L1S – Capítulo 147

0

“Entonces, ¿puedes seguir y dirigir el camino hacia la habitación secreta del Rey?”

‘Ah sí, inmediatamente’.

Hicimos nuestro camino a través de los túneles de la colina de termitas, mientras conversaba con Alpeon por telepatía hasta que llegamos a la habitación que ocultaba las raíces del Árbol del Mundo.

“Lena, abre una línea con Máquina”.

“Bien, pero para hacerlo primero necesitas tocarlas físicamente”.

Siguiendo sus instrucciones, me incliné y toqué las gruesas raíces.

“¡Ha sido un tiempo!”

“Lo ha sido en efecto”.

“Tu apariencia parece haber cambiado de nuevo”.

“¿Qué quieres decir con de nuevo?”

“No es la primera vez que nos encontramos y a menudo tienes diferentes cuerpos, pero algo se siente diferente. ¿Podría ser ese tu cuerpo original?”

“Eso no es importante, tengo algo que necesito que hagas”.

“Claro”.

“¿Puedes averiguar qué es diferente en esta línea de tiempo en comparación con la primera vez que la viví?”

“Quizás, algunos cambios menores, pero dado que sólo tengo conocimiento de segunda mano de lo que experimentaste, es difícil saber a la perfección”.

“Eso debería estar bien, por ahora por favor averigua el paradero de una duende llamada Gwyn”.

“Bien, te informaré tan pronto como encuentre algo”.

“Grandioso. Oh, ¿y cuántos Saboteadores del Vacío se encuentran actualmente aquí?“

“Alrededor de unos 2 mil millones”.

“Eso debería ser bastar y ¿adónde se dirigen?”

“Pasan a través de tres universos diferentes. El primero es el que los Elfos llamaron Elfheim. El segundo es uno llamado Evelysla y el último es de donde se originan mis raíces”.

“Ya veo, entonces ¿es posible para mi seguir estas raíces?”

“Sí, pero sería mejor tener desconfianza del universo llamado Evelysla porque está bajo el control de los Trons”.

“Oh, sería bueno conocerlos después de todo este tiempo. Máquina, ¿creaste Elfheim para resistir a los Trons?”

“Es correcto”.

“Entonces, ¿por qué más tarde expulsaste a los Elfos del lugar de su nacimiento?”

“No tuve más remedio que hacerlo para salvar sus vidas. Los Trons habían creado demasiados Saboteadores del Vacío que infestaron a Elfheim. Aunque logré controlar sus números, no pude eliminarlos completamente”.

“Entonces, ¿los Elfos ahora pueden volver a Elfheim?”

“Bueno, todavía quedan bastantes y después de todo este tiempo han evolucionado y se han vuelto bastante peligrosos, por lo que serían una gran amenaza para los elfos en este momento. Primero tendríamos que recortar más sus números”.

“Naturalmente, ahora ¿puedes decirme por qué los Asmodianos también fueron expulsados de Evelysla?”

Los Asmodianos que encuentras aquí en este mundo son aquellos que se rebelaron en contra de los Trons, ya que se negaron a ser utilizados como carne de cañón en su guerra interminable.

“Está bien, lo entiendo. Avísame cuando encuentres alguna noticia respecto a Gwyn”.

“Sí”.

Después de hablar con Máquina, le ordené a las termitas que cavaran debajo de nosotros.

Unas horas más tarde lograron abrirse paso hasta el piso con los Saboteadores del Vacío.

“¡Suficiente!”

Bañe mi cuerpo en el néctar dorado y luego salté por el agujero, cayendo en medio de un enjambre.

“¡Lena!”

“¡Estoy en ello!”

Un escudo Rohim apareció a mi alrededor, formando una zona segura en la que ellos no podían entrar.

¡Tchi Tchiii!

El sonido de sus garras tratando de abrirse paso a través del escudo resonó, pero no pudieron pasar y simplemente los ignoré.

“¿Por qué no son buenos muchachos y mueren apropiadamente?”

Creé una bomba de positrones y limite el poder para ser más adecuado con la situación. Entonces usé Excalibur para manipular el tiempo de alrededor y grité.

“Lena abre una brecha, ¡coman esto!”

¡Explosión!

[+10478 puntos de experiencia]

[+10478 * 2^10244 puntos de experiencia]

[La evolución ahora es posible]

“Entonces, la siguiente era el Demi Liche Dorado, ¿verdad? Espera, debería aprender de mi error y quizás debo detenerme aquí”.

La última vez que me convertí en Demi Liche, había perdido el control de mis emociones y le había hecho daño a quienes me rodeaban. Aunque ahora puedo enfrentar mejor la situación, no quería arriesgarme y seguí siendo un Archi Liche Dorado.

Sin embargo, lo más importante era el hecho de que había recuperado Investigar Magia. Aceleré el tiempo a mí alrededor al máximo y procedí a elevar su nivel hasta el máximo.

“Bien… finalmente tengo más opciones disponibles para mí.”

Yo configuré mi Creación de Magia para ser investigada y aceleré el flujo de tiempo en un factor de mil millones.

[Creación de Magia ha alcanzado el Max]

[Has aprendido Creación Espacio Tiempo Lv1]

“¿Qué? ¿Creación Espacio Tiempo?”

A medida que mi Creación de Magia se aceleraba a través de sus niveles, había ganado varias habilidades únicas y atractivas, pero lo que me había estado esperando al final estaba más allá de mis expectativas.

“Johra, esa habilidad parece ser la esencia de todas las Creaciones”.

“De hecho, ¿así no soy el Creador, el Todopoderoso en sí mismo?”

Caí en el silencio cuando entré en un pensamiento profundo.

Siempre tuve preguntas y lance la culpa a los demás cuando se trataba de quién ordenó la separación del Alfa y la Omega. Pero al final parecía que yo era el origen de sus poderes.

Sólo había dos opciones o yo era el principal culpable o era otro que luego transmitió su poder.

“Definitivamente no pude haber sido yo…”

Sacudí mi cabeza e ignoré la verdad. Después de todo había sólo un 50% de posibilidades.

Yo después volvi a la superficie y esperé la llegada de los enviados.

“Así que ahora es cuando vienen los tres enviados, ¿cierto?”

‘¿No han sido siempre sólo dos enviados?’

La respuesta telepática de Alpeon me tomó por sorpresa.

“¿Dos? Deberían ser los Elfos, Asmodianos y la Liga de la Reencarnación”.

‘¿Liga de la Reencarnación? Esta es la primera vez que escucho sobre ellos, mi Señor’.

“¡Eso no puede… entonces la Liga… Jaja!”

Me había topado con otra enorme diferencia en las líneas de tiempo. Rápidamente regrese a la clandestinidad y coloqué mi mano sobre las raíces, pidiéndole a Máquina que investigara algo sobre los Reencarnados.

‘¿Qué hay de Soleste?’

Regresando rápidamente a través de los túneles de la cueva, empujé las grandes puertas de la Cripta detrás de las cuales Soleste había quedado atrapado.

Huuung

Fui recibido sólo por el vacío. No estaba Soleste o sus esqueletos invocados a la vista. Era completamente diferente de lo que había sido mi primer recuerdo de ese lugar.

“Hmm, entonces esto también ha cambiado”.

Esa misma noche regrese para lidiar con las delegaciones de elfos y asmodianos, antes de sentarme en el lago en el que residía Nymesu.

“Entonces, si no hay ninguna Liga de la Reencarnación, Soleste puede no existir. Espera, ¿entonces Gnoss aún estará en ese lugar? Dado que la línea original de tiempo no se sigue, ¿dónde podría estar? ¿Qué hay de Valenor o incluso la Tierra?”

Las preguntas resonaron en mi mente y no pude evitar querer ver a Valenor.

“¡Creación de Materiales!”

Creé un disco metálico simple con un motor a reacción unido en la parte inferior.

El disco tenía un manubrio en la parte superior para que yo pudiera sostenerlo así que salté encima.

“¡Lena, muéstrame un mapa!”

“Bien”.

¡HuuWoong!

El disco despegó a una gran velocidad mientras me dirigía hacia las montañas Wetheros donde esperaba ver a Valenor.

“Finalmente aquí”.

Poco después llegué a la montaña en la que vivían los enanos y me apresure hacia la entrada.

“¿Quién eres y por qué has venido al gran reino bajo la montaña?”

Los guardias enanos empuñando lanzas me observaron cuidadosamente.

“Llévame a ver a Norman”.

“¿Qué? ¿Nuestro Rey? ¿Quién crees que eres tú, sucio no muerto?”

Resulta que fue más difícil explicar mi presencia allí sin tener a Gnoss conmigo.

“Oh bueno, no hay elección. ¡Lena coloca el escudo!”

“¡Bien!”

Decidí usar la fuerza bruta y simplemente irrumpí, claro que fui atacado por cientos de Enanos mientras me abrí camino a través de la montaña, pero simplemente los ignoré ya que no podían romper el escudo Rohim.

¡Creeaak!

Abrí las puertas del Salón Magma con lo que recordé en mis recuerdos, sólo para ser saludado por una sala de trono común sobre la que se sentaba el Rey Enano.

“¡Mierda!”

Di la vuelta inmediatamente sin dudar ni un segundo y regrese al Pozo para agarrarme de las Raíces del Árbol del Mundo.

“¡Máquina!”

“¿Sí?”

“Investiga cualquier cosa sobre sabios supremos y Gnoss. También busca a Valenor, Soleste y los Reencarnados”.

“Tengo algunas malas noticias”.

“Oh, ¿qué ocurre?”

“Repasé toda la información que tengo y no hay mención de una duende llamado Gwyn”.

“¿Qué?”

“Lo he vuelto a comprobar varias veces y ese nombre nunca aparece”.

Yo estaba enraizado en ese lugar, como si fuera golpeado por un rayo.

“¿Nunca existió?”

Estaba increíblemente sorprendido por las grandes diferencias en comparación con lo que había sido mi línea de tiempo.

‘¿Cómo se supone que debo reaccionar al descubrir que alguien que yo amo nunca ha existido?’

‘¿Es mi culpa y ahora ella nunca tuvo la oportunidad de existir? ¡No, no lo creeré, no puedo! ¡Absolutamente no!’

Grité para mí mismo con enojo mientras volaba a la cueva donde encontré a Gnoss por primera vez.