L1S – Capítulo 144

0

«Tú eres esa basura dejada del nacimiento de los universos».

«¿Basura? Bueno, eso es un poco duro, ¿no?»

«Abbadon una vez mencionó que hubo un cierto error imprevisto que impidió su regreso perfecto».

Quise refutar inmediatamente sus palabras, pero decidí primero reflexionar silenciosamente.

‘Creo que es una buena oportunidad para aprender más sobre lo que Abbadon ha dicho sobre mí’.

«¿Un error?»

«Sí, un error imprevisto que fue el fracaso del Todopoderoso, pero mirando hacia atrás, diría que no fue tanto un error sino más como una basura. Todo salió mal después de tu llegada, Abbadon perdió su propósito y Omega se corrompió».

«¿Basura? ¿Corrompió?»

«Debido a ti, he perdido a Abbadon a quien adoro y ya no tengo los deberes apropiados por realizar».

«Te estás refiriendo a la libertad que tienes para perseguir cualquier cosa que quisieras, ¿es algo malo? Si crees que eso es corrupción, no estoy seguro de poder seguir tu lógica».

«¡Abbadon era un ser puro, el defensor máximo de la pureza en este universo, pero tú eres quien la corrompió, eres basura!»

«Ya veo… pero aun así, ¿no es un poco excesivo llamarme basura?»

«No, eso es exactamente lo que tú eres. Algunos desechos que se han acumulado cerca de mi Abbadon puro y la corrompieron».

«¿Qué pureza, Metatrón? Lo que tú llamas pureza es simplemente el reciclaje sin fin del universo. ¿Acaso esa repetición eterna tiene un significado real?»

«¡Representa la promesa el regreso a sus orígenes, lo que es puro y tú, Dios Antiguo, lo arruinaste todo! ¡Removiendo Omega de Abbadon y dividiendo a Sha y L, eres el enemigo de todos los seres vivos!»

Metatrón me gritó, sus ojos ardían con odio. Mantuve su mirada mientras contemplaba las palabras que él acababa de decir.

«No sé si eso fue hecho por mi futuro yo, pero nunca he tomado semejantes acciones. Mi trabajo ahora es simplemente restaurar la armonía en los universos que actualmente parecen estar rotos. Sólo mire a la pantalla y di un vistazo a mi trabajo incansable para restaurar la armonía».

«No hables tonterías Antiguo, tu propia existencia ha privado al universo de su renacimiento. El tiempo ahora se ha convertido en un enemigo de todos los vivos».

«Eso es sólo un montón de conjeturas de tu parte. En realidad, no necesito explicarte, pero supongo que tengo algo de tiempo libre».

«Me gustaría ver como inventas una excusa para este crimen universal que has cometido. Señalaré tus propios errores y te forzare a ver los errores en tus acciones».

«Hey, esto es sólo tu opinión, nunca he perturbado personalmente la armonía en el universo. Simplemente soy una víctima del destino que ha sido llevada por este camino».

«Ahí es donde te equivocas, Antiguo. Destruiste la unidad del universo cuando separaste el Omega de Abbadon y separaste a Sha y L.

«¡Hey… eso no es cosa mía! ¡Es mi futuro yo!»

«Ahí es donde estás equivocado, el presente y el futuro son uno y el mismo. Él que regresó al pasado, a los orígenes del universo y el que rompió la armonía de este universo son la misma persona».

«No, eso no es verdad. No soy mi futuro yo, ¿me creerías si te dijera que en el futuro no haré las mismas acciones?»

«Eso no es posible, estás destinado a seguir el mismo camino porque el futuro ya está escrito en piedra».

«¿Qué?»

«A menos que el universo en sí mismo experimente una reducción y entre en un nuevo ciclo, tu futuro no cambiará».

«Hey… ¿estás diciendo que mi yo futuro volverá una vez más al pasado?»

«Correcto, a menos que la armonía en el universo sea perfectamente restaurada, entonces el futuro no se puede cambiar, al igual que una flecha que ha sido disparada no se puede recuperar. Tal como es, estás en un boleto de ida para reflejar tus acciones futuras y convertirte en el Dios de la Destrucción que ha traído y terminado los universos».

«¿Qué?»

Estaba confundido y algo avergonzado por las afirmaciones de Metatrón. Durante mucho tiempo había sido cargado por las acciones de mi ser futuro, pero lo racionalicé eso diciéndome a mí mismo que era otra persona. Ahora, aprendí que somos uno y lo mismo y que no hay nada que pueda hacer al respecto.

«No puedo confiar en ti, Antiguo. Yo he heredado mis habilidades de Espacio Tiempo de Abbadon, por lo que sé hacia dónde se dirige el universo».

«Entonces, ¿es verdadera tu afirmación de que no puedo cambiar el futuro?»

«Sí, independientemente de tus acciones, el futuro ya ha sido decidido».

«¿Y si no es el caso?»

«Te prometo que sí lo es. Si me equivoco, escucharé cualquiera de tus órdenes».

«¿En serio?»

«Antiguo, ya has hecho esa promesa con Sha, ¿no lo recuerdas?»

«¿Qué?»

«Has encerrado esos recuerdos y experiencias, pero debido a mi estrecha relación con Sha, soy consciente de la promesa entre ustedes dos. Sha es la Luz y yo la Oscuridad, los lados de una misma moneda».

«¿No has notado que L es la imagen al espejo de Orthotron?»

«Sí».

«Entonces la promesa era sobre eso…»

«¿Estás dispuesto a ir en contra de tu promesa y luchar contra tu destino liberándome?»

Después de un momento de silencio y reflexión, le respondí.

«Bien, elegiré creer en ti, pero tengo una condición».

«¿Cuál es?»

«Tengo un cierto futuro que conozco y al que quiero regresar, será su trabajo asegurarte de que se lleve a cabo. Asegúrate que ocurra un futuro mientras yo tratare de cambiarlo, ¿trato?»

Metatrón me miró con sus ojos muy abiertos de sorpresa, antes de contestar.

«Creo que tenemos un acuerdo».

«Muy bien».

De esa manera, el destino del universo ahora estaba en su segundo acto.