L1S – Capítulo 150

0

“¡Mucho tiempo sin verte!”

“Sí, ha pasado un tiempo”.

Los que estaban sentados en el trono eran los recipientes de Sha y L que se habían fusionado con Abbadon.

“Gaia, Odín, entonces eran ustedes dos”.

“Es cierto, te hemos estado esperando aquí”.

“¿Puedes explicarme cuál es la situación actual?”

Se pusieron de pie y asintieron respetuosamente.

“Por favor toma asiento”.

Un gran trono apareció detrás de mí.

“Claro”.

“En realidad, no estoy del todo seguro de dónde empezar.”

“Sólo habla honestamente, comienza desde la última vez que nos encontramos hasta ahora”.

“Comenzaré con nuestra promesa, cuando todos éramos uno con el Omega que fue hace unos 25 mil millones de años”.

Gaia, que era la encarnación de Sha, miró a Odín y después de recibir un asentimiento, continuó su historia.

“Nos prometiste poner fin al eterno ciclo de destrucción y renacimiento”.

¿Ciclo de renacimiento?, ¿Te refieres a los universos?”

“Correcto, estábamos agotados del concepto de reciclaje sin fin del universo y el hecho de que sólo el Alfa y la Omega mantenían sus recuerdos”.

“Sí, tú me dijiste antes que tenías esa promesa con mi futuro yo”.

“Sí, era una situación increíble que sólo se permitía porque había una condición importante adjunta”.

“¿Cuál fue la condición?”

“Prometiste mostrarnos un nuevo y desconocido futuro”.

“¿Era esa la promesa…?”

Gaia asintió y continuó.

“En ese momento, Abbadon, el Omega, estaba en contra de semejante idea y eligió rebelarse, resultando en una separación de los poderes de la Destrucción y la Creación”.

“Hm… sí, esa es una historia que he escuchado anteriormente”.

“Entonces el futuro Johra dijo que continuará con su plan para el futuro”.

“¿Un plan? Espera, ¿no se supone que el futuro ha desaparecido?”

Gaia sacudió su cabeza.

Ahora estamos en el acto final que el futuro Johra ha preparado.

“¿Cómo puede… mi futuro yo? ¿Él todavía existe?”

“Descúbrelo por ti mismo, la respuesta yace al final de esta escalera, no debería estar lejos ahora”.

“Al final de las escaleras… ¿Él realmente estará allí?”

“Has pasado y sufrido mucho, pero al final todo fue por el futuro del universo”.

“¡Maldición, no puedo creer eso!”

Salí corriendo de la habitación y me dirigí hacia las escaleras. Pude escuchar a Gaia y Odín llamándome, pero sus voces pronto comenzaron a desvanecerse.

“¡No puedo creer eso! ¿Cómo puedo ser mi futuro yo? ¿Por qué habré hecho todo esto?”

Corrí por las escaleras sin parar con lágrimas cayendo de mis ojos.

Perdí la noción del tiempo, inseguro de saber cuánto tiempo había estado corriendo. Si caía, me levantaba y seguí corriendo por lo que pareció una eternidad, hasta que finalmente apareció una esfera brillante.

“¿Es este el final?”

Mi entorno desapareció y todo lo que permaneció era el pequeño huevo que tenía en mis manos. Entonces la voz de Lena salió.

“Johra, esta es una dimensión completamente separada. Es caótico aquí… el tiempo parece fluir en todas direcciones, mis cálculos no pueden seguir el ritmo…”

Entonces, justo cuando Lena tuvo que callar para no pensar hasta la muerte, escuche una voz familiar pero más madura que me llamaba.

“Ven, Johra”.

“Tú… ¿quién eres?”

“Ya sabes la respuesta”.

“Cierto, supongo que tú eres el principal culpable detrás de todo”.

“Bueno, supongo que tienes el derecho de referirte a mí así… A decir verdad has excedido mis expectativas superando todo lo que has enfrentado”.

“¡Hijo de perra!”

Intenté golpear con un gancho vicioso hacia la voz, pero eso no tenía sentido.

“Lo siento, estoy aquí y al mismo tiempo no lo estoy. Cuanto más fuerte te vuelves, más cerca estoy de desaparecer completamente. Ya no me queda mucho tiempo”.

“¿Qué? ¿Vas a irte y desaparecer, dejándome este desastre? ¡Devuélveme a Gwyn! ¡Gnoss! ¡Lilinor! ¡Todos los que son preciosos para mí!”

“Todavía el mismo codicioso, ¿realmente crees que puedes tenerlos a todos?”

“¿Por qué no? ¡No es como si estuviera pidiendo mucho!”

“Error, somos uno y la misma persona. Con el fin de avanzar en este Universo, habíamos prometido sacrificar a aquellos que son más valiosos para nosotros”.

“¡De ninguna manera! ¡Nunca lo hubiera hecho!”

“Realmente, ¿quieres ver el recuerdo?”

¡Aaaaah!

Repentinamente me inundaron miles de millones de años de memoria y todos cayeron sobre mí inmediatamente.

Una vez más experimenté las interminables reencarnaciones del universo, haciendo que todo tuviera sentido, un mundo brillante, pero vacío, mientras el miedo crecía dentro de mí. Experimenté los horrores del futuro yo así como el dolor de perder a aquellos que más quería.

Viví esa escena desgarradora, así como la decisión de regresar al pasado y manipular las fuerzas más poderosas del universo, todo eso para poder evitarlo.

Todo lo que había sucedido, yo había sido parte de ello. Mientras me sentí interviniendo en el universo, sentí el dolor de los demás grabado en mi corazón, pero también mi resolución siendo endurecida.

Vi el proceso por el cual se creó la Torre de Dios y cómo Gaia, Odín y Máquina ayudaron.

De hecho, él tenía el mismo acceso a la red Sephiroth que yo, ya que éramos la misma persona.

Lo había utilizado lo largo del tiempo para manipular eventos a través de los universos, lo que resultó en ese mismo momento.

“… Yo fui quien estaba detrás de todo”.

“Correcto, tú y yo somos iguales”.

“Sí, nosotros somos uno”.