L1S – Capítulo 138

0

«No sabíamos que ya habías llegado».

«Qué… eso ni siquiera es una buena mentira. Tu subordinado Killion estaba esperando para recibirme, ¿cómo pudiste no haberlo sabido?»

Sha sacudió su cabeza.

«¿Killion realmente se encontró contigo? Qué extraño, aún no era hora para que tú llegaras».

«¿Qué quieres decir?»

«Has llegado 1,000 años antes de lo que se había predicho».

Sha luego habló con L en su manera única que no producía ningún sonido.

«Oh, entonces eso es lo que sucedió».

«¿A qué te refieres?»

«Killion debió haber estado esperando allí miles de años antes».

«Entonces llegué antes de lo esperado, ¿por qué fue eso?»

«No esperaba que el flujo de tiempo hubiera cambiado debido a tu influencia. Abaddon también ha sido influenciada por tal cambio, por lo que ella pierde su memoria de vez en cuando».

«Ah, entonces la alineación del flujo temporal está terminada… ¿esta civilización también sufrirá por mi presencia?»

«Sí. Pusiste todo tu conocimiento en el Padre del Cielo, pero después de 6.6 mil millones de años, mucho ha cambiado desde tu realidad y el presente. Además, ¿puedo liberar eso?»

«¿No resistirá Abaddon?»

«Está bien. Las memorias de Abaddon fueron selladas hace mucho tiempo. Ahora sólo se conoce a sí misma como Norn».

«¡Quienes son ustedes y qué hacen en mi casa!»

L liberó a Norn de la prisión de Redención y ahora ella estaba temblando en la esquina de su sala.

«Por cierto, ¿cómo descubriste la ubicación de Norn? Sha y yo nos sorprendimos ya que incluso Metatrón no ha encontrado ni una pista sobre el paradero de Abaddon».

«Bueno, tengo mi propio método secreto. ¿Ustedes han estado protegiendo la identidad de Norn todo este tiempo?»

«Naturalmente, si Abaddon fuera resucitada entonces sería bastante problemático para nosotros. Aun así, no creo que podamos evadir el alcance de Metatrón por siempre».

Simplemente mirando a Norn, comprendí completamente la situación actual.

El Padre del Cielo era el recipiente de los poderes de Abaddon, por lo que sí se encontrará con Norn, entonces sería muy probable que resucitara. De forma similar, si Metatrón encontrará el paradero de Norn, haría todo lo posible para asegurar su resurrección. Por esa razón, Sha y L tenían que esconder a Norn de Metatrón.

«Johra, ¿cuáles son tus planes ahora? Oh, ¿es eso un bistec? Se ve delicioso».

«Uh… come, los preparé para ustedes».

«¡Oh, es un bistec cocinado por el dios más fuerte de todos los universos! Independientemente del sabor, ¡es único!»

L corrió hacia la mesa de comer y partió la carne. Sha sin embargo se sentó suavemente en la mesa y con el tenedor y cuchillo comió su bistec siguiendo la etiqueta adecuada.

Mientras miraba a los dos disfrutar de la comida, Norn se mantuvo cautelosa y abrazando una almohada en el sofá, sin embargo, tenía que decir que al ver nuestras extrañas acciones, su miedo había disminuido hasta cierta medida.

«Norn, ¿por qué no vienes a comer también?»

«¿Crees que comería comida servida por un ladrón extraño?»

«Norn no hables de cosas que no puedes entender. Será mejor que vengas a comer este bistec, estas oportunidades no vienen muy a menudo.»

L reprendió a Norn mientras la salsa de la carne goteaba por la comisura de su boca. Sin embargo, Norn simplemente sacudió su cabeza.

«¿Por qué estás aquí? Si no es por dinero, ¿hay alguna clase de resentimiento entre nosotros? Si ese es el caso, sólo puedo disculparme ya que no puedo recordar nada».

«No es rencor».

Norn respondió frunciendo su ceño, «entonces ¿por qué me encarcelaste en esa construcción aterradora?»

«¿No fue eso porque escapaste de mí?»

«¡Es normal escapar cuando un extraño te persigue!»

La voz de Norn se hizo más fuerte.

«Pero fuiste tú quien me tiró en el piso».

«Es… ¡eso fue sólo instinto puro! Si fui grosera, me disculparé, pero fuiste tú quien me tomó de la manga de la nada, así que creo que eres él que está equivocado».

«Johra, ¿realmente la sujetaste de la manga?»

L preguntó con un rostro travieso. Ellos por supuesto, ya sabían todo sobre la situación ya que habían estado vigilándola y sólo intentaban hacerme perder cara.

«Cállate, estaba pensando en cómo entablar una conversación con ella y eso me pareció la opción más fácil».

«¡Es realmente vergonzoso agarrar repentinamente la manga de una mujer en un callejón oscuro!»

«Cierto, creo que deberías disculparte, Johra».

«Oh, L eres tan parlanchín este día que recuerdo que tenías cierta deuda conmigo…»

«Ah, jaja… ¿La tengo? De cualquier manera, supongo que me voy a comer bistec de Norn, ya que no parece quererlo».

Mientras ponía a L nuevamente en su lugar, Sha continuó comiendo pacíficamente.

«De todos modos, señorita Norn vine aquí para hablar contigo».

Le dije cortésmente, pero ella permaneció reservada. Por supuesto, era comprensible ya que yo era alguien que estaba esperándola con una emboscada en su casa.

«¿Qué negocio tienes conmigo? Y después de que hayamos terminado de hablar, ¿me dejarás en paz?

«Dejar… estamos bastante cerca después de todo».

«Johra, Sha es capaz de restaurar su memoria por un corto período de tiempo, ¿crees que eso será útil?»

Sha hizo una pausa en su comida y asintió.

«Bien, cuando termines de comer tendré que pedirte ese favor».

Sha asintió y luego volvió a comer su bistec.

«¿Podre recordar los recuerdos que he perdido?»

«Bueno, perdiste muchos recuerdos, pero al menos Sha puede ayudarte a que comprendas mejor la situación».

«¿En verdad?»

«Sin embargo, sólo será temporal».

«Es suficiente, quiero saber sobre mi pasado y por qué mi memoria sigue siendo reseteada”.

Podía sentir el dolor en los ojos de Norn, quizás guardaría rencor después de conocer toda la historia.

‘¿Qué pasaría si supieras que tu situación actual es algo que tú elegiste? Vivir una vida de recuerdos perdidos a través del paso de 6. 6 mil millones de años… Todavía estarías bien con eso, ¿me lo pregunto?’

Poco después Sha terminó su comida y limpió su boca. Después de eso caminó hacia Norn.

«No vas a hacer algo extraño como abrir mi cabeza, ¿cierto?»

Ella preguntó con una expresión nerviosa.

Sin responder, Sha simplemente extendió su brazo y coloco su mano sobre la frente de Norn.

«Aaaah! ¡Me duele! ¡Maldición! ¿Por qué soy así? ¿De verdad he estado viviendo semejantes vidas tan patéticas? ¡Johra, qué he hecho para merecer este trato!»

La ardiente personalidad de Abaddon había despertado y gritaba con indignación después de enterarse de todo el sufrimiento que había soportado a lo largo de los años.

«Estás bien Abaddon, sólo tranquilízate».

«¡Tranquilízate mi trasero! ¡Maldición!»