L1S – Capítulo 146

0

«¿Realmente necesito realizar cada acción al pie de la letra?»

«No, no necesitas replicar perfectamente todas tus acciones anteriores. Siempre y cuando no te pierdas ningún evento significativo debería estar bien».

«¿En verdad?»

«Sí, pero todavía no estoy seguro de si Metatrón puede interferir con el futuro. Supongo que sólo podemos descubrirlo en los próximos eventos y ver si coinciden con tus recuerdos».

«Hmm…»

¡Traqueteo!

Yo revolví los huesos de los esqueletos y elegí una daga y un escudo decentes.

Luego abrí mi estado.

Nombre: Johra

Género: N/A

Estado: Normal

Raza: Esqueleto / No muerto

Clase: Soldado

Rango: H-

Nivel: 1/5

HP: 5/5

MP: 1/1

Ataque: 1

Defensa: 1

Agilidad: 2

Inteligencia: 1

✧ Habilidades Únicas

[Resurrección Lv1] [Visión Nocturna Lv1] [Resistencia a las Caídas Lv1]

✧ (Ocultas) Modificaciones

[Creación de Magia Lv1] [Canción de Resurrección Lv1]

✧ (Ocultos) Títulos (Activo)

[Hechicero del Pozo] [Maestro del Salón Magma] [Guardián de la Corrupción]

✧ (Oculto) Creación Mágica

[Estado Oculto]] [Creación de Materiales Lv8]

«Tengo estadísticas bastante comunes».

Era similar a lo que recuerdo haber tenido cuando me desperté por primera vez como un esqueleto hace mucho tiempo, excepto que conservaba algunas habilidades únicas con los colores del arcoíris.

«Entonces, ¿cuál es el siguiente paso? con el fin de atrapar a las Ratas de Tumba, recogí algo de musgo, ¿cierto?»

Fui a recoger un montón de musgo y lo coloqué en una cueva sin salida.

«Bien, eso parece ser suficiente, Lena sella la salida con el escudo Rohim».

«Entendido».

Esperé a que las Ratas de Tumba llegaran a comer el musgo mientras yo pretendía posar como un esqueleto muerto.

¡Ruido sordo! ¡Ruido sordo! ¡Ruido sordo!

Después de atrapar a catorce, el Tirano de la Tumba hizo su aparición.

«Oh, qué nostálgico, ha pasado un tiempo, señor Tirano. Sólo espera un momento, ¿Lena?»

«¡Estoy en ello!»

Ella bajó el escudo por un breve momento permitiendo que el Tirano entrara, antes de volver a colocarlo y atraparlo en el interior.

«Bien, ahora que todos están juntos, ¿por qué no lidiar con todos a la vez?»

Les di a todos cortes superficiales, hasta que su HP casi había tocado fondo.

¡Yaahhh!

Hice un rápido trabajo con el Tirano y las catorce Ratas de Tumba y al mismo tiempo, dándome mucha experiencia.

‘¿Cuál fue mi próxima evolución, Esqueleto Hechicero?’

Abrí mi estado y seleccioné el Hechicero como mi siguiente evolución. Después procedí a tratar de recordar cuáles fueron mis próximos pasos.

Me dirigí hacia la guarida del Tirano y tome la daga imbuida mágicamente de la pila de tesoros, antes de arrastrarme por el agujero y pasar al siguiente escenario.

«Wow, ha pasado un tiempo. Me pregunto si Soleste todavía estará en ese lugar. Bueno, supongo que incluso si es así, no debería visitarlo con mi nivel actual”. Fui por todas las Catacumbas y llegué ante la habitación que había estado llena de tesoros.

«¿No fue aquí donde conocí a Gwyn?»

«Johra, siento que el punto de quiebre está cerca».

Después de escuchar a Lena, abrí la puerta y entré en la habitación.

Kiiiiiiiic

A pesar de buscar extensivamente en el botín, no pude encontrar signos del cristal en el que se suponía que Gwyn debía estar sellada.

«Bueno, esto definitivamente es un cambio en el futuro que yo había conocido. Bueno, supongo que no es gran cosa si Gwyn no está cerca… oh, espera, ¿no fue ella quien salvó a Ian? Si no fuera Gwyn, pude haberlos dejado morir a todos. Fue la compasión de Gwyn la que me impulsó a salvarlos».

Salí de la habitación equipado con mi daga mágica, escudo y una capa.

«Espero que Gwyn sea libre y que esté volando feliz ahora mismo».

Hice una pequeña oración por el bienestar de Gwyn mientras me sentaba en la habitación custodiada por las Gárgolas, esperando a que llegara el grupo de Ian.

«¿Debo salvar a todos los miembros del grupo en esta ocasión? No, quizás Ian y yo no tengamos la misma relación…»

Estaba luchando con la moralidad de todo eso cuando escuché una voz.

«Gillian ¿es verdad que hay montones de tesoros aquí?»

«Sí, cuando vine hace cuatro meses no fui capaz de explorar muy profundamente debido al número de esqueletos, pero estoy seguro de que hay un montón de tesoros».

«Mi subclase es Historiador y puedo garantizar que lo que Gillian dice es verdad».

“Suspiro… Pirata, yo ya me arrepentí de haber venido a estas viejas y malolientes Catacumbas, será mejor que tengas razón sobre ese tesoro porque si me has engañado, le diré a tu esposa que la engañaste con Lyllian el año pasado».

«¡Oh, no, por favor no, Azelin me matará!»

«Entonces, muéstrame rápidamente dónde está ese tesoro, ¿tienen alguna idea de cuánto cuesta contratar un sacerdote en estos días? No es una cantidad que algunas papas fritas como ustedes puedan pagar».

Después de escuchar su conversación nostálgica, me sentí un poco mal al saber qué destino les aguardaba.

Poco después las Gárgolas se despertaron y comenzó la batalla.

«¿Johra te gustaría teletransportarlos?»

«¿Es posible?»

«Sí, podemos moverlos a un campo creado por Máquina».

«Está bien, pero hazlo bien antes de que estén a punto de morir».

«Claro, pero por favor crea unos cadáveres ficticios para reemplazarlos”.

«¡Buena idea, Creación de Materiales!»

Afortunadamente todavía tenía algunas de mis habilidades más avanzadas, así que en el último segundo los teletransportamos con un círculo mágico creado por Lena y los reemplacé con cadáveres falsos para engañar a los miembros de su grupo.

En algún punto, sólo quedaban Ian y Melinda, junto con los cadáveres falsos ensangrentados de sus compañeros.

«Supongo que es mi turno ahora, ¿verdad?»

Me levanté y corrí hacia las Gárgolas.

Shoong

Kuuukuu Kuukuu

Apuñalé a las dos gárgolas en sus puntos vitales e inmediatamente se desmoronaron en pedazos de roca.

Tak Tak

Sacudí el polvo de mi capa mientras Ian y Melinda me miraban con sus ojos muy abiertos. Habían estado enfrentando la muerte momentos antes, pero repentinamente fueron salvados de la nada. Las dos mujeres cayeron inconscientes en el suelo, sorprendidas por el repentino giro de eventos.

«Hmm… Melinda, tuvimos una mala historia».

Puede que todo se haya originado por un malentendido, pero aun así no era fácil perdonar su traición.

«Está bien Lena, podemos dejar que Melinda se vaya».

«¿Oh?

En el pasado ya había pagado esa traición con su vida, por lo que podemos considerar la deuda resuelta”.

«Ya veo”.

Melinda fue enviada al campo establecido por Máquina, mientras yo atendía a la Ian inconsciente.

«¡Creación de Materiales!»

Después de abastecerla con más que suficiente comida y agua, dejé las catacumbas y me dirigí a la cueva.

«¿Es hora de enfrentarme al dragón?»

Después de esperar por un momento yo finalmente lo escuché pisoteando hacia mí.

«¿Lena, puedo no volver a matarlo? ¿El lugar de Máquina está separado?»

«Los enviados reciben un tipo de estado inconsciente”.

«Bien, entonces vamos a tomar también a ese tipo».

«¿No es un poco grande?»

¡Ruido sordo! ¡Ruido sordo! ¡Ruido sordo!

Tan pronto me puso en su vista aceleró hacia mí con avidez, intentando tenerme como un bocadillo.

«Supongo que es una conducta normal para un dragón».

Lo atrapé fácilmente con el escudo Rohim y lo envié a mi espacio separado, antes de proceder hacia su nido.

«Ah, parece que una vez más sólo queda un huevo».

Tomándolo conmigo caminé a través del largo túnel, tomándome medio día antes de que finalmente volviera al Pozo, encontrándolo exactamente como lo recordaba en mis memorias.

«¡Ah ~ mi Pozo perdido hace tanto tiempo!»

Las termitas se arrastraron hacia mí y después de una corta batalla de cuatro horas, una vez más recuperé mi título de Hechicero del Pozo.

‘No puedo creerlo. ¡Yo, perdiendo contra un no muerto tan débil!’

«Lo siento señor Rey, pero no puedo mantenerlo con vida si quiero recuperar la posesión de este lugar».

Matándolo una vez más recibí el estatus de Rey del Pozo.

«¡Alpeon!»

‘¿Me llamaste gran Señor?’

Alpeon respondió con su mensaje telepático que yo no había escuchado en bastante tiempo.

«¿Has estado bien?»

«Uh… ¿Sí?’

“¡Jajaja!”

Utilicé mi Canción de la Resurrección para traer de vuelta al Rey termita y lo alojé con Máquina.

Yo entonces nuevamente, procedí a hacer que Bianca y su Aracne doblaran su rodilla antes de continuar hacia el lago de Nymue.

«¡Señor!»

«Hola Nymue».

«¿Me conoces?»

«Es correcto».

«Tienes tan buen intelecto, aquí toma esta espada».

«Muchas gracias».

Una vez más sostuve Excalibur en mi mano. Era la espada que yo había creado la última vez como un dios y quizás uno de los artefactos más fuertes que existían.

«Hu hu… finalmente te recupere”.

Solté los limitadores que yo había colocado anteriormente, usando nada más que mis huesudos dedos esqueléticos.

Booooong

El potencial total de Excalibur fue desatado.

[Indestructible Max] [Control del Espacio Tiempo Max] [Devolver Max] [Destrucción Extrema Max]

En retrospectiva, era una locura de Abaddon el poner esas habilidades en la espada.

Cuando trabajamos juntos para construir al Padre del Cielo, él ayudó a encantar Excalibur. Originalmente había sido una espada increíble, pero después de combinarse con los poderes de Abaddon había crecido más allá de lo imaginable.

«Espera, ¿cómo pudiste liberar el potencial de la espada? ¡Se dice que ni siquiera los dioses pudieron hacerlo!»

Preguntó Nymue, incapaz de creer lo que había sucedido ante ella.

«Bueno… es porque yo fui quien la hizo».