eso no tenía sentido.

Al menos tenía ese pequeño huevo en mis manos, dentro de él respiraba mi amor en su forma más pequeña y vulnerable.

“… Sí, todavía tengo mucho que hacer antes de que llegue el fin del universo”.

“¿Nos has llamado, Johra?”

Gaia y Odín aparecieron con un destello de luz.

“¡Padre del Cielo!”

“… ¿Johra eres tú?”

La máquina androide, Padre del Cielo también apareció.

Gaia y Odín fruncieron su ceño, pero pronto se tranquilizaron y me miraron.

“Les daré todas mis fuerzas”.

“¿De verdad?”

“¿Qué?”

“¿Qué estás tratando de hacer?”

Todos respondieron con expresiones diferentes.

“Pensé que ibas a utilizar ese poder para mostrarnos un futuro único y maravilloso, especialmente desde que ahora has pasado por mucho”.

Gaia dijo mientras me miraba cariñosamente. Odín y el Padre del Cielo, por otro lado permanecieron escépticos.

“Lo haré, pero hasta que llegue ese momento, les pediré a ustedes tres que se sienten por mí, debido a que justo ahora sólo quiero disfrutar del mundo”.

“¿Qué?”

“¿En serio?”

“¿Por qué?”

“Hey, he estado corriendo alrededor de los universos, tratando de apagar el fuego y mantener las cosas en marcha, así que creo que merezco un pequeño descanso, es por eso que estoy renunciando justo ahora”.

“¿De qué estás hablando? ¡No puedes simplemente renunciar!”

“¿Johra?”

“¡Suficiente! ¡Si digo que renuncio entonces lo hago!”

Rápidamente procedí a entregar mis poderes y dividirlos entre los tres.

“¡Tonto! ¿No has considerado lo que podría hacer con estos nuevos poderes?”

El Padre del Cielo exclamó amenazadoramente.

“Puedes hacer lo que quieras. Te he dado fuerza y un propósito, así que mientras no arruines mis pequeñas vacaciones entonces está bien. Gaia, Odín, ¿qué hay de ustedes?”

Ambos asintieron a regañadientes con una expresión algo disgustada.

“Si ustedes dos se unen en mí contra, entonces no puedo hacer nada”.

El Padre del Cielo también entendió la situación ya que mis poderes se habían distribuido uniformemente entre los tres.

“Bueno, ahora voy a disfrutar de mi tiempo libre, confiaré en que todos ustedes se hagan cargo del resto”.

Entonces reaparecí dentro del pozo.

“¡Alpeon! ¡Hazme un nido! Necesito una gran cama para que mi amor esté cómoda”.

‘¡Muy bien!’

Sobre el nido que Alpeon construyó para mí, creé una cómoda cama para que descansara usando mi Creación de Materiales.

Fufufu~

Miré mi huevo amorosamente con una expresión feliz.

‘Señor, ese es un rostro asqueroso el que tienes ahí’.

Bianca, quien acababa de terminar la construcción, decidió burlarse de mí.

“¡Qué dijiste!”

Ella fue mi último amor en esa vida, me preocupaba de ella con todo lo que yo tenía.

Eventualmente Bianca se cansó de ver mi extraña expresión y se marchó. Entonces sentí cierta presencia en la esquina de la habitación.

“Gaia”.

“Oh, ¿cómo me has notado?”

“¿Por qué estás aquí? Pensé que les pedí que no me molestaran”.

“Vine a contarte algunas buenas noticias”.

“¿Cuáles?”

“¿Todavía recuerdas que el propósito de la Torre era almacenar seres para luego darles vida una vez más?”

“Sí y en ese momento tendría que volver a introducir los seres que fueron reciclados”.

“Correcto, pero parece que uno de ellos se ha perdido”.

“¿Qué? ¿Era Gwyn, o uno de los otros?”

“Bueno… Odín y yo estábamos revisando los archivos y yendo por todos los huevos, pero uno había desaparecido. No será como la conociste la última vez, ya que los recuerdos no estarán allí, pero será el mismo ser”.

“¿Es eso así… entonces puedo conocerla?”

“Ya ha sido restaurada y pronto te reunirás con ella, ya que es parte de los eventos planeados para el universo”.

“¿Es todo de acuerdo con el futuro planificado?”

Gaia asintió en respuesta.